Saltar al contenido

Oración a la Vírgen desatanudos

Oración a la Vírgen desatanudos
4.3 (85%) 8 vote[s]

La Virgen Desatanudos pareciera como salida de una historia fantástica, pero realmente existe una advocación mariana que lleva este nombre. Su origen data de Alemania, cuando un hombre agobiado por problemas y conflictos en su matrimonio, oró con fe y fervor a la imagen de la Santa Virgen María, quien le concedió el favor de que su relación de pareja mejorare.

El hombre en agradecimiento y retribución a la Vírgen, contrató a un pintor llamado Juhann Georg Melchor Schmidtner, quien era además miembro de la iglesia alemana, para que pintase un cuadro con la acción que había hecho por el La santa.

El artista inspirado dibujo a la Inmaculada Concepción María, con el amparo del Espíritu Santo y rodeada de ángeles, pisando ella la cabeza de una serpiente, lo que representa la victoria sobre los males y pecados, y además llevando unas cintas entrelazadas que en sus manos quedaban lisas.

Así, esta imagen representaba la fe y el amor de la divina Virgen para con la humanidad, capaz de resolver conflictos tal cual como si desatase nudos, y ser un puente de comunicación entre los hombres y el Dios Padre. A esta imagen de la Virgen María a partir del año 1700 se le dio el título de “María, la que desata nudos”.

La Virgen desatanudos se venera en Ausburgo, su imagen se conserva en la Iglesia de San Peter am Perlach. Curiosamente su veneración llego a las Américas, concretamente a Buenos Aires cuando un sacerdote que había cursado estudios en Alemania trajo consigo una imagen de esta virgen, este sacerdote de nombre Jorge Bergoglio es el hoy Papa Francisco.

virgen-desatanudos

La principal fiesta de la Virgen Desatanudos es el 8 de diciembre. La Iglesia Católica reconoce a esta advocación de maría como la Santa Madre de Dios, quien tiene la capacidad en su infinito amor de desatar los nudos, es decir, resolver los problemas y conflictos que afectan a los hombres alejándolos de Dios.

María es la Madre de Jesús, el Hijo Verdadero de Dios, es la Madre del buen consejo, a esta imagen los fieles acuden para pedir ayuda por sus matrimonios, sus uniones de pareja, y los conflictos entre vecinos, pueblos y comunidades.

Oración a la Vírgen desatanudos para recuperar el matrimonio

Señora mía ¡Madre Santa de Dios! Muy confiado en la protección de tu influjo, Luz del Espíritu Santo pido tu singular custodia, y a tu seno Maternal, que intercedas por la unión.

Tú, que con generosa gracia, deshaces los nudos complejos de la vida conyugal, hoy te ruego por la mía; por faltas nuestras he tejido, una maraña de escollos en la cinta del amor, por culpa nuestra, he llegado a la angustia y desazón, que la existencia torna en sórdida y atribulada; ¡Mira aquí, Madre Nuestra!, Tus hijos somos; perdona nuestros errores, ayúdanos a desanudar esta madeja terrible, tú eres compasiva, sufrida y Santa Mujer!, Madre del Cristo hasta en la Cruz.

Nosotros somos el hijo que Él te ha señalado, con toda esperanza, consuelo, con angustiosa carencia, pido tu intercesión,

¡Madre de toda pureza! Es mi deseo enmendar, desatando los nudos, que agobia a mi pareja; ¡Tú! Junto al Hijo, Señor Nuestro, por mi matrimonio intercede, que renovada la cinta sea, y los votos restaurar.

