Saltar al contenido

Oración a San Isidro Labrador

Oración a San Isidro Labrador
5 (100%) 2 votes

San Isidro Labrador es un conocido Santo Español, famoso por ser el patrón de los agricultores. Vivió entre los siglos XI y XII en España.

san-isidro-labrador

Nacido en el seno de una familia muy humilde, a corta edad quedo huérfano y debió trabajar para ser sustento de su hogar en diversas labores, hasta que se dedico a ser labrador.

Durante su vida, San Isidro se dedicó al trabajo, a la oración, y tenía un profundo sentimiento cristiano. Se casó con una joven llamada María quien había heredado unas tierras, de modo que San Isidro se dedicó a trabajarlas.

San Isidro es descrito como un hombre bueno, lleno de bondad y piadoso, además era muy trabajador. Dios les ofreció su ayuda en repetidas ocasiones.

Hacia el final de su vida San Isidro se estableció en Madrid, para trabajar de jornalero y agricultor, viviendo al lado de la Iglesia de San Andrés, a cuyas misas asistía con mucha devoción. En su corazón estaban los buenos valores de compartir, amar, y servir. Atravesaba toda la ciudad para llegar hasta las tierras de su patrón donde se dedicaba a su trabajo desempeñando excelentemente su profesión de arador.

Con el pasar de los años, se quedo viviendo en Madrid San Isidro, mientras que su esposa quedo en el pueblo donde se encargaba del aseo de una ermita. De esta manera convinieron que fuera los esposos, para así llevar una vida de mayor santidad. Cuando San Isidro enfermó, al tener su esposa María la noticia avisada por un ángel, en seguida se encaminó a seguir a su esposo, del cual no se separó hasta la hora de su muerte.

Oración a San Isidro Labrador

Bienaventurado Isidro, que habitas hoy la celestial morada en justo premio de tu singular piedad, caritativo celo y santidad de vida, sin que para practicar dichas virtudes fueran obstáculo las ocupaciones a que tenías que dedicarte
para ganar el necesario sustento, tanto para ti, como para tu venerada esposa, María de la Cabeza: te suplicamos que seas nuestro intercesor para con el Altísimo, a fin de que este divino Señor se apiade de nuestras miserias, y, por un acto de su infinita bondad, nos conceda vivir en paz en esta vida, y que gocemos en la otra las eternas delicias de la gloria.

Por Jesucristo, nuestro Señor.

Amén.

Oración a San Isidro Labrador para las causas imposibles

Glorioso San Isidro, santo llano del pueblo, tu vida fue un ejemplo de humildad y sencillez de recogimiento y oración, de trabajo y compasión de abnegada entrega, servicio y confianza en el Señor.

Devoto san Isidro, santo patrón mío, tú que fuiste caritativo y bondadoso con los demás, mira necesidades, nuestros agobios y penas y concédenos tu poderosa y milagrosa ayuda.

Santo amable y dotado de virtud, tú que recibiste inmensos dones y gracias de Dios que obraste numerosos prodigios y un sinfín de milagros, haz que mis ruegos lleguen al Señor.

San Isidro Labrador, ejemplo de esposo y padre, de trabajador, amigo y buen vecino, que con tus manos labraste la dura tierra sin dejar de orar y servir al Supremo Señor, que entregabas todo lo que tenias a los menesterosos, a los niños, a los desvalidos, y a todo aquel que sufría hambre de pan y alma: Socórrenos en estos momentos duros y difíciles.

San Isidro piadoso tú que tuviste profundo amor a la Eucaristía y amorosa devoción a la Virgen María, intercede por nosotros ante el Dios Creador y pídele nos ayude con su infinita misericordia, que vuelva sus ojos hacia nosotros y nos alcance las gracias y auxilios que este momento desesperadamente precisamos: (Pedir con mucha esperanza lo que se desea conseguir).

San Isidro bendito y bienaventurado, devuélvenos la paz y la tranquilidad, danos consuelo y solución en estos tristes momentos, concédenos tu protección ante todo mal y ayúdanos a entregarnos, como tú lo hiciste al servicio de Dios y del prójimo con sincera y generosa actitud, para que podamos alcanzar el camino de la verdadera vida y así gozar contigo un día de los Bienes Eternos.

Amen.

