Saltar al contenido

Oración a San Rafael Arcángel

Oración a San Rafael Arcángel
5 (100%) 7 vote[s]

San Rafael Arcángel es uno de los tres arcángeles que se mencionan en la Biblia  y uno de los 7 del grupo total de arcángeles. El pasaje que describe este relato se puede encontrar en el libro del antiguo testamento, Tobías, en el cual relata como Dios pone a prueba la fe de un hombre llamado Tobías a quien le había quitado su vista.

san-rafael-arcangel

La historia cuenta que Dios envía al arcángel Rafael para ayudar a Tobías y a una joven israelita llamada Sara que era atosigada por un demonio que mataba a sus esposos antes que se unieran a ella, habiéndose casado siete veces la joven había enviudado la misma cantidad de veces por causa del demonio.

Tobías por su parte, había encomendado a su hijo único también de nombre Tobías, que fuese a buscar a un pariente en Raguel que le guardaba desde hace años unas monedas de plata, y le encomendó que no fuese solo, que buscara a un israelita para que lo acompañase. Tobías hijo fue en busca de un compañero y se encontró con el arcángel Rafael quien se hizo pasar por un israelita y lo acompaño en su viaje.

Estando ya en su travesía, Tobías el Hijo casó un pescado, el cual por consejo de San Rafael guardo la hiel, el hígado y el corazón, los cuales más tarde le servirían como remedio y defensa.

San Rafael aconsejó también al joven de que desposase a la joven llamada Sara  que era su pariente lejana, y le dijo que para librarse del demonio que la visitaba, quemara en el incienso el hígado y el corazón del pescado, con esto el demonio huyo, y Tobías pudo unirse a Sara como esposos.

Rafael también recuperó la fortuna que Tobías padre había dejado con un pariente en Raguel, y acompaño de regreso a Sara y a Tobías hijo a la casa de su padre.

Estando de vuelta, en casa de Tobías anciano, con la hiel del pescado prepararon un remedio por el cual la vista le fue devuelta al Tobías, y cuando decidieron llamar a Rafael para pagarle, el arcángel se reveló ante ellos, respondiéndole que él era uno de los siete arcángeles que asisten al Señor.

Su nombre significa “Dios sana”, y por esto San Rafael es considerado como el patrón de los enfermos a quienes brinda la energía de sanación que viene del mismo Dios.

Además también se le considera el santo protector de los noviazgos. Es uno de los arcángeles que más cerca está de Dios.

En la religión Yoruba, San Rafael Arcángel es relacionado con oggun, quien es el orisha que simboliza la fuerza, el  trabajo y la fortaleza.

Oración a San Rafael Arcángel para pedir curación de una enfermedad y buena salud

Físicamente, ayúdame a cuidar bien de mi cuerpo guiándome a comer una dieta saludable, beber mucha agua, hacer ejercicio regularmente, dormir lo suficiente y manejar bien el estrés. Ayúdame a recuperarme de las enfermedades y lesiones de mi cuerpo, tan plenamente como pueda, de acuerdo con la voluntad de Dios.

Mentalmente, dame la claridad que necesito para evaluar mis pensamientos y sentimientos a la luz de la perspectiva de Dios para poder discernir qué es realmente verdadero acerca de mí mismo, de otras personas y de Dios. Ayúdame a enfocar mi mente en pensamientos positivos y saludables en lugar de pensamientos negativos y no saludables.

Cambie mis patrones de pensamiento para no quedar atrapado en ningún tipo de adicción, pero puede hacer que mi relación con Dios sea mi más alta prioridad y centrar a todos y todo lo demás en eso. Enséñame a concentrarme bien en lo que más importa, en lugar de distraerme con lo que no es realmente importante en la vida.

Oración a San Rafael Arcángel

Emocionalmente, entregue la sanidad de Dios por mi dolor para que pueda encontrar la paz. Insten a que confiese a Dios los sentimientos difíciles con los que lucho, como la ira, la ansiedad, la amargura, la envidia, la inseguridad, la soledad y la lujuria, para poder acceder a la ayuda de Dios y responder a esos sentimientos de manera saludable.

