Saltar al contenido

Oración a San Judas Tadeo

En este artículo encontrarás:

Oración a San Judas Tadeo
4.6 (92%) 10 vote[s]

Quién es San Judas Tadeo?

San Judas Tadeo es quizás el santo más conocido y apreciado entre los devotos de la religión católica en virtud de los numerosos milagros que por su intercepción aseguran haber conseguido los fieles.

san-judas-tadeo

Su nombre, Judas, proviene de la lengua hebrea, y significa “alabanzas para Dios”; por su parte, Tadeo, es de origen arameo y significa “valiente que proclama su fe, magnánimo”.

San Judas Tadeo es un santo admirado, con numerosos devotos en distintas partes del mundo. Él mismo, era descendiente de David, pues su padre, un hombre llamado Cleofás, era hermano de San José, el esposo de La Virgen María, y su madre, María de Cleofás, era prima de la Virgen María, de modo que San Judas Tadeo, era primo de Jesucristo.

El santo también se ha representado llevando una Biblia consigo, en virtud del libro religioso en su nombre, y en su mano un hacha que representa su sufrimiento y martirio; a veces lleva un bastón que simboliza todos los caminos de su recorrido durante su predicación.

Fueron perseguidos por sacerdotes paganos que volvieron al pueblo en contra de los apóstoles. El día de su muerte San Judas tuvo una visión de que el Señor lo llamaba. Él y San Simón fueron asesinados juntos, San Simón muere cuando cortan su cuerpo en dos y San Judas Tadeo muere decapitado.

San Judas Tadeo es el patrón de las causas imposibles, designado de esta manera por el mismo Jesús, quien en una visión a Santa Brígida le aconsejó que para conseguir ciertos favores los pidiese con la intercepción de San Judas Tadeo.

Que significa la llama en la cabeza de San Judas Tadeo?

La imagen de San Judas Tadeo se muestra con una medalla colgando en el pecho, en la que se puede apreciar el rostro de Jesucristo. Esta representación se debe más que a la semejanza física, al parecido espíritu de este santo con Jesús.

En la cabeza de San Judas, se aprecia también una llama de fuego, esta llama simboliza la presencia del Espíritu Santo que recibió el día de Pentecostés, día en que los apóstoles recibieron la misma llama y comenzaron a hablar en lenguas diferentes.

¿Por qué rezar a San Judas Tadeo?

Este es un santo que tienen mucho poder para aliviarnos de todos los males y momentos difíciles de nuestra vida, es recomendable recurrir a él cuando nos sentimos sin fuerzas y en grandes momentos de dificultad. El es el patrón de las causas difíciles e imposibles. Quién busque a San Judas encontrará consuelo y alivio.

Oración a San Judas Tadeo para un favor imposible

Oh San Judas Tadeo bondadoso y protector de quien a ti acude, que fuiste digno de recibir del Altísimo la gracia de la vocación y la luz para seguir el apostolado, trabajando junto al Salvador y seguir así la práctica de su Evangelio, predicando en todos los confines de la tierra su Palabra.

Tuviste un trabajo arduo, para llegar a los corazones más duros y gracias a tu ejemplo, tus enseñanzas y a tu entregada vida y testimonio de la Fe, el poder de obrar y hacer milagros a todo aquel que en ti se refugia.

Recibe mis plegarias y mi petición, reconociendo tu noble labor durante tu vida santa y en fervoroso deseo clamo hoy ante ti ¡Oh San Judas!, que el milagro que hoy me urge pueda materializarse y que mi corazón y mi mente siempre sigan apegados a ti, clamando tu devoción por donde quiera que yo vaya, siendo testimonio fiel y digno de tu palabra.

Bajo tu amparo me acojo, por tu divina providencia y por los méritos que bien te has ganado al lado de Nuestro Salvador, me abandono sin titubeos, sin miedo y sin temor, sabiendo que mi petición tiene a bien llegar, y que sea yo testigo, de tu palabra y tus milagros.

Te lo suplico ante tus pies.

Amen

Oración a San Judas Tadeo para causas imposibles

Amadisimo apóstol San Judas Tadeo, fiel amigo y servidor de Dios, aunque tu nombre lo lleve aquel que traicionó al Maestro y quizás esta sea la causa por la cual otros te hayan olvidado, tu caminar ha sido intacto y por ello, te has ganado el digno lugar al lado de Nuestro amado Señor.

Te reconocemos como el Patrón de los casos más difíciles, eres nuestro abogado y nuestro más firme aliado, hoy la iglesia honra tu nombre santo, universalmente te aclamamos.

Te pedimos que ruegues por nosotros, has de tu ruego mi privilegio, sé que tú socorres a quien a ti acude, mi esperanza me abandona, por eso me aferro a ti mi San Judas Tadeo para entregarte mis problemas y aliviar mis aflicciones.

En el cielo sé que escuchas mis tribulaciones y necesidades, mis sufrimientos y mis pesares.

(Hacer la petición)

Desde hoy te prometo que proclamaré tu devoción, me acordaré de este favor y te honraré como mi protector en mi más grande fragilidad, hablaré a todos de tu infinita misericordia.

En tus manos y las de Dios, hoy quedó postrado ante ti, me inclino y pido tu bendición.
No necesito de nada más, con tu protección y tu compañía podré caminar en paz.

Amén.

Oración a San Judas Tadeo para casos difíciles

Oh maravilloso San Judas Tadeo tú que eres bendito patrón de los desesperados y de los casos difíciles, apiádate de mi e intercede para con nuestro señor Jesús Cristo para que pueda alivianar esta situación que estoy viviendo en este momento.

Sagrado San Judas, auxíliame, no ignores mi petición, pues me encuentro desesperado y con la mayor de las esperanzas en que me ayudes a esta solicitud, recurro a ti para que uses los privilegios que fueron concedidos al estar con nuestro señor Jesucristo sentado a su lado.

A través de esta oración, deseo pedirte con gran fervor que me des las fuerzas necesarias para soportar un gran problema que me aflige y debilita mi corazón. Glorioso San Judas haz que mis penas se llenen de gozo, hazme sentir tu poderosa intercesión ante nuestro señor, tú que conociste en vida muy bien el sufrimiento, haz que mis penurias se puedan apaciguar con tu maravilloso poder.

(Rezar 5 padres nuestros y 5 Ave María y continuar la oración)

Oh grandioso San Judas Tadeo, tú que estás a la diestra del señor, intercede por esta solicitud, ten piedad del padecimiento que me aqueja, por el amor a la Santísima Virgen María y a nuestro señor Jesucristo quien en vida terrenal fue tu primo, intercede ante mí.

