Saltar al contenido

Oración a Santa Zdislava

Oración a Santa Zdislava
5 (100%) 2 vote[s]

Zdislava o Zedislava de Lemberk es una santa católica nacida en el año de 1220 en el castillo de Krianov de Moravia, una localidad que se situaba en la región de oriente del territorio que hoy en día es parte de la República Checa.

santa-zdislava

Zdislava era hija del señor del castillo, Pribyslav, y de una mujer llamada Sibila, ambos padres profesaban gran devoción cristiana, que inculcaron en ella valores de sensibilidad, humanidad, ayuda al prójimo y  fe.

Con tan solo 20 años de edad, Zedislava se casó con Havel o Galo de Lemberk (año 1240), y de dicha unión nacieron cuatro hijos. Así, su familia tenía una posición política importante en el reino de Bohemia que contaba con la confianza del rey Wenceslao I.

Santa Zedislava se caracterizó por ser una madre fiel, una esposa amorosa y una creyente practicante de la palabra de Cristo, lo cual quedaba demostrado en su servicio a los más necesitados. Esta santa apoyó la fundación de dos conventos dominicos  en Jalonné y Trunov. Trabajó atendiendo a los enfermos en los hospitales de caridad, pues defendía la entrega a otros como la clave para seguir la palabra de Jesús.

Visitó muchos hospitales y casas de refugio, sirviendo como enfermera, atendiendo y curando heridas con sus propias manos.

También fue parte de los grupos laicales que se acogían bajo la Orden de los Dominicos, antes de la Regla de la Tercera Orden, donde se incluía a las familias que asistían a los cultos y vivían en la espiritualidad y en el cristianismo.

Falleció en el año 1252 con apenas 32 años de edad.  Sus restos descansan en la iglesia dominicana de San Lorenzo de Jablonné.

Por esta obra que ejerció en vida, se recuerda a Santa Zedislava como la protectora de los necesitados, a quienes ha concedido favores y milagros. Su beatificación llegó finalmente el 28 de agosto de 1907 por el papa Pío X, siendo canonizada por Juan Pablo II el 21 de mayo del año 1995.

Oración a Santa Zdislava por la familia

Oh Dios, que enseñaste a la beata Zedíslava el camino de la perfección en el servicio de la vida conyugal y en las obras de caridad, concédenos, por su bendita intercesión que las familias se renueven constantemente en su Fe y den testimonio de virtudes cristianas.

Por nuestro Señor Jesucristo, tu Hijo, que vive y reina contigo en la unidad del Espíritu Santo y es Dios por los siglos de los siglos.

Amén