Conóceme cuando estoy lidiando con el dolor que ha resultado que otras personas me lastimen, dolor que ha llegado a mi vida a través de la pérdida o cuando estoy lidiando con una enfermedad que atormenta mis emociones ayudame mediante esta  Oración a San Rafael Arcángel para pedir curación por favor.

Espiritualmente, inspírame a desarrollar hábitos saludables que fortalezcan mi fe en Dios, como leer los textos sagrados de mi religión, orar, meditar, participar en servicios de adoración y servir a las personas necesitadas a medida que Dios me impulsa a hacerlo.

Oración a San Rafael Arcángel para sanación

Ayúdame a deshacerme de hábitos impuros en mi vida para no abrir portales espirituales para que el mal pase y dañe mi salud o la salud de otras personas.

Enséñame lo que debo hacer para crecer en pureza y llegar a ser más como la persona que Dios quiere que yo sea. Gracias por su atención curativa Rafael.

Amén.

Oración a San Rafael Arcángel para pedir una sanación puntual

Oh bondadoso y guía espiritual San Rafael Arcángel, yo te invoco como el patrón de aquellos que están afligidos por la enfermedad o dolencia corporal.

Tú hiciste preparar el remedio que sanó la ceguera del anciano Tobías, y tu nombre significa “El Señor sana”.

Me dirijo a ti, implorando tu auxilio divino en mi necesidad actual (Hacer aquí la petición).

Si es la voluntad de Dios, dígnate a sanar mi enfermedad, o al menos, concédeme la gracia y la fuerza que necesito para poder soportarla con paciencia, ofreciéndola por el perdón de mis pecados y por la salvación de mi alma.

Enséñame a unir mis sufrimientos con los de Jesús y de María y buscar la gracia de Dios en la oración y la comunión.

Deseo imitarte en tu afán de hacer la voluntad de Dios en todas las cosas.

Como el joven Tobías, yo te elijo como mi compañero en mi viaje a través de este valle de lágrimas. Deseo seguir tus inspiraciones cada paso del camino, para que pueda llegar al final de mi viaje bajo tu protección constante y en la gracia de Dios.

Oh Arcángel San Rafael Bendito, tú te revelaste a ti mismo como el asistente divina del Trono Dios, ven a mi vida y asísteme en este momento de prueba.

Concédeme la gracia y la bendición de Dios y el favor que te pido por tu poderosa intercesión.

Oh gran Médico de Dios, dígnate a curarme como lo hiciste con Tobías si es la voluntad del Creador.

San Rafael, Recurso de Dios, Ángel de la Salud, Medicina de Dios, ruega por mí.

Amén.

Oración a San Rafael Arcángel para un matrimonio en problemas

Oh Glorioso San Rafael Arcángel, Medicina de Dios, intercede por nuestro matrimonio hoy en día.

Ven y trae a nuestro matrimonio los mismos dones celestiales que le diste a Tobías y a Sara, las gracias de sanación, liberación y de unidad matrimonial.

Infunde en nuestros corazones la paz y la seguridad de que nada es imposible para Dios con respecto a la renovación de nuestro matrimonio.

Ven, reaviva y dale a nuestro matrimonio un nuevo perdón, una nueva humildad, una gracia nueva, una nueva paz, una pureza nueva, una confianza nueva y un nuevo amor.

Oh San Rafael Arcángel, uno de los siete que están delante del trono de Dios, intercede al Padre Misericordioso por el milagro de la paz y la reconciliación en nuestro matrimonio, por los méritos infinitos de Nuestro Señor, Jesucristo, y el poder de la fuerza consoladora del Espíritu Santo.

Oh bendito San Rafael Arcángel, guíanos en el camino de la paz y la unidad matrimonial. Amantísimo arcángel de la sanación, creo en ti, en tu protección y en el poder de tu intercesión.

Amén.

Oración a San Rafael Arcángel para tener protección

Oh Bienaventurado San Rafael, medicina de Dios, acompáñame en todos en mis caminos así como lo hiciste con Tobías; protégeme de los emisarios del mal y guíame por el buen sendero; envíame la medicina que necesito para mi sanación.