Para demostrarte todo el agradecimiento, prometo no olvidar jamás este favor concedido, de la misma manera haré todo lo que pueda para fomentar tu devoción, entre aquellos que se encuentran desolados y desesperados de amor, fe y esperanzas.

Ruega e intercede ante nuestro señor Padre, por todos aquellos que te suplican con fervor, no permitas jamás que reine en mí la desconfianza, dame tu protección sobre todos los aspectos de mi vida.

Amén

Oración a San Judas Tadeo para casos desesperados

Oh! San Judas Tadeo glorioso apóstol y mártir, fiel servidor y pariente de Jesús, a quien tantas pruebas de amor y sumisión diste, y de quien a cambio recibiste el divino poder de socorrer a los pobres y de servir de guía en las tribulaciones de quienes están al borde de sucumbir en este valle de lágrimas, proporcionando pronta y visible ayuda en los casos más difíciles y desesperados.

Ruega por mí que soy tan miserable, ven en mi ayuda y socórreme ahora que casi se ha perdido toda esperanza.

Ven en mi ayuda, te lo ruego ruego en esta gran necesidad y que pueda recibir los consuelos y socorros del cielo en todas mis otras necesidades, tribulaciones y sufrimientos y muy particularmente (hacer la suplica que se desee obtener).

No puedes desampararme en estos momentos. Ven pronto en mi ayuda. Te prometo mi glorioso Apóstol San Judas Tadeo ser siempre devoto(a) tuyo(a), no cesar de honrte como mi poderoso protector haciendo todo lo que esté a mi alcance para fomentar y propagar tu devoción, acordándome eternamente este gran favor.

Amen

¡Oh apóstol bendito con toda mi FE te invoco! (Se repite tres veces). ¡Oh mi glorioso apóstol ayúdame en esta aflicción! (Se repite tres veces)

Tres Padres Nuestros, Avemaría, Gloria.

Oración a San Judas Tadeo para el dinero

San Judas Tadeo apóstol de Cristo y amigo de la luz, Intercesor y mártir glorioso, Quien nos ayuda a calmar los problemas.

Acudimos a ti con mucho fervor, para suplicar tu divina asistencia pues atravesamos un duro momento.
La falta de dinero nos tiene atormentados, tú que eres nuestro santo muy querido, noble protector y bendito patrón, acoge mi mente, mi corazón, mi alma y mi cuerpo.
Te pido misericordia, postrado a tus pies hoy te pido que me mires con compasión y escuches la petición, que mi confianza no se vea defraudada al recibir tu favor.

¡Oh San Judas Tadeo!,

Tú estás siempre atento, escuchas mí tormento y sabes que mal me siento hoy.
Necesito sentir la tranquilidad de saber que me escuchas, te confío mi petición, ayúdame por favor.

Jesús no se equivocó al escogerte como apóstol, en permitirte estar a su lado, en predicar su palabra por cada rincón, en todo sitio y lugar donde quiera que ibas, llenando los corazones del amor ferviente, que solo se le puede tener a un ser tan especial, al único y al dueño, al amo y señor, a nuestro Salvador.

Por que sabemos que gracias a ti  llegamos a él, siendo escuchados, favorecidos y bendecidos por los Siglos de los Siglos,

Amén.

Rezamos un Padre Nuestro y no permitimos que la angustia se apodere de nosotros, con fe y confianza esperamos en Dios.

Oración a San Judas Tadeo para conseguir dinero Urgente

San Judas Tadeo,
Apóstol de Cristo y Mártir glorioso,
gran intercesor en todo problema difícil.

Hoy recurro a ti con mucha fe para pedir tu generosa asistencia, pues me encuentro abatido y atormentado por la falta de medios económicos.

Tú que eres mi santo querido, mi bendito patrón y noble protector, acoge mi alma y mi cuerpo, mi mente y corazón; yo, humildemente, y postrado ante ti, te pido por los Sagrados Corazones de Jesús y María que me dirijas una mirada compasiva y no desprecies mi sentida oración, de modo que no sea vana mi confianza.

Tú, que además de por un singular amor, estuviste unido con lazos de parentesco al Divino Redentor Jesús, fuente de todo bien, y eres poderosa ayuda de los desesperados.

Ruega por mi, Santo Patrón y auxilio mío, para que asistido por tu valiosa intercesión pueda recibir pronta y eficaz solución para mis necesidades agobiantes.
Haz que pueda obtener dinero urgente para afrontar los gastos, pagos, deudas y poder vivir con holgura y  tranquilidad, haz, te ruego, con la certidumbre de ser escuchado, que consiga lo que tanto necesito:

(pedir todo lo que se quiere alcanzar)

Bendito san Judas Tadeo te honro con especial cariño y devoción.
Alcánzame la presencia y fortaleza de Dios.
Protégeme en toda circunstancia, que no cese nunca tu ayuda y consuelo,
obtenme por gracia del Señor Jesús, María y José, liberación, prosperidad, trabajo y salud.
Haz que el bienestar se instale en mi hogar.

Como expresión de mi afecto y reconocimiento, yo te prometo promover tu autentica devoción y desde ya, te agradezco infinitamente tus favores.

Así sea.

Rezar el Credo, tres Padre Nuestros, tres Ave Marias y tres Glorias

Hacer la oración y los rezos tres días seguidos.

Oración a San Judas Tadeo para atraer fortuna

¡San Judas Tadeo, mártir glorioso, grande y poderoso.
Ruega por mí santo patrón y auxilio mío, ahora que estoy solo, desesperado, abatido y sin ayuda.

Asísteme con tu meritoria intercesión, acógeme bajo tu poderosa protección y dame consuelo en mis tribulaciones.

Te imploro hagas uso de los grandes privilegios que se te han concedido.

Ven en mi ayuda en mis infortunios,

Haz que pueda recibir consuelo y socorro del cielo en mis necesidades y tribulaciones, favoréceme en esta desesperada necesidad y ayúdame a alcanzar lo que tanto preciso.

(Mencionar ahora la petición)

Bendito San Judas Tadeo, deposito en tí mis esperanzas, obtenme lo que con ilimitada confianza solicito, lo pido para mi bien temporal y eterno, y para que así pueda alabar a Dios contigo y con todos los elegidos, por siempre.

Te doy las gracias gloriosas San Judas Tadeo y prometo nunca olvidarme de este gran favor, honrarte siempre como mi patrono especial y poderoso y con agradecimiento hacer todo lo que pueda para difundir tu devoción a quien lo precise.