Oración a San Isidro Labrador por los Campesinos

Querido San Isidro, tú sabes lo normal que es cultivar la tierra, ya que fuiste empleado como obrero agrícola la mayor parte de tu vida. Aunque ustedes recibieron la ayuda de Dios materialmente a través de los Ángeles en el campo, todos los granjeros son ayudados espiritualmente a ver las maravillas que Dios ha esparcido en esta tierra. Anime a todos los agricultores en sus labores y ayúdeles a alimentar a mucha gente.

Amén.

Oración a San Isidro labrador para los agricultores

Buen Santo, se nos dice que su devoción al Santo Sacrificio de la Misa fue tan grande que se levantaría antes de que se hiciera de día para poder asistir a la Misa antes de comenzar su trabajo en el campo. Obtén para nosotros, te lo pedimos, algo de esa devoción amorosa al Santo Sacrificio de la Misa.

Allí es donde los frutos de nuestra labor agrícola, el pan y el vino, son llevados y ofrecidos a Dios por el sacerdote. Entonces, en la consagración, Cristo mismo, Cuerpo y Sangre, Alma y Divinidad, se hace presente en nuestros altares bajo las apariencias de este mismo pan y vino. Y en lo que era el pan del altar, Él viene a nosotros para ser el alimento de nuestras almas. Si comprendemos profundamente el valor y la belleza de la Santa Misa, estaremos muy contentos de asistir tan a menudo como sea posible.

Ayúdanos a comprender que en la Misa nos ofrecemos a Dios con Cristo por las manos del sacerdote. Allí podemos llevar a Dios todo lo que hacemos, y ofrecerlo a Él en unión con Su Santo Sacrificio. Cuanto más lo hagamos ahora, más felices seremos en el futuro. Buen San Isidro, bendícenos a nosotros y a nuestras labores, para que algún día podamos cosechar la recompensa de las buenas obras contigo en el cielo.

Amén.

Oración a San Isidro para pedir bendición y prosperidad para el hogar y la familia

¡Oh Dios mío, Padre Todopoderoso! En quien confío y amo, porque sé que mi amor es correspondido, cuida, bendice y protege a mi familia, gracias por todos los alimentos que recibimos por la intercesión de tu santo siervo, San Isidro Labrador, quien con tanto amor en su momento se dedicó a cultivar la tierra, sin descuidar tus enseñanzas y sabiendo distribuir su tiempo no descuidar tus oraciones.

Bendito San Isidro, siervo de Dios, humilde trabajador, agricultor, padre y esposo ejemplar, que sufrió humillaciones, calumnias y persecuciones, bendice mi casa, mi familia y mi hogar para que sea semejante al tuyo y agradable antes los ojos de nuestro creador, que ninguno de mis seres queridos caigan en las tentaciones de enemigo.

Posa tu mirada en nosotros, e intercede para que en este humilde hogar no falte el trabajo, la salud, el alimento que nos sustente, la ropa que nos abrigue, y el amor y la armonía que reina en los hogares de bien.

Oh! San Isidro, trae bendiciones a este hogar, cordialidad, paz, confort y abundancia, ayúdanos a cubrir todas nuestras necesidades y protégenos del peligro que nos acechan, haciendo que cada uno de nuestros esfuerzos sea recompensado obteniendo de ellos el valor que se merecen, danos tu ayuda y tu bendición tú que sabes entendernos.

Amén

Oración a San Isidro Labrador para encontrar trabajo

Bendito san Isidro, tu que estas siempre lleno de buenas obras y amabilidad, eres trabajador y entregado, siempre sirves a los demás y vas en todo momento confiado con Jesucristo.

Tu que fuiste premiado con muchísimos dones del señor y en tu nombre hay numerosos milagros, fuiste y eres un ejemplo para muchas personas y nunca dejaste de alabar el nombre de Dios, te doy toda la honra que mereces y llego hasta tu mis plegarias para que puedas cumplirlas.

Tu que siempre compartiste con las personas mas pobre todo lo que tenias, apoyame en este momento tan difícil como los ángeles estuvieron siempre contigo.

Necesito urgentemente un empleo, te pido que puedas ayudarme a conseguir un buen trabajo, o un negocio rentable, donde pueda tener los ingresos necesarios para mantener en todo momento a mi familia estable, yo espero pero mis fuerzas flaquean.

Entrego en tus manos mis problemas profesionales y todos mis problemas económicos, se que tu puedes estregarle mis plegarias a Dios para que el sea concediendolas en todo momento.

Amen.