Saltar al contenido

Ángel de la Guarda

angel de la guarda

El Ángel de la Guarda es una figura especial de la devoción cristiana católica que manifiesta una creencia de que todas las personas tenemos un ángel protector designado por Dios, que camina con nosotros a nuestro lado, cuidándonos y protegiéndonos.

Ángel de la Guarda

El estudio de los ángeles de la guarda nos invita a tener un trato más cercano con ellos, de modo que se fortalezcan las relaciones de confianza y amor, y podamos acudir a su presencia en busca de ayuda.

Del mismo modo, al ángel de la guarda se le conoce como el ángel custodio y protector, cada alma tiene uno, cuya tarea es ser la compañía de cada uno a lo largo de la vida y en la muerte. El ángel de la guarda representa una presencia de amor, que cuida, guía y conforta a las personas en sus caminos, acompañando al ser humano en todo momento.

La creencia en la figura del ángel de la guarda data desde tiempo antes de que comenzará su proclamación en las religiones cristianas. Civilizaciones como la griega, los asirios, los babilonios, apostaban por la existencia de unos espíritus guardianes que acompañaban al hombre y eran representados con monumentos y figuras que se asemejaban a los ángeles que hoy en día se han representado.

Las Sagradas Escrituras representan a los ángeles como espíritus puros que adoran a Dios y siguen sus órdenes. En el Nuevo testamento, numerosos pasajes hablan de lo que podrían ser los ángeles de la guarda y su función en el resguardo de las personas, por ejemplo, en un pasaje narrado en Hechos 12, 15, se describe como San Pedro es liberado de la prisión por un ángel.

Angel-de-la-guarda

De modo que la creencia en esta devoción es una idea que defienden los cristianos en la que se plantea que Dios asigna a cada persona un ángel de la guarda para que sea nuestra guía y protección en el camino.

Más del Ángel de la Guarda