Amén

Oración a San Judas para cada día 28

Mi bondadoso protector, glorioso, amable y poderoso san Judas Tadeo, que recibiste del Salvador la gracia de la vocación al apostolado para seguirle más de cerca en la práctica de las virtudes y predicar su Evangelio.
Tú, que tuviste el don de conmover los mas duros corazones con tus ejemplos y tus enseñanzas de virtud, y el poder de obrar prodigios y milagros, que diste tu vida en defensa y testimonio de la verdadera Fe:

Te pido recibas mis parabienes por los grandes privilegios, y acepta gustosamente mi visita en agradecimiento de todos los favores obtenidos y para obtener maramillosas y nuevas gracias por tu amorosa y poderosa mediación.

Alcánzame un gran amor al Divino Maestro para que me aliente en la práctica de la virtud, me de consuelo en mis tribulaciones y sostenga con su mano mi esperanza cuando el infortunio y la desgracia me atrapen.

No permitas nunca, ¡oh santo San Judas!, que la falta de confianza en la Providencia divina me aparte del servicio y amor de Dios.

Dame tu protección, san Judas Tadeo, y alcánzame lo que necesito y pido para mi bien temporal y eterno.

Amén.

Rezar el Credo y tres Glorias en honor de la Santísima Trinidad y hacer con mucha esperanza la petición de la gracia que se desea obtener.

Oración a San Judas Tadeo para el amor

Amado San Judas Tadeo, patrón de lo imposible, fiel servidor de Jesús. Te mantuviste a su lado en los peores momentos, enseñándonos lo que es amar al prójimo. Fuiste discípulo que mantuvo la fe hasta el final, incluso más allá.

Eres ejemplo de la misericordia y tu piedad es divina. Acudo a ti San Judas Tadeo, pues necesito un favor. Me disculpo por olvidarte en otras ocasiones y venir a ti cuando te necesito.

Tú, homónimo del traidor y con quien muchos te han confundido, yo sé quién eres San Judas Tadeo. Apóstol de Jesús, encargado de enseñar su credo y glorioso en las alturas.

Te pido por favor, intercedas por mí ante el amor. Sufro por no ser correspondido(a) y no encontrar la persona adecuada.

Te pido acerques a mí al amor de pareja que requiero. Me siento desesperado(a) al no encontrar pareja que me ame. Espero tu ayuda para romper esta soledad que me envuelve y me hace sentir mal.

Gracias amado San Judas Tadeo.

Oración a San Judas Tadeo para la unión y reconciliación del amor

Celestial San Judas Tadeo colmado de incontables bendiciones, eres grande ante nuestros ojos y a los ojos de nuestro Señor, tú que fuiste un fiel siervo y amigo de nuestro señor Jesús Cristo, apiádate de nuestras súplicas, intercede por aquellos que te adoramos y necesitamos de tu auxilio, para aliviar y soportar momentos de penurias como los que estoy viviendo hoy.

Tú que junto a San Simón, sufrieron un martirio y comprendes los sufrimientos de tus fieles devotos, te ruego que con tu grandiosa misericordia me ayudes a aliviar este peso que llevo actualmente, especialmente te pido que abogues por la unión y reconciliación con mi pareja, ayúdanos a superar todas las adversidades que vivimos a diario, sobre todo auxílianos en disipar todas las dudas, angustias, celos y reproches.

Con tu grandioso poder, haz que se fortalezca todo lo bueno de nuestra relación, te pido seas bondadoso ante esta solicitud, haznos recordar y sentir todo el amor que nos unió en otros tiempos y saca las dudas y miedos.

Te pido con mucha fe, que nos asistas en esta situación difícil en la que estamos viviendo, por el amor que tienes a la Santísima Virgen y a Jesucristo, intermedia por nuestra solicitud y concédeme lo que tanto necesito en este momento.

(Rezar 5 padres nuestros y 5 aves María finaliza la oración con lo siguiente)

De antemano te doy las gracias a ti, misericordioso San Judas tadeo, por todos los favores concedidos a todos los que con fe y esperanza te alabamos, prometo recordar por siempre este favor y como muestra de agradecimiento prometo honrarte siempre y considerarte como mi patrono y protector especial, haré todo lo que esté en mis manos para fomentar tu devoción en todas partes que vaya, guíame y líbrame de todo peligro espiritual y material.

Amen.

Oración a San Judas Tadeo para recuperar un amor que se fue

Oh san Judas Tadeo, Glorioso patrono de los casos difíciles, a ti vengo a honrar tu nombre, alabarte y a bendecirte.

San judas Tadeo precioso, tu que eres el hermano de Dios y que estas a su derecha disfrutando de su amor, te pido que intercedas por mi delante de sus ojos para que pueda hallar gracia delante de mi rostro.

San Judas Tadeo bendito, te pido que te apiades de mi hoy que vengo humildemente a suplicarte por el amor que perdí. Permite que (nombre de la persona) vuelva a sentir el amor que un día sintió por mí y, si es de mi conveniencia, tráelo(a) de vuelta a mis brazos, para que yo pueda ser feliz.

Pon en su corazón los recuerdos de los dulces momentos que vivió junto a mi y borra los amargos recuerdos, que le hicieron huir, bendito san Judas Tadeo, tú que eres el patrono de las causas difíciles permite que renazca otra vez el amor en el corazón de (nombre de la persona) para que entienda que nunca se debió marchar, porque yo soy quien mas le ha amado en su vida.

Haz que (nombre de la persona) quiera regresar, y que esté enamorado(a) todavía. Te doy las gracias bendito san Judas Tadeo porque tu escuchas las oraciones de tus fieles devotos y porque no se ha escuchado que tu dejes sin respuesta a los que te piden con mucha fe un milagro.

Oración a San Judas Tadeo para recuperar un amor perdido

Glorioso apóstol San Judas Tadeo, siervo fiel y amigo de Jesús. Tú que eres el bendito patrón de los casos difíciles y desesperados, ruega e intercede por mí con presteza, pues me encuentro agobiado en esta hora de gran desdicha.

Mi muy sagrado san Judas Tadeo socórreme visible y prontamente, no desoigas mi petición pues yo acudo a ti con impaciencia y con la mayor de las esperanzas.
Acudo a ti sabiendo que es grande tu bondad y no dejas de ayudar a quien a ti recurre en sus penas y aflicciones,
aunque por tu nombre fueras tachado de desleal.

Te prometo San Judas recordar siempre este favor y no dejar de honrarte como mi más poderoso protector y mi grandísimo benefactor.
Te pido ayuda y tu mediación para solucionar este muy difícil problema que es causa de mi desesperación:

Regresa el amor que llena mi vida terrenal y permíte la tranquilidad que solo tu amor brinda.
Si es tu voluntad y de mi conveniencia, permíteme recuperar este amor perdido y brinda a mi vida de nuevo la felicidad deseada.

“San Judas Tadeo, Apóstol Glorioso, haced que mis penas se vuelvan gozo.”
(Esta última estrofa se repite tres veces, con mucha devoción y esperanza, y confiando plenamente en san Judas Tadeo).

