Saltar al contenido

Oración a San Uriel Arcángel

Oración a San Uriel Arcángel
Califique estas oraciones

San Uriel es uno de los siete arcángeles de Dios, el cual se ha identificado como el Ángel de la Presencia del Señor, ya que es uno de los siete ángeles superiores que puede estar frente al trono de Dios, y su nombre aparece en el evangelio de San Juan.

En el sentido literal, su nombre Uriel, significa “el fuego de Dios”, por lo que este arcángel simboliza la fuerza omnipotente del Dios que da la vida. La llama del fuego es representación de la función del arcángel Uriel en la tierra, la cual es despertar la consciencia de las personas con la llama de la palabra verdadera de Dios.

Su figura puede ser ilustrada con un libro o un pergamino, como símbolo de su función de registrar los actos, pensamientos y sentimientos de las personas durante su paso por la vida. Sus vestimentas son de colores naranja, dorado y rojo, que se relacionan con el fuego, la derrota del mal y la iluminación.

Para los antiguos cristianos, el arcángel Uriel era objeto de veneración, sin embargo, el Papa Zacarías en el Concilio de Roma en el año 745 prohibió el nombre de este arcángel, su culto y mandó a destruir sus imágenes. Hoy en día, para la Iglesia Ortodoxa de Oriente el arcángel Uriel es venerado y reconocido junto con los otros arcángeles, misma costumbre adoptó la Iglesia Anglicana.

A Uriel arcángel se le tiene como el patrono de la sabiduría y como el protector de los maestros, los sacerdotes, los filósofos, y todos los personajes que buscan la sabiduría del espíritu. Con el fuego de su llama San Uriel esparce por todo el mundo la verdad y la sabiduría. Este ángel es el defensor del sentido del espíritu, que resguarda que los humanos sigan un camino recto y claro para alcanzar la gloria de Dios.