Saltar al contenido

Oración a San Judas Tadeo

Con Fé y la oración a San Judas Tadeo, podrás sentir la paz y la calma que tanto anhela tu corazón. No importa el problema que estés enfrentando o la necesidad que necesites suplir, San Judas Tadeo espera por tu llamado.

Ya sea que te encuentres enfrentando una crisis financiera, una venta a corto plazo, un matrimonio en problemas, desempleo o quizás algun tipo de enfermedad, no debes desesperar, San Judas Tadeo te escuchará y te ayudará en estos momentos tan difíciles de tu vida.

San Judas Tadeo es el santo de las causas imposibles, pide con fe y ten la confianza en que todo se resolverá para bien.

Oraciones a San Judas Tadeo

Quién es San Judas Tadeo?

San Judas Tadeo es quizás el santo más conocido y apreciado entre los devotos de la religión católica en virtud de los numerosos milagros que por su intercesión aseguran haber conseguido los fieles.

oración a san judas tadeoSu nombre, Judas, proviene de la lengua hebrea, y significa “alabanzas sean dadas a Dios”; por su parte, Tadeo, es de origen arameo y significa “valiente que proclama su fe, magnánimo”. Se le llama Tadeo para diferenciarlo de Judas Iscariote.
Fué uno de los doce apóstoles escogidos por Jesucristo, nombrado en diversos pasajes de las Sagradas Escrituras como “hermano de Jesús” debido a los lazos familiares que compartían ya que San Judas Tadeo era sobrino nieto de San Joaquín y Santa Ana, los padres de la Virgen María, su padre, un hombre llamado Cleofás, era hermano de San José, el esposo de La Virgen María, y su madre, María de Cleofás, era prima de la Virgen María, de modo que San Judas Tadeo, era primo de Jesucristo.

Además, San Judas Tadeo era el hermano menor de Santiago, otro de los doce apóstoles. Como parte de este grupo, presenció los milagros de Jesús, escuchando y llevando su palabra y sus sermones, presenció su resurrección y además fue uno de los presentes el día de Pentecostés, cuando a través de leguas de fuego recibió el Espíritu Santo para continuar su trabajo como servidor de Cristo y predicador del evangelio.

El santo también se ha representado llevando una Biblia consigo, en virtud del libro religioso en su nombre, y en su mano un hacha que representa su sufrimiento y martirio; a veces lleva un bastón que simboliza todos los caminos de su recorrido durante su predicación.

Fueron perseguidos por sacerdotes paganos que volvieron al pueblo en contra de los apóstoles. El día de su muerte San Judas tuvo una visión de que el Señor lo llamaba. Él y San Simón fueron asesinados juntos, San Simón muere cuando cortan su cuerpo en dos y San Judas Tadeo muere decapitado.

San Judas Tadeo desarrolló su trabajo pastoral en las regiones de Mesopotamia y Persia, acompañado por San Simón. Ambos padecieron el martirio en la ciudad de Suanis (Persia), donde, de acuerdo con la historia católica, San Judas Tadeo fue asesinado de un traumatismo en la cabeza producto del golpe con un mazo y luego fue decapitado. Su cuerpo fue llevado a Roma donde es venerado en la Basílica de San Pedro del Vaticano.

La devoción a San  Judas inició a partir de los relatos de Santa Brígida, a quien Jesús la invita a pedir por medio de este discípulo, aquellos favores difíciles. Así, creció la devoción popular de San Judas Tadeo como el santo de las causas imposibles.

La fiesta de San Judas Tadeo se celebra el 28 de octubre, mismo día en que se conmemora a San Simón

Que significa la llama en la cabeza de San Judas Tadeo?

La imagen de San Judas Tadeo se muestra con una medalla colgando en el pecho, en la que se puede apreciar el rostro de Jesucristo. Esta representación se debe más que a la semejanza física, al parecido espíritu de este santo con Jesús.

En la cabeza de San Judas, se aprecia también una llama de fuego, esta llama simboliza la presencia del Espíritu Santo que recibió el día de Pentecostés, día en que los apóstoles recibieron la misma llama y comenzaron a hablar en lenguas diferentes.

¿Por qué rezar a San Judas Tadeo?

Este es un santo que tienen mucho poder para aliviarnos de todos los males y momentos difíciles de nuestra vida, es recomendable recurrir a él cuando nos sentimos abandonados, cansados, sin fuerzas y en grandes momentos de dificultad.

oracion a san juditas tadeo

El Santo de las causas imposibles

Este santo porta este título junto a Santa Rita de Acacia; la historia de cómo surgió esta devoción tiene varias explicaciones.