Siempre te tendré presente en mi vida y en mis oraciones.

Gracias san Judas Tadeo por auxiliarme.

En el nombre del Padre, y del Hijo, y del Espíritu Santo.

Amén.

Oración a San Judas Tadeo para conservar la salud

Querido y amado San Judas Tadeo, abogado ante los casos difíciles, requiero hoy de tu bondadosa ayuda. La maldada se esparce y pido ayuda y protección para no ser su presa. Mi salud no es fuerte en estos momentos. Permite Santísimo, que pueda conservar la estabilidad.

Tengo un profundo miedo que mi cuerpo decaiga y enferme, temo por mi salud física, mental y espiritual. Te pido con Fe que fortalezcas mi confianza y alejes el miedo de mi ser. Deseo estar sano en todo sentido.

Físicamente, para poder ser pleno en mí andar.
Mentalmente, para tener claridad en mis ideas y que ellas puedan beneficiar a todos mis hermanos.
Espiritualmente, para ser un foco de luz entre la inmensa oscuridad.

Ayúdame con este favor y a cambio te prometo ser fiel devoto de tu causa. Ser fuerte y tener tu misericordia presente en mi pensamiento.

Aleja las enfermedades que son causadas por envidias, brujería o mal de ojo. Sana mi ser, desde la partícula más pequeña hasta la más grande, cúbreme con tu santo manto.

Hoy me entrego a ti, hoy soy fiel a tu fe y a tu causa.
Con confianza, dejo mis miedos en el suelo y te doy gracias Santísimo Patrono San Judas por escuchar mi ruego.
Gracias por permitirme ser tu fiel devoto.

Gracias por sanarme.

Amen.

Oración a San Judas Tadeo para curar una enfermedad

Mi querido San Judas Tadeo,
Has estado conmigo cuando las necesidades más graves me apremiaban y me has concedido salir glorioso.

Hoy nuevamente me encuentro ante ti pidiendo tu ayuda, tú que ayudas en todos los casos difíciles, concédeme la salud de mi cuerpo, rogándote también sanes mi alma que se encuentra perdida.

Protégeme de mis enemigos y elimina de todo mí ser aquellas enfermedades causadas por celos y envidias, y que se han propagado en todo mí ser por brujerías, hechizos de magia negra o mal de ojo.

De la misma manera, te pido que elimines estos síntomas que me causan tanto dolor.
Borra de todo mi cuerpo (nombre de la enfermedad) y también cura mi alma para poder alabarte y propagar tu devoción a lo largo de la vida que nuevamente me regalas.

Amén.

Una vez la enfermedad se ha ido, debes visitar 7 enfermos y hacer con ellos la oración a San Judas Tadeo para la salud. De esta manera, tu alma, cuerpo y espíritu quedarán sanos.

Oración a San Judas Tadeo para el enfermo

Querido San Judas Tadeo, patrón de los casos difíciles, te ruego, porque me encuentro enfermo. Yo que te he abandonado y en esta prueba de fe, nuevamente acudo a ti. Requiero de tu misericordia y poder divino, para que me regreses la salud.

Padezco de (di cuáles son tus aflicciones) y esto me limita a la felicidad. Pero no me limita a agradecerte y serte fiel. Sin embargo, quiero sentirme pleno, busco la salud que un día tuve.

Ruego porque tu bondad se muestre en mí, por mi salud que está dañada, cualquiera que sea la causa. Acude en mi ayuda, eliminar todo mal de este cuerpo, San Judas Tadeo, elimina mi enfermedad.

Gracias San Judas Tadeo porque has sanado mi padecimiento, ahora soy nuevo, soy fiel a tí, te agradezco, gracias, gracias, gracias.

Amén.

Oración a San Judas Tadeo para conseguir trabajo

San Judas Tadeo, intercesor de todo problema difícil consígueme un trabajo en que me realice como humano y que a mi familia no le falte lo necesario en ningún aspecto de la vida, que lo conserve a pesar de las circunstancias y problemas adversos.

Que en él progrese mejorando siempre mi calidad y gozando de salud y fuerza. Y que día a día trate de ser útil a cuantos me rodean.

Asocio tu intercesión a la Sagrada Familia, de la cual eres pariente y prometo difundir tu devoción como expresión de mi gratitud a tus favores.

Amén.

Oración a San Judas Tadeo para encontrar trabajo

Oh mi gran apóstol San Judas Tadeo, servidor fiel y amigo de Jesús, la causa de que fueses olvidado por muchas ha sido por el nombre del traidor, pero la iglesia te invoca y te honra como patrón de las causas difíciles y desesperadas, implora por mí ante la diestra de nuestro señor Jesucristo, para recibir los consuelos y toda la ayuda del cielo para que mis necesidades, mi preocupación y sufrimiento se alivien.

Muy especialmente aclamo a tu celestial ayuda, para poder encontrar un trabajo que me permita desarrollar como ser humano y que le concede a mi familia tener una estabilidad económica, de tal manera que no le falte lo necesario en ningún aspecto de la vida, oh misericordioso apóstol dame fuerza y valor para enfrentar las situaciones de desespero y sufrimiento que estoy viviendo con mi familia en estos momentos.

(Rezamos oración con 5 padres nuestro y 5 aves María)

Gran y celestial apóstol San Judas Tadeo ayúdame con esta solicitud para que yo pueda seguir bendiciendo a Dios en tu compañía así como también aquellos que fueron elegidos para estar a la diestra de nuestro señor Jesús Cristo por toda la eternidad.

Apóstol bienaventurado, prometo recordar siempre de este gran favor que haces por mí y mi familia, nunca dejaré de honrarte y serás mi poderoso protector, prometo difundir tu devoción como expresión de agradecimiento a los favores concedidos.

Inusitado apóstol me comprometo a impartir tu devoción a donde quiera que esté, por amor a tu primo Jesucristo y a su madre Virgen Santísima, escucha mi plegaria, protege a mi familia y a cuantos te adoran con devoción, tú que en vida sufriste un enorme martirio junto a San Simón intercede por esta suplica.

Amén

Oración a San Judas Tadeo para la familia

Querido San Judas Tadeo, compañero fiel de Jesús, discípulo que mostraste tu bondad al mundo.
Clamo tu poder para que protejas mi familia, que se encuentra en momentos difíciles. Que ni la envidia ni los malos entendidos la destruyan.

Te pido, cortes las cadenas que nos limitan y devuelvas la armonía y felicidad a nuestro hogar.

San Judas Tadeo, escucha el ruego de este fiel que se entrega a ti con devoción y Fé. Dejo a mi familia en tus manos para que cubras sus espíritus y los protejas de todo peligro. Te ruego para que me ayudes en mi desesperación.

