Saltar al contenido

Oración a San Miguel Arcángel

San Miguel Arcángel, conocido también por los nombres de Arcángel del Rayo Azul, o simplemente Arcángel Miguel, es uno de los siete arcángeles del octavo coro de los nueve que integran la jerarquía de los ángeles de Dios. Su fiesta se celebra el 29 de septiembre de cada año.

Oraciones al Arcángel San Miguel

San Miguel Arcángel

oracion a san-miguel-arcangel

Miguel es conocido como el más nombrado de los arcángeles del Señor. Es el más apreciado y solicitado, sus oraciones son numerosas y son múltiples los fieles quienes solicitan su auxilio. Cumple con un importante papel como guerrero espiritual dentro de la iglesia católica.

A San Miguel Arcángel se le ha conferido el título de “príncipe de la milicia celestial”, debido a que fue él quien derrotó a Satanás en la batalla celestial en contra de los ángeles que se rebelaron ante Dios Todopoderoso. San Miguel Arcángel ostenta una importante misión el día del Juicio Final, medirá en la balanza las obras de los justos.

Al Arcángel Miguel se le considera el protector de la Iglesia Universal, pues su nombre en sí se traduce en “quién como Dios”, este es el líder jefe del ejército de ángeles fieles a Dios, y aparece mencionado en las sagradas escrituras tanto del antiguo testamento como del nuevo testamento.

Su imagen se reconoce como una figura que viste una armadura militar, su coraza tiene dibujadas estrellas, un sol y una luna, lleva también una pequeña capa de color rojo como las que usan los generales en las batallas; en su mano derecha lleva una espada y en la izquierda sujeta una balanza, bajo sus pies se encuentra el demonio derrotado.

San Miguel Arcángel brinda protección, resguardo, representa el superar las adversidades y vencer el miedo y la duda, es inspirador y poderoso, su lucha es para vencer al enemigo del cuerpo y del alma, es el protector y defensor de los cristianos frente a los poderes demoníacos y sobre todo a la hora de la muerte.

Éste es uno de los tres arcángeles que se nombran en la Biblia. Su fidelidad con Dios mantuvo leal y obediente a la corte celestial el día que se peleo la gran batalla en el cielo.

Entre las cualidades de Miguel arcángel está el de ser justiciero, protector y defensor de las almas inocentes y juez del maligno.

Simbolismo de San Miguel Arcángel

San Miguel arcángel dentro de la doctrina cristiana cumple con cuatro labores. En primer lugar, es el encargado de derrotar a Satanás; es el ángel de la muerte o la redención, ya que en el día del juicio final ofrecerá el perdón a quienes se arrepientan. Por otro lado, San Miguel es el encargado de medir en la balanza de Dios las obras del hombre en el fin de los tiempos; y con todas estas labores, es el protector de toda la iglesia.

Tradicionalmente, en la iconografía, San Miguel arcángel se muestra con una armadura de guerrero o soldado, como el vencedor del maligno, pisando la cabeza del ángel caído; se le muestra con una lanza o espada, como guerrero, o también con una balanza o cadenas, que hacen referencia a sus labores.

Los atributos de este arcángel lo describen como el juez de la maldad, el ángel justo y el protector de los inocentes. Como guerrero es, San Miguel nos defiende contra las fueras oscuras del mal, representadas por la ignorancia, la inconsciencia, la esclavitud y los apegos. Cómo “Príncipe de la Luz”, simboliza el camino verdadero que el hombre debe seguir para apartarse del mal.

La armadura de San Miguel arcángel, representa la fuerza y la voluntad, necesarias en el cristiano para poder afrontar las pruebas diarias, manteniéndose en la fe y en el lado del bien, al igual que su casco que significa la protección de la mente contra pensamientos negativos y malignos.

La espada de San Miguel es el arma de la verdad, con la cual traerá luz, fuerza espiritual y romperá los vicios malignos. Su balanza es la justicia, el equilibrio y el orden que será restaurado con su ayuda. En ella se medirán las acciones de las personas tanto buenas como negativas.

A veces, San Miguel lleva unas llaves, que son alusivas de su capacidad para abrir las puertas del cielo a las almas que se ganaran el perdón. Las cadenas, también simbolizan las ataduras que dañan el espíritu humano y que este ángel puede romper.

San Miguel lleva un manto que significa la protección de Dios de las entidades malignas. Así, este arcángel simboliza la justicia, la lucha por el bien, la seguridad y el poder de Dios.