¡Dame Madre mía hoy, una oportunidad! El lazo no romperé, con que Dios ha unido, con el amor te suplico, afecto y devoción, con la que celebro tu santísima Concepción, aceptes en tu gracia a mí; que por tu poderosa ayuda ante el único Mediador, y por tus méritos dispongan, se encaminen mis cosas y estos nudos se deshagan, fruto de la vil ofensa, obra a tu Voluntad, tus humildes hijos suplican, conseguir la paz armoniosa, que nuestro hogar requiere, por ejemplo tomare, al que en Nazaret construyeron,

¡Oh! Sagrada Familia, Estable, Santo Modelo, con el Amor Maternal, fraterna e intima unión, Del Hijo del Hombre, su Madre, y San José carpintero. En tu inmenso y Maternal Amor, Bienaventurada Virgen María, la que desarmas los nudos, Socórrenos, Auxílianos, Aconséjanos, por nosotros Aboga, y el camino ilumina, hacia el fin de vida plena, Tómame en tu seno Madre mía, a merecer tu Santidad Materna que por tus méritos gozas, con tu Hijo, Nuestro Señor, El supremo Hacedor.

Dios te salve, Hija de Dios Padre.

Dios te Salve, Madre de Dios Hijo.

Dios te Salve, Esposa del Espíritu Santo.

Amen.

Oración de consagración a María desatanudos

Señora y Madre mía, Virgen Santa María, la que desata los nudos; a tus pies me encuentro para consagrarme a ti. Con filial afecto te ofrezco en este día cuanto soy y cuanto tengo: mis ojos, para mirarte; mis oídos, para escucharte; mi voz, para cantar tus alabanzas; mi vida, para servirte; mi corazón, para amarte.

Acepta, Madre mía el ofrecimiento que te hago y colócame junto a tu corazón inmaculado. Ya que soy todo tuyo, Madre de misericordia, la que desata los nudos que aprisionan nuestro pobre corazón, guárdame y protegedme como posesión tuya.

No permitas que me deje seducir por el maligno, ni que mi corazón quede enredado en sus engaños. Enséñame a aceptar los límites de mi condición humana, sin olvidar que puedo superarme con la ayuda de la gracia y que agradezca siempre a Dios por mi existencia.

Ilumíname para que no deseche al Creador por las criaturas, ni me aparte del camino que él pensó para mí. Amen

Oración para todos los días a la Vírgen desatanudos

Santa María Virgen, la que los siete nudos desata, El Señor es contigo y contigo la humildad.

Madre de Dios tú, la Mediadora que jamás caíste, que jamás te enredaste, no nos dejes caer en ninguna tentación y líbranos de todo mal

Amén. 

Si tiene alguna petición para salud, trabajo, felicididad, siga con uno de los siguientes párrafos:

Para lograr felicidad

Santísima Virgen María, desata en mi el nudo de mis propios defectos. Transforma mi vida para que, en armonía y felicidad, pueda acceder a Tí y solicitarte las gracias que necesito, sabiendo que me corregirás con tu mano amorosa y me darás la paz que necesito. 

Para alejar enemigos

 Virgen de la Paz, desarma los nudos de mis enemigos, para que nadie pueda dañarme. Abre sus corazones para que compartamos juntos el amor a Jesús. Protégeme ante cualquier peligro.

Para atraer el amor

Madre amorosa, acompañada por los ángeles que te ayudan en tu tarea, concede que el amor llegue a mi vida y permanezca en ella, rodeándome como si fuese tu manto.

Para obtener un trabajo

Inmaculada Concepción, intercede ante la santísima Trinidad para que la ley de providencia permita que mi trabajo de frutos abundantes y mi generosidad aumente con mis semejantes.

Por la salud de los seres queridos

Corazón de María, protección de nuestra familia, sana las heridas y enfermedades mías y de mis seres queridos, para que gocen de salud perfecta y le alaben en la alegría y la paz.

Para asuntos imposibles

Haga aquí su petición con Fe.

María reina del Universo, desata toda limitación, destraba todo obstáculo que me impida ser feliz y especialmente ayúdame a resolver el mal que me pesa .

Permite que aceptemos el don que acabas de darnos con la templanza de espíritu suficiente como para valorarlo y preservarlo.

Para superarse cada día

 “María, Madre del Salvador, desata el nudo de la ira, del desamor, de la indiferencia, de la injusticia y todos los demás nudos que nosotros mismos creamos en nuestra familia. Danos la fortaleza con el símbolo de Cristo para caminar por esta tierra en paz y armonía.”