Eres el abogado de las causas difíciles, que por tu bondad y poder milagroso recibes este nombre. Yo soy fiel creyente de ti. Dejo a mi familia en tus manos para que la protejas.

Desde ahora, en tu altar me entregaré a ti, cada día, seré fiel y me mostraré feliz cuando escuche tu nombre.

Amen.

Oración a San Judas Tadeo para el hogar

San Judas Tadeo, Apostol de Nuestro Senor Jesucristo, te pido con toda la fuerza de mi corazón que intercedas ante tu divino maestro, en favor de mi familia.

En primer lugar que su gracia embargue los corazones de mi esposo(a) y de mis hijos, que la unión entre nosotros sea obra tuya Santo Apostol que mi paciencia alcance a comprender las pruebas que el Señor me envía, así como también, muéstrame la mejor manera de recibir las alegrias con que nuestro Padre nos premia.

Intercede amado Apostol para que el dialogo nunca tenga fin en mi hogar, ruega conmigo para que la Sagrada Familia sea el ejemplo a seguir; que la paciencia y nobleza de San Jose sea nuestro horizonte, que la entereza y dulzura de la Virgen Maria ilumine a mi hogar y que la obediencia de Jesus, Dios y Hombre verdadero, sea imitado por mis hijos, te agradezco San Judas Tadeo tu atencion y te pido perdón por mis pedidos y exigencias.

Amen.

Oración a San Judas Tadeo en su día

¡Santo Apóstol San Judas Tadeo, fiel siervo y amigo de Jesús!, la Iglesia te honra e invoca universalmente, como el patrón de los casos difíciles y desesperados. Ruega por mi, estoy solo y sin ayuda.

Te imploro hagas uso del privilegio especial que se te ha concedido, de socorrer pronto y visiblemente cuando casi se ha perdido toda esperanza.

Ven en mi ayuda en esta gran necesidad, para que pueda recibir consuelo y socorro del cielo en todas mis necesidades, tribulaciones y sufrimientos, particularmente (haga aquí su petición), y para que pueda alabar a Dios contigo y con todos los elegidos por siempre.

Te doy las gracias glorioso San Judas Tadeo, y prometo nunca olvidarme de este gran favor, honrarte siempre como mi patrono especial y poderoso y, con agradecimiento hacer todo lo que pueda para fomentar tu devoción.

Amén.

Oración a San Judas Tadeo para el negocio

San Judas Tadeo  tu que eres poderoso intercesor de aquellas causas más difíciles y que son imposibles, ese nombre de traidor que siempre que fue el que entrego en manos de su enemigos a nuestro querido  y muy amado maestro es la causa principal de que todos te hayan olvidado , pero hoy día la iglesia te reconoce y te honra como patrón de las causas más difíciles y también desesperadas.

Te pido que me auxilies, que me mires en esta gran necesidad que tengo, en este día te pido que seas tu bendiciendo mi negocio, mi trabajo que son solo para la honra y gloria de nuestro amado Dios, te suplicamos que permitas que se incrementen las ventas y también mucho más la ganancias, que cada persona que llegue a este lugar quede satisfecha con el servicio y siembres en ellas la necesidad de regresar .
Te pido que a mi familia nunca le falte nada en ninguna circunstancia de la vida, que siempre lo conserve a pesar de las situaciones adversas que atraviese, que siempre vaya en aumento su progreso, que siempre mejore su calidad de vida que siempre gocen de buena salud que tenga fuerzas y que su día a día siempre sea útil para todos los que lo rodean.

Que podamos asociar siempre tu divina intercesión a la sagrada familia de la cual me siento pariente y además prometo llevar tu devoción expresándote mi más grande agradecimiento.

Amén.

Oración a San Judas Tadeo para cuidar el negocio

Querido y bendecido San Judas Tadeo, tu que eres el santo protector de nuestro patrimonio y además santo patrono de aquellos casos muy difíciles, hoy vengo a ti porque tengo una preocupación muy grande, mi negocio siempre ha sido mi patrimonio, te pido me lo protejas de la envidia, como lo haces con tu escudo de hierro en el que nada puede penetrar.

Te pido tu ayuda, amado mio, ayúdame a que lleguen de nuevo los clientes que de han perdido por causa de mis errores, te pido que regresen a mi como palomas que estaban perdidas y que regresan a su nido. Te pido en esta oración a San Judas Tadeo para el negocio que lo limpies así como el agua que siempre lava y penetra desde lo más pequeño. Te pido así como la luz ilumina en la oscuridad.

A través de esta oración a San Judas Tadeo para el negocio, te pido que permitas que mi negocio tenga un nuevo renacer que florezca así como lo hacen las flores en el campo, te pido este gran favor. te suplico que lleves todo a la  normalidad y seas tu quien me ayude a superar esta grave crisis por la cual atravieso, se que todo pasa, nada es eterno, todo vuelve a su normalidad como siempre la calma después de la terrible tormenta, te pido me concedas esa calma.

Te pido que alejes a los ladrones, se como ese perro guardián que se encuentra siempre atento ante las malas intenciones de los demás, permiteme San Judas Tadeo que yo pueda disfrutar de la estabilidad, te pido sanes mi negocio, limpia muy bien este ambiente, tu mi santo patrón, como el viento que siempre se lleva el polvo y siempre lo lleva a lugares muy lejanos, ten misericordia.

Ten misericordia de este mi negocio, que siempre sufre los altos y bajos como la marea, permite que llegue la calma, te doy desde ya las gracias, santo patrono; Amén.

Oración a San Judas Tadeo para el estudiante

San Judas Tadeo, amigo y patrón de los casos imposibles. Me presento ante ti, soy (nombre) y me encuentro estudiando (tu grado de estudio). Acudo a ti, porque necesito de tu bondadosa ayuda.

Me encuentro pasando por momentos difíciles. He puesto en duda mi éxito y me he quedado pensando en la posibilidad del fracaso, te pido, bondadoso San Judas Tadeo, me ayudes con esta plegaria.

Te pido, recuperar la fe, me encamines por el sendero del triunfo y permitas que este siervo, culmine sus estudios. Te prometo ser fiel devoto, venerarte como el amigo que eres y respetarte como tu divinidad lo merece.

También, en tu presencia divina prometo, servir a mis hermanos, al culminar los estudios, se que seré de utilidad en la sociedad.

Agradezco tu misericordia y atención. Estoy anate ti, postrado y agradecido porque sé que me escuchas.
Gracias Santísimo San Judas Tadeo.

Amen.

Oración a San Judas Tadeo para aprobar un examen

San Judas Tadeo, intercesor en todo problema difícil, ayúdame a superar mis exámenes con éxito. Por favor,
ruego me ayude a realizarme como persona y a enfrentar las dificultades de mi carrera.