Que tu compañía, bendito San Rafael permanezca siempre a mi lado, y junto con San Miguel y San Gabriel, defiéndeme del enemigo de mi alma que ronda como león furioso buscando a quién devorar.

No permitas que me aparte de Dios y muéstrame el camino que me lleve seguro junto con mi familia a las puertas de la Jerusalén Celestial. Amén.

Gloriosísimo Arcángel San Rafael, médico de los casos difíciles, desata el área de mi cuerpo que necesita sanación especialmente (decir el padecimiento)

Te lo pido en el nombre de nuestro Padre Celestial.

Bendición.

En el nombre de Jesús, Nuestro Redentor.

Bendición.

Con la fuerza del Espíritu Santo, Nuestro Consolador.

Bendición.

Y por la intercesión de la Santísima Virgen María, Nuestra Madre y Reina de los Arcángeles y Ángeles.

Bendición.

Entra espiritualmente en mí y sana y desata esta área de mi cuerpo que necesita sanación.

Oración a San Rafael Arcángel para pedir protección ante la calamidad

Gloriosísimo príncipe celeste san Rafael, auxiliador eterno de los hombres, envía tus poderosos rayos tutelares sobre nosotros, indefensos humanos, envuélvenos en tus alas y refúgianos con tu amorosa y enérgica luz.

Arcángel del Señor, prodigioso san Rafael, caudillo de los ejércitos del Todopoderoso, emisario de la Divinidad, amigo de tus devotos, compañero de los caminantes, socorro de los afligidos, médico de los enfermos, refugio de los perseguidos, azote de los demonios, tesoro riquísimo de los caudales de Dios, con tu sabiduría y poder libéranos de todo mal.

Tu eres arcángel santo bondadoso cuidador nuestro y uno de aquellos siete nobilísimos Espíritus que rodean al trono del Altísimo, por ello y confiados en el grande amor que has manifestado a los hombres, te suplicamos humildes nos cuides y protejas, aléjanos de los peligros del alma y cuerpo de los enemigos que nos acosan, de los difamadores, traidores, ruines y envidiosos; aleja toda persona que nos lastime, que nos dañe con sus malas palabras, con sus malas acciones, con sus malos ojos, aleja todo mal deseo, todo lo que pueda romper nuestra paz.

Arcángel san Rafael, medicina de Dios, te pedimos también, con todo el fervor de nuestro espíritu nos concedas salud ante la enfermedad y nos des ayuda para salir victoriosos ante los dolores y padecimientos corporales, danos protección en nuestros caminos y defensa ante todo aquello que nos cause daño y desgracia, en especial tiéndenos tus celestiales manos para solucionar lo que tanto nos aflige y preocupa: (pedir con gran fe lo que se desea obtener).

No dejes de escudarnos y preservarnos en todos los malos momentos, en todas las adversidades de la vida y en todas las situaciones de peligro para nuestros corazones y vidas.

Por último te suplicamos nos alcances del trono de Dios, a quién tan inmediato asistes, el inestimable don de la gracia, para que por medio de ella seamos un día tus perpetuos compañeros en la gloria.

Amen.

Rezar el Credo, Padrenuestro, Avemaría y Gloria.

Hacer la oración y los rezos con mucha fe durante cinco días seguidos.

El último día se enciende una vela azul y no se apaga hasta que se consuma por completo.

Oración a San Rafael Arcángel el medico divino

Glorioso Arcángel San Rafael, medicina de Dios, guíame (o guía a…) en este viaje de aprendizaje y purificación, ayúdame (o ayuda a…) a reconocer las lecciones que me (le) liberen de todas mis (sus) culpas, preocupaciones y pensamientos negativos.

Sé guía en el camino de la salvación, en ruta al Amor Divino, para ver reflejado en toda la creación, el poder de regeneración y curación de Dios.

Te ruego que seas compañero en este viaje por la vida y un apoyo constante con la autoridad que representa tu cayado.

Rodéame (Rodea a…) con el verde esperanzador y sanador de tu capa y derrama tu medicina de luz sobre todo mi (su) ser.

Gracias amado arcángel Rafael, por tu amor sanador y compañía curativa en este sagrado peregrinaje del cuerpo, para encontrar la unión con el alma, según la voluntad divina, de manera perfecta, para el bien de todo el mundo y bajo la gracia de Dios.

