Saltar al contenido

San Matías de Jerusalén

San Matías de Jerusalén, Apóstol y Mártir

San Matías de Jerusalén hace referencia probablemente a un religioso católico, apóstol del Señor Jesucristo, judío en la primera parte de su vida, que se embarcó en la misión de predicar el Evangelio; otros relatos cuentan que éste mismo personaje, u otro con el mismo nombre, fue el octavo obispo de Jerusalén. Probablemente vivió durante el siglo I o II después de Cristo.

No se tienen datos concretos sobre la historia y vida de San Matías de Jerusalén. Documentos biográficos de Eusebio de Cesarea sobre la historia eclesiástica hacen referencia a san Matías como el obispo n° 8 de Jerusalén, quien venía de la tradición judía y se había convertido al cristianismo, siendo discípulo del apóstol Santiago, durante el siglo II.

Otra relato, de la mano de Clemente de  Alejandría, cuenta que San Matías fue uno de los 72 discípulos que Jesús envió a la tarea de predicar el evangelio en todas las regiones, situando a Matías cronológicamente en el siglo I, muy cerca de haber convivido Jesús.

La reseña del martirologio romano habla de san Matías, discípulo del Señor Jesús que lo acompaño desde su bautismo hasta su ascensión, y que fue nombrado uno de los 12 apóstoles para ocupar el lugar que había dejado Judas el traidor. Además indica que “soportó crueles sufrimientos por su fe cristiana”, lo que hace referencia a que probablemente murió mártir.