Te imploro a ti, por ser el patrón de los casos difíciles e imposibles a que me bendigas y me ilumines a pasar mi examen, y por eso te pido para todos los estudiantes que estén en las mismas circunstancias.

Ayúdame a progresar para mejorar mi calidad de vida y gozar de buena salud y grandes fuerzas.
Mi familia me necesita y deseo sacarla adelante.

Te prometo que día a día trataré de esforzarme para servirte y serle útil a todos aquellos que me rodean.

Amen.

Oración a San Judas Tadeo para lograr un embarazo

Amado San Judas Tadeo, Apóstol de Cristo y Mártir glorioso, deseo honrarte con especial devoción.

Te acojo como mi patrón y protector. Te encomiendo mi alma y mi cuerpo, todos mis intereses espirituales y temporales y asimismo los de mi familia.

A ti, oh glorioso abogado mio, acudo para que pueda quedar embarazada. Protégeme para que pueda dar a luz a un bebé sano, lleno de vitalidad y protegido por Dios.

Prometo educarlo según las leyes y mandamientos de Dios. Escucha mis oraciones, amante protector mío. Te consagro mi familia para que en todo proceda a la luz de tu amor.

Ruega por mi Santo Patrón y auxilio mío, para que, inspirado con tu ejemplo y asistido por tu intercesión, mi familia pueda llevar una vida santa, tener una muerte dichosa y alcanzar la gloria del Cielo.

Amén.

Oración de Santa Gertrudis a San Judas Tadeo

Oh misericordioso Apóstol San Judas Tadeo, Mártir de Jesucristo.
Acuérdate de la dulcísima alegría de la que gustó tu corazón cerca de Cristo, tu amado Maestro, quien os enseñó a ti y a los otros Apóstoles la oración del Padrenuestro: por esta dulzura, te suplico que intercedas para que yo sirva fielmente con la mayor perseverancia hasta el fin de mi vida a mi Divino Maestro.

Amén.

Oración a San Judas Tadeo de agradecimiento

Querido y excelente patrono, te doy gracias a ti y a la virgen María porque mi cielo vuelve a ver el brillo de las estrellas gracias a ti.

Hoy vengo ante ti con júbilo y alegría en mi corazón porque gracias a ti vuelvo a tener fe, ganas de vivir y seguir adelante. Te agradezco infinitamente por tu ayuda, pues es por ello que soy testigo de tu  gran bondad.

San Judas Tadeo bendito, gracias por ayudarme a que la vida me diera una nueva oportunidad para avanzar. Me siento conforme con los beneficios que me has traído, por eso cada día que pasa te tengo presente. Cada noche al dormir, te encomiendo mi cuerpo y mente para que me cuides dormido y despierto.

Te doy infinitas gracias por ayudarme a ser mejor persona, desde hoy mi vida servirá a hacer el bien a mis semejantes como agradecimiento a ti, prometo evitar que el mal de la envidia aparezca en mí.

Es por todo lo bueno que viviré Agradeciéndote cada día por protegerme. Gracias San Judas Tadeo por cada uno de los favores recibidos, pongo en tus manos mi ser.

Amen.

san-judas-tadeo

Novena a San Judas Tadeo

Acto de Contrición

Jesús, mi Señor y Redentor: Yo me arrepiento de todos los pecados que he cometido hasta hoy, y me pesa de todo corazón, porque con ellos he ofendido a un Dios tan bueno.

Propongo firmemente no volver a pecar, y confío en que, por tu infinita misericordia, me has de conceder el perdón de mis culpas y me has de llevar a la vida eterna.

Amén

Oración inicial a San Judas Tadeo

¡Oh gloriosísimo Apóstol San Judas Tadeo! Siervo fiel y amigo de Jesús. El nombre del traidor que entregó a tu querido Maestro en manos de sus enemigos ha sido la causa de que muchos te hayan olvidado, pero la Iglesia te honra e invoca universalmente como patrón de los casos difíciles y desesperados.

Ruega por mí que soy tan miserable y haz uso, te ruego, de ese privilegio especial a tí concedido de socorrer visible y prontamente cuando casi se ha perdido toda esperanza.

Ven en mi ayuda en en mis momentos de necesidad, para que pueda tener consuelo y socorro del cielo en todos mis sufrimientos.

Oración a Dios

Oh Dios, que nos concediste la gracia de que lleguemos a conocer tu santo nombre, mediante la predicación de tu Apóstol San Judas Tadeo, concédenos también que adelantemos en la virtud.

Por Jesucristo Nuestro Señor.

Amén.

Novena Día 1

El que me sigue, no anda en tinieblas, dice el Señor. Estas palabras son de Cristo, con las cuales nos exhorta a que imitemos su vida y costumbres, si queremos ser librados de la ceguera del corazón y alumbrados verdaderamente.

Qué tan pronta y generosamente siguió San Judas e imitó a Jesucristo, puede deducirse de su vida enteramente consagrada al servicio de Jesús, especialmente desde que fue llamado a ser uno de sus doce Apóstoles. Fue siempre fiel a Cristo, del cual era pariente y uno de sus más celosos apóstoles, predicando el reino de Dios y enseñando con toda libertad, sin que nadie se lo prohibiese, lo tocante a Nuestro Señor Jesucristo. (Hechos, Capítulos XXVII, 31).

También tú, oh cristiano, tienes una vocación aquí en la tierra, aunque no sea de predicador del Evangelio y de extender el reino de Dios como el sacerdote, el misionero y la religiosa en lejanas misiones; pero sí que eres llamado a ser buen cristiano, a dar buen ejemplo al prójimo con tu paciencia, humildad, obediencia y todas las demás virtudes cristianas.

Hacer la oración final.

Novena Día 2

Bienaventurado el que conoce lo que es amar a Jesús y despreciarse a sí mismo por Jesús. Conviene dejar un amor por otro amor, porque Jesús quiere ser amado, El sólo sobre todas las cosas.

El amor de la criatura es falaz y mudable; el amor de Jesús es fiel y constante. “Ama y ten por amigo a Aquel que, aunque todos te desamparen, no te desamparará, ni te dejará perecer en el fin” (Kempis, Lib. II, Cap. VII). Grande fue el amor de San Judas a Jesús, y quería que todo el mundo le amase como le dio a entender después de la última cena al decirles Nuestro Señor (Evangelio de San Juan, Cap. XIV, 21) “El que me ame, será amado de mi Padre; y yo le amaré, y yo mismo me manifestaré en él”. Dice Judas, no el Iscariote, sino nuestro Santo: “Señor, ¿qué causa hay para que te hayas manifestado claramente a nosotros, y no al mundo?”.