Según comentan algunos religiosos especialistas en teología y en las Sagradas Escrituras, San Judas Tadeo permaneció mucho tiempo en el olvido, esto debido a que su nombre era el mismo del apóstol Judas Iscariote que entregó al Señor Jesús. Ante esto, los fieles empezaron a observar la imagen de Judas Tadeo como el santo más “disponible” para ser el intercesor de sus casos ante Jesucristo; además de adjudicarle la ventaja de ser primo del Señor, y que a ello se debe su parecido físico con Jesús.

Así, esta explicación popular y sencilla, fue perpetuándose en la fe de los creyentes, que se acercaban a pedir con fe y devoción a San Judas Tadeo, por su intercesión solicitaban toda clase de auxilios, desde solución para crisis económicas, encontrar empleo, resolver problemas matrimoniales y hasta para ayudar a los estudiantes en sus exámenes, este santo es el mediador de muchas causas, variadas y de todo tipo.

Es probable que la devoción también haya sido fomentada por sacerdotes que conocen la historia y vida de este santo apóstol, evangelizador y mártir por la causa de Dios. Tal es el caso del sacerdote James Tort, quien en 1929, abrió las puertas de su iglesia en Chicago para socorrer espiritualmente a la clase trabajadora que se encontraba en medio de una severa depresión.

El padre Tort colocó en dicho santuario la imagen de San Judas Tadeo, un apóstol al cual le tenía especial devoción, y en sus liturgias predicaba sobre la vida de este apóstol. Poco a poco toda la congregación corrió la vos de “Saint Jude”, “el santo de los afligidos y desesperados, el patrón de las causas imposibles, el intercesor en tiempos de angustia y sufrimiento”. El 28 de octubre de 1929, el santuario se llenó con miles de files que acudieron a la misa de San Judas.

Desde entonces la devoción por este apóstol se extendió en la comunidad católica de Chicago, Norteamérica, extrapolándose a otros países de la región.

Su título de “abogado de las causas imposibles”, es apoyado por la declaración de Santa Brígida de Suecia, quien escribió en sus memorias que en una visión, el Señor Jesús le reveló que para aquellas peticiones difíciles, los pidiese por medio de la ayuda de San Judas Tadeo.

Iconografía

Las imágenes de los santos son representaciones que juntan detalles y símbolos alusivos a las misiones de la vida de dichos personajes y que nos ayudan a entender quienes fueron. Por ejemplo, San Pedro lleva las llaves de las puertas del cielo, y San Sebastián se representa junto a varias flechas. Así, en el caso de San Judas Tadeo, sus imágenes representan varios símbolos que nos permiten conocer su historia y su camino como seguidor de Cristo.

Los símbolos que describen a este apóstol se pueden clasificar en cinco tipos, siendo estos: la lengua de fuego, el arma de su martirio, los símbolos de su trabajo y del evangelio, y la imagen de Edessa con el manto y la medalla.

  • La Lengua de fuego sobre su cabeza representa la llama del Espíritu Santo que recibió el apóstol el día de la fiesta de Pentecostés, verificando así que es uno de los doce apóstoles escogidos por el propio Jesús.
  • El arma del martirio, en algunas imágenes se le presenta sujetando una pala o un instrumento similar a un hacha, que indica cómo fue martirizado, decapitado en Persia. A veces se le representa con una palma bajo su brazo que simboliza también el martirio.
  • Los símbolos de su trabajo son varios, desde un ancla, un barco y una regla de carpintero, todos hacen referencia a algún aspecto de la vida de este Santo. San Judas era pescador y reparador de barcos, además como pariente de Jesús, era también de la familia de los carpinteros. Estos símbolos también representan su poder de intercesión como patrón de las causas difíciles.
  • El símbolo del evangelio es el libro o el rollo de pergamino con el que algunas veces es representado, indicando la epístola de San Judas presente en el Nuevo Testamento.
  • La imagen de San Judas del Santuario de Edessa tiene a su vez varios símbolos que describen las cualidades de este santo. Judas Tadeo lleva una medalla en su pecho con la imagen de Jesús, que indica el parecido físico que tenía con el Señor debido a que eran primos. También lleva un manto de color verde que significa la esperanza y la renovación de la fe cristiana.

