Saltar al contenido

Oración a la Virgen de Guadalupe

Con la Oración a la Virgen de Guadalupe y mucha Fé, podrás encontrar la solución a tus problemas de salud, amor y prosperidad. Entrégate a ella y pon tus problemas en sus manos, verás que tu vida mejorará.

Oraciones a la Virgen de Guadalupe

Quien es la Virgen de Guadalupe

virge-de-guadalupe

La Vírgen de Guadalupe o virgen Morena, expresión dada con cariño a esta advocación de la virgen María, es la patrona del pueblo mexicano, conocida como Nuestra Señora de Guadalupe. Su basílica se encuentra donde se apareció por primera vez, a orillas del cerro del Tepeyac, ubicado hacia el norte de la Ciudad de México.

Cuenta la leyenda católica que en el año 1531, cuando a principios del mes de diciembre se le apareció a un indígena de nombre Juan Diego, quien iba muy temprano en la mañana al pueblo que más tarde sería la ciudad de México a recibir clases de catecismo y a la santa misa.

Ese día cuando el indio Juan Diego llegaba al cerro Tepeyac al amanecer,  se percató de una voz que decía su nombre, por lo que decidió subir al cerro y ahí se encontró a una señora hermosísima, con unos vestidos luminosos como destellos de sol, que con una voz amable y dulce le reveló que era la Virgen María, Madre de Jesús, y que deseaba que se le construyese un templo para morar en esa tierra. Este mensaje se lo encargo la aparición a Juan para que se lo llevase al obispo, Juan de Zumarraga.

Monseñor de Zumarraga le pidió que cuando se encontrará de nuevo con la virgen le pidiese una señal como prueba de su divina identidad. De esta manera fue como por instrucciones de la propia virgen Juan Diego encontró en el cerro unas rosas, las cuales cortó y llevó ante el obispo, para sorpresa que al desplegar su manta, las rosas que llevaba el indio cayeron al suelo y en la manta donde estaban envueltas se encontraba grabada la imagen de Nuestra Señora de Guadalupe.

La Virgen Morena, como se le dice con cariño, hoy en día goza de amplia devoción y aceptación en todo el pueblo mexicano. El padre Pio X la designó como la Patrona de América Latina, y Juan XXIII la llamó Misionera Celeste del Nuevo Mundo y Madre de las Américas.

Imagen de nuestra señora de Guadalupe

La imagen de la Virgen de Guadalupe es una de la más famosa de las representaciones marianas, traspasó las fronteras de México con devotos en toda América y el mundo católico.

Su primera aparición recuerda mucho a la historia del Sudario de Turín, su imagen se dibujó prodigiosamente en el pañuelo de Juan Diego, donde había envuelto unas rosas. Esta imagen ha sido ampliamente estudiada por científicos y especialistas de fotografía y restauración, pero su explicación aún permanece incierta.

El pintor Miguel cabrera, concluyó en 1751, que la imagen no podía ser una obra humana, puesto que se desconocía en procedimiento científico que fuese capaz de dar tal diseño. Más tarde, en 1979, los especialistas en fotografía Philip Callahan y Jody Brant Smith, estudiando la imagen con fotografías infrarrojas, no pudieron explicar la aparición de varios elementos de la imagen, como el manto, las manos y el rostro de la Virgen.

En 1982, un especialista en restauración y microscopía, José Sol Rosáles, encontró sulfato de calcio, hollín de pino, carmín y oro, entre los pigmentos de imagen de la Virgen de Guadalupe.
Pero quizás la explicación más controvertida es la del microbiólogo Garza Valdés, quien explica la imagen de la virgen como tres figuras superpuestas; una con la Virgen María de Extremadura en España, sobre la cual hay una segunda virgen de rasgos indígenas, y una tercera imagen de la Virgen de Guadalupe del Tepeyac.
No obstante, Gilberto Aguirre, miembro de la comisión de este estudio, en 1999 revisó las fotografías, indicando que no podía afirmar los hallazgos de Garza Valdés.

Aunque no exista una explicación verídica y científica para la imagen de Nuestra Señora de Guadalupe, los feligreses observan este dato como prueba de su autenticidad milagrosa. Varias apariciones de la Virgen Morena, como es llamada cariñosamente, se han registrado en diversas parroquias del territorio Mexicano, algunas, aún sin explicación, han sido aceptadas por la iglesia como apariciones válidas locales.

Simbolismo de la imagen de la Virgen de Guadalupe

La Virgen de Guadalupe es una imagen única en el mundo cristiano, cada elemento de su figura esta enlazado con un mensaje significativo para los fieles católicos.

Una de sus principales características es su rostro moreno, de forma ovalada, con una expresión que recuerda la oración; en similitud a los rasgos de la población mexicana. Su imagen refleja dulzura, ternura y fortaleza, como las de toda madre. Se puede ver también su cabello, suelto de color oscuro, que simboliza la pureza en la cultura azteca.

Sus manos se disponen en señal de oración, juntas al frente del pecho, se ven dos tonos en ellas; la mano derecha es blanca y delicada, mientras la izquierda es morena y más gruesa, representando la unión entre dos pueblos. Se puede ver su abdomen abultado por el embarazo, marcado por un cinto justo encima del vientre, que termina al frente en dos puntas con forma de trapecio, lo que simboliza el fin de un ciclo y el comienzo de una nueva era, que es la nueva etapa con la llegada de Jesús.

La imagen de la virgen es rodeada por destellos dorados como rayos de luz que hacen un halo a su alrededor, y está de pie sobre una media luna, pues México en nátuahl significa “centro de la luna”. Esta luna está sostenida por un ángel que lleva en sus alas los colores del pájaro mexicano tzinitzcan, el cual anunció a Juan Diego la aparición de la Virgen de Guadalupe.

Otro símbolo es la flor de cuatro pétalos conocida como Naui Ollin, es la representación propia de la Virgen, para los nátuahl simboliza la presencia de Dios y su plenitud en el tiempo.

En cuanto a su nombre, su origen es un punto de controversias. Para algunos estudiosos católicos “Guadalupe” es una voz adoptada del náhuatl “coathlaxopeuh” que significa “la que aplasta la cabeza de la serpiente”, y su pronunciación sería la expresión adoptada para referirse a la Virgen Morena, libre de pecado original. Por otro lado, una parte de la historia de la aparición de la Virgen, cuenta que cuando se le presentó a Juan Bernardino, el tío de Juan Diego, para sanarlo, le anunció que era la “Virgen Santa María de Guadalupe”.