Saltar al contenido

San Judas Tadeo

San Judas Tadeo

San Judas Tadeo: El santo de las causas desesperadas

San Judas Tadeo es conocido como el Apóstol de la Esperanza y la Intercesión. Se le celebra el 28 de octubre en la Iglesia Católica y es venerado como santo en otras denominaciones cristianas. Es uno de los Doce Apóstoles de Jesús, aunque su papel en la Biblia es limitado. Sin embargo, a lo largo de la historia, se ha desarrollado una gran devoción hacia él y se le atribuyen muchos milagros y curaciones.

Era el hermano menor de Santiago, otro de los doce apóstoles. Como parte de este grupo, presenció los milagros de Jesús, escuchando y llevando su palabra y sus sermones, presenció su resurrección y además fue uno de los presentes el día de Pentecostés, cuando a través de leguas de fuego recibió el Espíritu Santo para continuar su trabajo como servidor de Cristo y predicador del evangelio.

San Judas Tadeo no debe ser confundido con Judas Iscariote, que traicionó a Jesús. San Judas Tadeo es conocido por su lealtad y su devoción a Jesús y por ser un gran defensor de la fe. Es venerado como el santo de la «última esperanza» y se le invoca para pedir su intercesión en situaciones difíciles o cuando todo lo demás ha fallado. Muchas personas recurren a él para ayudarles en problemas de salud, trabajo, dinero y relaciones.

Además de su papel como apóstol, San Judas Tadeo también es conocido por escribir uno de los libros del Nuevo Testamento de la Biblia, la Carta de Judas. En esta carta, Judas exhorta a los creyentes a resistir las enseñanzas falsas que estaban surgiendo en la iglesia de aquel tiempo y a permanecer fieles a la verdad.

San Judas Tadeo desarrolló su trabajo pastoral en las regiones de Mesopotamia y Persia, acompañado por San Simón. Ambos padecieron el martirio en la ciudad de Suanis (Persia), donde, de acuerdo con la historia católica, fueron perseguidos por sacerdotes paganos que volvieron al pueblo en contra de los apóstoles. El día de su muerte San Judas tuvo una visión de que el Señor lo llamaba. Él y San Simón fueron asesinados juntos, San Simón muere cuando cortan su cuerpo en dos y San Judas Tadeo fue asesinado de un traumatismo en la cabeza producto del golpe con un mazo y luego fue decapitado. Su cuerpo fue llevado a Roma donde es venerado en la Basílica de San Pedro del Vaticano.

San Judas Tadeo es venerado en varias iglesias y culturas cristianas alrededor del mundo, especialmente en América Latina, México, donde tiene una gran devoción y festejos en su honor el 28 de octubre. Muchas personas creen que sus oraciones son especialmente efectivas y que él es particularmente sensible a las necesidades de aquellos que están pasando por momentos difíciles.

Más de San Judas Tadeo