Saltar al contenido

Oración a San Odilón de Cluny

San-Odilon-de-Cluny

San Odilón de Cluny nació en el año 962 en la ciudad de Auvergne, una región montañosa de la Francia central. Se formó en el seno de una familia noble, de creencias católicas que lo llevaron a ingresar en los estudios del seminario de Saint- Julien de Brioude (Alto Loira),  en el año 991. Antes de que hubiese completado su primer año de formación, el abad Mayeul lo designó como coajutor, recibiendo la ordenación de este abad en el año 994, así San Odilón pasó a ser miembro de la comunidad de la abadía de Cluny. Ese mismo año falleció el abad Mayeul, y San Odilón asumió su cargo hasta su muerte en 1049.

El trabajo religioso de San Odilon se distingue por su talento para la organización y administración, así como por su lucha por la caridad  y su expresión  amable para con todos quienes recurrían a él.  Su vida se fundamentaba en la oración y penitencia, hay quienes afirman que era severamente estricto consigo mismo. Defendía con fuerte convicción la Sagrada Liturgia y el espíritu monástico. También se dedicó a promover la instrucción en los monasterios, y solicito al monje Radolphus Glaber para escribir relatos de la historia de su tiempo.

Como administrador incorporó numerosas reformas y construcciones a la estructura del monasterio, el número de abadías se incrementaron bajo la dirección de San Odilón, así como se instauraron algunas reformas en las costumbres y supervisión  de la orden Cluny, para mejoría de la organización de los demás monasterios subordinados.

San Odilón de Cluny también es conocido por declarar la conmemoración de los fieles difuntos al día siguiente de la solemnidad de los Santos, lo cual estableció en todos los monasterios. Durante esta práctica, el propósito era ofrecer limosnas, hacer penitencia, oración y sacrificio para salvación de las almas del purgatorio. A partir de entonces la conmemoración se extendió a las comunidades.

Falleció el 1 ero de enero del año 1049, con 87 años de edad, luego de cincuenta y seis años de servicio como abad.

Oración a San Odilón de Cluny

San Odilón, tu delicadeza caritativa se debió a tu oración y penitencia constante. Estableciendo el Día de los Fieles Difuntos en Cluny y sus monasterios, con el corazón lleno de amor contestaste el llamado de Dios para limpiar las Benditas y adoradas Almas del Purgatorio.

Arcángel de monjes, reza con Nuestra Bendita Madre a nuestro señor Jesucristo para que se apiade de las Almas Benditas y todos los que murieron en pecado.

Amén.