Jesús le respondió así: “Cualquiera que me ama observará mi doctrina, y mi Padre le amará, y vendremos a él y haremos mansión dentro de él”. Este amor grande de San Judas a Jesús lo manifiesta en su carta al decirnos: “Manténganse constantes en el amor de Dios, esperando la misericordia de Nuestro Señor Jesucristo para alcanzar la vida eterna”.

Pidámosle que nuestro corazón esté siempre inflamado del amor a Jesús.

Hacer la oración final.

Novena Día 3

El verdadero celo es la más clara muestra y como resultado natural del amor a Jesucristo. Pues nada desea Jesús como la gloria de su Padre y la salvación de las almas.

San Judas manifestó su amor a Jesús y su gran celo por la salvación de las almas, no sólo con la predicación del Evangelio hasta las más distantes naciones en donde por amor a Jesucristo dio su sangre y su vida, padeciendo glorioso martirio en Persia; sino que quiso dejarnos un recuerdo eterno al decirnos en su carta (17): “Ustedes, sin embargo, queridos míos, acuérdense de las palabras que les fueron antes dichas por los apóstoles de Nuestro Señor Jesucristo, las cuales les decían que en los últimos tiempos han de venir unos impíos, que seguirán sus pasiones llenas de impiedad.

Estos son los que separan a sí mismos de la grey de Jesucristo, hombres sensuales, que no tienen el espíritu de Dios”.

¿Imitamos a San Judas en el celo por la gloria de Dios y la salvación de nuestro prójimo con las palabras y el ejemplo de su vida consagrada al servicio de Jesús?

Hacer la oración final.

Novena Día 4

“Fe se te pide, y vida recta, dice la Imitación de Cristo (Lib. IV, Cap. XVIII), no elevado entendimiento, ni el profundizar los misterios de Dios. Si no entiendes ni alcanzas las cosas que están debajo de ti, ¿cómo comprenderás las que están sobre ti? Sujétate a Dios y humilla tu razón a la fe”.

San Judas siguió con fidelidad y fe ardiente el llamamiento a la vida penosa del apostolado que le hizo su Santo Primo Nuestro Señor Jesucristo y aunque era pariente tan cercano de Jesucristo, le reconocía como su Maestro, Señor e Hijo de Dios, aunque hecho Hombre.

El predicar la fe y la doctrina de Jesucristo fue su ocupación constante desde que fue llamado al apostolado, y por esa misma fe dio su vida. “Ustedes, queridos”, dice en su carta, “elévense como un edificio espiritual de santísima fe, oren en el Espíritu Santo y manténganse constantes en el amor de Dios”.

Y exhorta a los fieles a que no olviden los avisos y enseñanzas que les habían dado los apóstoles y que se guarden de los falsos profetas e impostores que habían de venir al mundo.

Devoto de San Judas, si quieres merecer la protección de este Santo, guarda firmemente tu fe, aún a costa de tu sangre si fuese necesario.

Hacer la oración final.

Novena Día 5

“Si como varones fuertes”, dice la Imitación de Cristo (Lib. I, Cap. XI), “procurásemos permanecer firmes en el combate, veríamos, sin duda, bajar sobre nosotros desde el cielo el auxilio del Señor”.

Pues el que nos da ocasiones de pelear para que salgamos victoriosos está pronto a ayudar a los que pelean, confiados en su gracia. Nuestro Santo, Judas, como se llama a sí mismo y es llamado en los Hechos de los Apóstoles, significa confesión, alabanza, esto es, hombre que confiesa y anuncia las alabanzas del Señor, lo cual requiere valor y mucha fortaleza.

La cual virtud manifiesta de un modo especial en su carta, la que, aunque una de las más cortas del Nuevo Testamento, es admirable por su lenguaje fuerte contra los herejes; y exhorta a los fieles a permanecer firmes en la fe y en la doctrina que habían recibido de los Apóstoles del Señor.

Y con extraordinaria fortaleza reprende a los cristianos degenerados, y los llama nubes sin agua, llevados de aquí para allá por los vientos; árboles otoñales, infructuosos, dos veces muertos, sin raíces, prescindiendo de las amenazas de esos impíos, condenando valerosamente el error y defendiendo con gran fortaleza la doctrina de Cristo, sufriendo por defender la misma un glorioso martirio.

Pidamos a este valeroso Santo que nos dé esa fortaleza tan necesaria en estos tiempos de cobardía para confesar, claramente, la doctrina santa del Evangelio.

Hacer la oración final.

Novena Día 6

“Dios derribó del solio a los poderosos”, exclama María en su cántico del Magníficat, “y ensalzó a los humildes; y porque ha puesto Dios los ojos en la humildad de su esclava, he aquí que desde ahora me llamarán bienaventurada todas las generaciones”.

Dios protege y libra al humilde, al humilde ama y después de su abatimiento, lo eleva a la gloria. “Al humilde descubre sus secretos: le atrae suavemente a Sí”, dice Kempis (Lib. II, Cap. 2). La profunda humildad de San Judas brilla de un modo muy especial en su Carta, pues en vez de empezarla llamándose pariente cercano del Redentor del mundo Cristo Jesús y de María Reina de los cielos y de la tierra, se titula Judas, siervo de Jesucristo y hermano de Santiago; por esto cumpliéndose la sentencia del Salvador, de que quien se humillare será exaltado, no es de maravillar que San Judas brille en el cielo como estrella de primera magnitud junto con los demás apóstoles, y que en la tierra, por su profunda humildad, Dios le haya dado gran poder de socorrer pronto y eficazmente a los devotos que con confianza y humildad le invocan.

¿Nos consideramos como San Judas, humildes siervos de Jesús? Entonces podemos acudir a la valiosa protección de San Judas, quien mirará nuestra pequeñez con ojos de misericordia y nos socorrerá en nuestras necesidades.

Hacer la oración final.

Novena Día 7

Hija de la humildad es la mansedumbre de Tadeo. San Judas como apóstol tan humilde, no podía menos de imitar muy de cerca de su Primo y Maestro Jesús, quien nos dice: “Aprendan de mí a ser mansos y humildes de corazón. Miren que yo los envío como coderos entre lobos.

Si alguno te hiere en la mejilla derecha, vuélvele la otra; y al que quiere armarte pleito para quitarte la túnica, alárgale también la capa. Bienaventurados los mansos, porque ellos poseerán la tierra”.

Toda esa doctrina del Salvador sobre la necesidad que tenemos de mostrarnos mansos y amables con nuestros semejantes, la practicó San Judas Tadeo de un modo especial, no sólo en la bondad de su rostro, en lo amable de su vista y palabras, en lo alegre aún en los mayores desprecios y contradicciones que por Jesucristo padeció, sino resplandeciendo como el sol en presencia de Agábaro, admitiendo gustoso los cárceles, y halagando las fieras que los magos le arrojaron, por venganza de la victoria que de ellas, con solo la señal de la cruz, obtuvo.

