Saltar al contenido

Oración a San Rafael Arcángel

San Rafael Arcángel es uno de los tres arcángeles que se mencionan en la Biblia  y uno de los 7 del grupo total de arcángeles. El pasaje que describe este relato se puede encontrar en el libro del antiguo testamento, Tobías, en el cual relata como Dios pone a prueba la fe de un hombre llamado Tobías a quien le había quitado su vista.

Oraciones al Arcángel Rafael

San Rafael Arcángel

La historia cuenta que Dios envía al arcángel Rafael para ayudar a Tobías y a una joven israelita llamada Sara que era atosigada por un demonio que mataba a sus esposos antes que se unieran a ella, habiéndose casado siete veces la joven había enviudado la misma cantidad de veces por causa del demonio.

Tobías por su parte, había encomendado a su hijo único también de nombre Tobías, que fuese a buscar a un pariente en Raguel que le guardaba desde hace años unas monedas de plata, y le encomendó que no fuese solo, que buscara a un israelita para que lo acompañase. Tobías hijo fue en busca de un compañero y se encontró con el arcángel Rafael quien se hizo pasar por un israelita y lo acompaño en su viaje.

Estando ya en su travesía, Tobías el Hijo casó un pescado, el cual por consejo de San Rafael guardo la hiel, el hígado y el corazón, los cuales más tarde le servirían como remedio y defensa.

San Rafael aconsejó también al joven de que desposase a la joven llamada Sara  que era su pariente lejana, y le dijo que para librarse del demonio que la visitaba, quemara en el incienso el hígado y el corazón del pescado, con esto el demonio huyo, y Tobías pudo unirse a Sara como esposos.

Rafael también recuperó la fortuna que Tobías padre había dejado con un pariente en Raguel, y acompaño de regreso a Sara y a Tobías hijo a la casa de su padre.

Estando de vuelta, en casa de Tobías anciano, con la hiel del pescado prepararon un remedio por el cual la vista le fue devuelta al Tobías, y cuando decidieron llamar a Rafael para pagarle, el arcángel se reveló ante ellos, respondiéndole que él era uno de los siete arcángeles que asisten al Señor.

Su nombre significa “Dios sana”, y por esto San Rafael es considerado como el patrón de los enfermos a quienes brinda la energía de sanación que viene del mismo Dios.

Además también se le considera el santo protector de los noviazgos. Es uno de los arcángeles que más cerca está de Dios.

En la religión Yoruba, San Rafael Arcángel es relacionado con oggun, quien es el orisha que simboliza la fuerza, el  trabajo y la fortaleza.

Pedir la intercesión de San Rafael

La energía de San Rafael Arcángel es la de la purificación. Es el enviado de Dios, motivado por la compasión y la piedad hacia el hombre, acude en auxilio de los que tienen una enfermedad física o del cuerpo, de la mente, del espíritu o de las emociones. Las peticiones dirigidas a este santo van dirigidas a pedir cualquier tipo de sanación, así como a proteger contra las adicciones, ya sean peticiones personales o encargadas para el socorro de un amigo o ser querido.

San Rafael concede la sanación del alama y del cuerpo. Se le puede pedir su intercesión para que sea el guía espiritual de las decisiones reformadoras de la vida del hombre, con el propósito de hacer a un lado los aspectos negativos acumulados hasta entonces, y empezar una nueva etapa de la vida, libres de las ataduras del pasado, siguiendo el camino de la luz, hacia la esperanza de la promesa de Dios.

San Rafael puede ser invocado para auxilio propio en cuanto a inspiración, conocimientos, soporte y voluntad; del mismo modo, se puede rezar a este arcángel para pedir por otros, sin que la petición interfiera con las libres decisiones de la persona.

La presencia de San Rafael y su ayuda, renueva las fuerzas y reconforta a los fieles en el camino. Se pueden practicar rituales y oraciones para meditar con este ángel, el día escogido es el jueves, se utilizan colores o luces verdes, y elementos decorativos como las plantas.

San Rafael también es el protector de los animales domésticos y salvajes, y de las plantas por estar relacionado con la energía viva de la tierra. La meditación con este arcángel te ayuda a sincronizar mente, cuerpo y restablecer la salud en todas sus dimensiones, así como a conectarte con la naturaleza.

Atributos de San Rafael

Como su nombre Rafael significa (cura de Dios), el principal atributo con el cual se identifica este arcángel es la sanación. San Rafael es el ángel enviado por Dios para prestar ayuda al hombre, manteniendo en equilibrio su cuerpo físico, sus emociones y su espíritu.

En sus representaciones, San Rafael es colocado con un peregrino, recordando su historia bíblica con Tobías, en donde reveló su papel como protector y sanador de enfermedades del cuerpo y del alma.

También se le dibuja con un cayado, el cual es un instrumento que hace referencia a la voluntad divina y a la fuerza de apoyo que se necesita para transitar por los caminos de la vida y sus lecciones; en dichos caminos, San Rafael es el guía protector contra las influencias malignas y peligrosas.

Al Arcángel Rafael se le asocia con el color verde, muchas veces lleva una túnica de este color que simboliza a la naturaleza y es también la energía de la esperanza, la reparación y la regeneración, su papel es el de un ángel sanador para el hombre así como para la tierra. Está relacionado con la ecología y la protección del medio ambiente.

En sus imágenes se observa a San Rafael con un pez en la mano, esto debido a su historia junto a Tobías. Al mismo tiempo, el pez representa la vida y la recuperación del espíritu.

El arcángel Rafael es el patrón de los enfermos, de los médicos y de los hospitales. Su energía puede sanar al cuerpo físico de cualquier enfermedad, así como prepararlo para recibir y cultivar el espíritu al que debe darse mayor valor y atención. Los enfermeros, los ciegos, los viajeros, también tienen a este arcángel como su santo protector.

En un aspecto más espiritual, San Rafael guía a los enfermos en el camino de la transición de su espíritu al pasar por la sanación y purificarse para una nueva etapa de su vida. La fiesta de San Rafael se celebra el 24 de octubre.