Milagros de San Judas Tadeo

En el año 1959, un hombre que conducía camino a casa en la noche, sufrió un gravísimo accidente en el que su automóvil cayó por un barranco dando vueltas y vueltas. El hombre cuenta que el vehículo comenzó a encenderse en llamas pero pudo salir ileso del accidente, cuenta también que el motivo del accidente fue porque queria acomodar un objeto que permanecía en el asiento del copiloto.

El que luego de una curva muy cerrada cayó al piso del vehículo; el hombre quiso acomodarlo pero tuvo que quitar la mirada del camino, cuando volvió a ver su destino se dio cuenta de que no era el carril correcto por el que transitaba y trató de devolverse al que le corresponde, entre la velocidad y las curvas del trayecto perdió el control del vehículo y sufrió tal accidente.

El testimonio más curioso fue que unos pobladores cercanos la ayudaron a salir del automóvil y sorprendidos por el hombre que salió intacto del accidente vieron en su pecho la medalla de San Judas que colgaba muy cerca de su cuello. Este es uno de los testimonios de los tantísimos Milagros de San Judas Tadeo.

Otro increíble testimonio fue en el año 1973, una mujer con problemas crónicos en los riñones, recibió la noticia de que debía someterse a una operación urgente.

Ella estaba resignada a hacerla desde ya hacía mucho tiempo, incluso ya le había comentado a varias amistades que hicieran la prueba a ver si alguno podía ser su donante

En su visita al médico, éste le pautó fecha para la operación segura, ya tenía su donante, y era posible que no sobreviviese a su operación.

Ella siempre había sido devota de San Judas, y con su problema en el riñón izquierdo se había vuelto mucho más, ahora llevaba consigo siempre su medalla de San Judas.

Sólo faltaban dos consultas más, y la mujer de apenas 34 años, ya había buscado a la persona que iba a quedarse con sus pertenencias si ella legase a fallecer, dejó a sus mascotas con sus padres y con la frente en alto fue a su última consulta.

Y con medalla de San Judas en pecho, entró al consultorio para hacer el último exámen de rutina antes de su operación.

El doctor sorprendido no pudo pronunciar otra frase que no fuese ¡Ya no está!, ¡el mal ya no está!, lo repetía una y otra vez sorprendido.

La amiga donante estaba con la cara pálida y llena de asombro, ambos no sabían cómo había desaparecido aquella mancha negra que rodeaba el interior de su riñón, la mujer sonriente y sana sonreía y lagrimeaba pensando en que fue uno de los Milagros de San Judas Tadeo.

Hoy en día la mujer vive una vida serena y tranquila, y ha hecho varias conferencias acerca de su testimonio y la fe.

Epístola de San Judas

La epístola del apóstol San Judas es la última de las cartas del Nuevo Testamento antes del libro del apocalipsis. Esta consta de 25 versículos, y su redacción se le atribuye al propio apóstol quien se describe como “Judas, Siervo de Jesucristo y hermano de Jacobo”.

Esta carta fue escriba originalmente en griego, aproximadamente entre los años 62 y 65, antes de la derrota de Jerusalén. Aunque no está dirigida a ninguna comunidad religiosa o persona en particular, es un texto de instrucciones y consejos, en el cual el apóstol invita a todos los fieles a mantenerse firmes en la fe y recordar cuál es el destino de los que se han alejado del camino del Señor.

Judas Tadeo alerta sobre los falsos profetas y maestros que se pueden inmiscuir entre las comunidades para confundir a los devotos. Escribe también sobre ejemplos de castigos que han recibidos los pecadores, mencionando el destino de Sodoma y Gomorra, y del pueblo de Israel a su salida de Egipto cuando pecaron contra Dios ofendiéndolo.

La epístola busca fortalecer los ánimos de los cristianos para mantenerse puros en la fe, exhortando siempre a que la gloria de nuestros actos y conductas sea para la honra del “único Dios verdadero”, terminando con una oración que es una profesión de fe:

25: “Al único y sabio Dios, nuestro Salvador, sea gloria y majestad, imperio y potencia, ahora y por todos los siglos, Amen.”

Himno a San Judas Tadeo

Oh! Glorioso y poderoso, San Judas, Apóstol del Señor, escucha las plegarias de este pobre pecador.

Que tu mano poderosa alivie mis dolores y tu bondad piadosa me colme de favores.

Cambia mi amado San Judas Tadeo, en flores, la espina dolorosa y que tu bondad piadosa me colme de favores.

Gloria sea al Padre, gloria también al Hijo y al Espíritu Santo por siglos infinitos.

Pon sobre mi, tu mirada de amor, cubre mis necesidades y al morir, ayúdame a llegar a los brazos del Padre.

Amén.