Pidamos a San Judas Tadeo que seamos lo que su nombre significa: dulces, misericordiosos, benignos, amables y mansos para que después de haber poseído la tierra de los corazones, prometida por Nuestro Señor a los mansos, lleguemos felizmente a la tierra prometida de la Gloria.

Hacer la oración final.

Novena Día 8

“Bienaventurado aquel a quien la verdad por sí misma enseña, no por medio de figuras y palabras pasajeras” dice la Imitación de Cristo. ¿Qué diremos, pues, de la sabiduría de San Judas Tadeo, pues quien es el Camino, la Verdad y la Vida, le iluminó con los rayos de su divina sabiduría? Y a su mismo nombre de Lebeo que se le da en el texto griego de San Mateo, significa, según San Jerónimo, hombre de sabiduría e inteligencia, la cual demostró a los herejes con fuertes epítetos y símiles, llamándoles meteoros errantes que parecen deslumbrar al mundo por unos instantes y después van a parar en la eterna obscuridad.

Nos enseña la grande obligación que tenemos de ir siempre creciendo en el amor de Dios y en conducir a nuestros hermanos por el verdadero sendero de la sabiduría celestial, iluminando a todos, especialmente a aquellos que todavía están sentados en las sombras de la muerte, de la ignorancia de las verdades salvadoras, de la verdadera religión de Jesucristo, la Iglesia Católica Apostólica, guiada por el sucesor del príncipe de los Apóstoles, el Vicario de Cristo en la tierra, el Pontífice de Roma, y que del sol del Evangelio que San Judas Tadeo llevó por tan lejanas regiones, vuelva a mostrarlo en estos tiempos de tanta incredulidad e ignorancia religiosa.

Hacer la oración final.

Novena Día 9

Dice San Marcos que los apóstoles de Jesús fueron, y predicaron en todas partes, cooperando con el Señor, y confirmando su doctrina con los milagros que la acompañaban.

Al predicar San Judas Tadeo el Evangelio por las apartadas regiones de Persia que le habían tocado en suerte, convirtió innumerables gentes a la Fe, entre ellos a Agábaro, Rey de Edesa, curado por San Judas en el cuerpo y en el alma, confundiendo a sus enemigos, magos e impostores, quitando el veneno mortal a las serpientes que ningún daño pudieron hacer a nuestro Santo, este milagroso poder de San Judas parece que Nuestro Señor ha querido en estos tiempos hacerlo revivir, sin duda por el olvido en que los fieles le han tenido a causa de su nombre, común con el del Traidor de Jesucristo.

San Judas Tadeo manifiesta su ayuda y protección especial en socorrer a sus devotos de aquellos casos en que toda esperanza humana parece faltar, y por eso el pueblo fiel le aclama con el título de Abogado especial de los casos difíciles y desesperados.

Basta para convencerse de que nuestro Santo Apóstol alcance también a los que imploran su protección todo género de gracias, aún de aquellas que parecen cosas insignificantes, preguntarlo a quien le profese particular devoción, y basta para experimentarlo, acudir al mismo Santo Apóstol.

Innumerables son los devotos que reconocidos de sus favores, envían cartas de agradecimiento al Santuario Nacional de San Judas Tadeo, en donde se venera con singular devoción una estatua y reliquia del Santo Apóstol. Si, pues, queremos su protección, acudamos con fé y confianza a San Judas Tadeo, quien después de habernos ayudado en este mundo, nos ayudará a alcanzar la gloria eterna.

Hacer la oración final.

Oración Final (Repetirla 3 veces)

Padre nuestro que estás en el cielo, …

Dios te salve María, llena eres de gracia…

Gloria al Padre, Gloria al Hijo y Gloria al Espíritu Santo. Como era en un principio, ahora y siempre, por los siglos de los siglos.

Amén.

Milagros de San Judas Tadeo

En el año 1959, un hombre que conducía camino a casa en la noche, sufrió un gravísimo accidente en el que su automóvil cayó por un barranco dando vueltas y vueltas. El hombre cuenta que el vehículo comenzó a encenderse en llamas pero pudo salir ileso del accidente, cuenta también que el motivo del accidente fue porque queria acomodar un objeto que permanecía en el asiento del copiloto.

El que luego de una curva muy cerrada cayó al piso del vehículo; el hombre quiso acomodarlo pero tuvo que quitar la mirada del camino, cuando volvió a ver su destino se dio cuenta de que no era el carril correcto por el que transitaba y trató de devolverse al que le corresponde, entre la velocidad y las curvas del trayecto perdió el control del vehículo y sufrió tal accidente.

El testimonio más curioso fue que unos pobladores cercanos la ayudaron a salir del automóvil y sorprendidos por el hombre que salió intacto del accidente vieron en su pecho la medalla de San Judas que colgaba muy cerca de su cuello. Este es uno de los testimonios de los tantísimos Milagros de San Judas Tadeo.

Otro increíble testimonio fue en el año 1973, una mujer con problemas crónicos en los riñones, recibió la noticia de que debía someterse a una operación urgente.

Ella estaba resignada a hacerla desde ya hacía mucho tiempo, incluso ya le había comentado a varias amistades que hicieran la prueba a ver si alguno podía ser su donante

En su visita al médico, éste le pautó fecha para la operación segura, ya tenía su donante, y era posible que no sobreviviese a su operación.

Ella siempre había sido devota de San Judas, y con su problema en el riñón izquierdo se había vuelto mucho más, ahora llevaba consigo siempre su medalla de San Judas.

Sólo faltaban dos consultas más, y la mujer de apenas 34 años, ya había buscado a la persona que iba a quedarse con sus pertenencias si ella legase a fallecer, dejó a sus mascotas con sus padres y con la frente en alto fue a su última consulta.

Y con medalla de San Judas en pecho, entró al consultorio para hacer el último exámen de rutina antes de su operación.

El doctor sorprendido no pudo pronunciar otra frase que no fuese ¡Ya no está!, ¡el mal ya no está!, lo repetía una y otra vez sorprendido.

La amiga donante estaba con la cara pálida y llena de asombro, ambos no sabían cómo había desaparecido aquella mancha negra que rodeaba el interior de su riñón, la mujer sonriente y sana sonreía y lagrimeaba pensando en que fue uno de los Milagros de San Judas Tadeo.

Hoy en día la mujer vive una vida serena y tranquila, y ha hecho varias conferencias acerca de su testimonio y la fe.

Imágenes de oraciones a San Judas Tadeo

oración para san judas tadeo

Resultado de imagen para oracion a san judas tadeo

oración y petición a san judas tadeo