Amén.

Oración a San Rafael Arcángel para la salud de los niños

San Rafael, mi amado Arcángel, aquí estoy de rodillas ante ti para pedir por la salud de mi amado hijo(a). Dame la fortaleza y la fe para soportar estos días de angustia en que me encuentro, en esta oscuridad dame la luz de esperanza, expande tu luz sanadora para que (Nombre del niño) sienta alivio de la enfermedad que lo aqueja.

Pide por mi niño ante nuestra Madre Celestial representada en María Rosa Mística, para que ella con su inmenso amor lo cuide y lo acompañe en esta etapa tan difícil que le ha tocado vivir, guíame mi San Rafael Arcángel a un buen medico, que la luz de amor del Padre esté presente en cada persona que este cuidando a mi hijo si está en el hospital, y si lo van a operar o intervenir guía las manos de los que lo van a hacer para que todo salga bien y hazle saber al Padre mi súplica para que con su inmenso amor por cada uno de sus hijos, le de paz y serenidad a mi corazón.

Aleja mis temores y dame fortaleza para seguir adelante y no caer, te lo pido en el nombre del Padre del Hijo y del Espíritu Santo. Amén

Oración a San Miguel, San Rafael y San Gabriel

 Oh gloriosísimo San Miguel Arcángel, príncipe y caudillo de los ejércitos celestiales, custodio y defensor de las almas, guarda de la Iglesia, vencedor, terror y espanto de los rebeldes espíritus infernales.

Humildemente te rogamos, te digne librar de todo mal a los que a ti recurrimos con confianza; que tu favor nos ampare, tu fortaleza nos defienda y que, mediante tu incomparable protección adelantemos cada vez más en el servicio del Señor; que tu virtud nos esfuerce todos los días de nuestra vida, especialmente en el trance de la muerte, para que, defendidos por tu poder del infernal dragón y de todas sus asechanzas, cuando salgamos de este mundo seamos presentados por tí, libres de toda culpa, ante la Divina Majestad.

Dios Señor nuestro, imploramos tu clemencia para que habiendo conocido tu Encarnación por el anuncio del arcángel San Gabriel, con el auxilio suyo consigamos también sus beneficios. Por Jesucristo nuestro Señor. Amén.

Arcángel San Rafael, que dijiste: «Bendecid a Dios todos los días y proclamad sus beneficios. Practicad el bien y no tropezaréis en el mal. Buena es la oración con ayuno, y hacer limosna mejor que atesorar oro», te suplico me acompañes en todos mis caminos y me alcances gracias para seguir tus consejos.

Oración a San Rafael Arcángel de protección en los viajes

El Señor omnipotente me bendiga y me guarde, me lleve por el camino de la paz y la prosperidad. Que el Arcángel San Rafael me acompañe. Para que con salud Paz y alegría pueda regresar a mi hogar.

Señor dame un viaje feliz y un tiempo de paz. A fin de que en compañía de tu Santo Arcángel Rafael, pueda llegar felizmente al lugar a donde voy y por fin a la vida eterna. Amen.

Oración a San Rafael Arcángel para encontrar a una persona

San Rafael, llévanos hacia aquellos que nos esperan y a los que esperamos. Tú que eres el Ángel de los Encuentros Dichosos, llévanos de la mano hacia aquellos que buscamos. Que todo lo que hagamos y lo que ellos hagan esté guiado por tu luz y transfigurado por la alegría que llevas contigo.

Tú que guiaste a Tobías, pon la petición que hacemos a los pies de Aquel cuyo Rostro tienes el privilegio de contemplar. Estamos solos y cansados, aplastados por las separaciones y las penas de este mundo y necesitamos acudir a ti y pedir la protección de tus alas, para que no seamos como extraños en el País de la Dicha, ignorantes de lo que sucede en nuestra tierra.

Acuérdate de los que somos débiles, tú que eres fuerte y tienes tu morada más allá de los truenos de este mundo, en una tierra en la que siempre reinan la paz, la serenidad y el fulgor de la gloria resplandeciente de Dios