Saltar al contenido

Oración a San Antonio de Padua

Oración a San Antonio de Padua
5 (100%) 4 votes

San Antonio de Padua es un famoso santo perteneciente a la orden de los franciscanos, de origen portugués. Su familia y amigos rechazaban su vocación de religioso y en repetidas oportunidades trataron de persuadirlo para que la abandonase.

san-antonio-padua

Sin embargo, San Antonio se mantuvo firme a su vocación y servicio a Dios, de modo que renunció a la herencia que le correspondía de su familia y se mudó al monasterio de Santa Cruz de Coimbra.

Años más tarde, San Antonio se convertiría en un orador sagrado, llego a ser fundador de numerosas hermandades y de cofradías, se hizo teólogo y escribió varios tratados y sermones los cuales posteriormente fueron publicados. Admiro profundamente la vida y obra de los mártires franciscanos, al punto de querer imitarlos y ser digno como ellos.

Luego de su muerte, San Antonio fue canonizado y desde entonces su devoción se propagó rápidamente desde el siglo XV.

Quienes le son fieles y devotos afirman que por la ayuda de San Antonio de Padua se les han concedido milagros.

La vida de este santo es un relato que manifiesta el amor a Dios y a todo lo creado por Él, amor que San Antonio profesó con hechos durante todo su vivir.

San Antonio de Padua es el santo para conceder favores como el de mejorar la memoria distraída u olvidadiza, hallar cosas que se han extraviado, e inclusive algunos fieles le rezan con el propósito de conseguir parejas.

Es un santo popular entre las mujeres que no pueden tener hijos, así como entre los viajeros y los pobres, grupos de población en quienes son muy populares sus milagros.

Oración a San Antonio de Padua para conseguir un milagro

Oh adorado y bendito San Antonio, el más gentil y amable de los Santos, por tu ardiente amor a Dios, tu excelsa virtud, y tu gran caridad hacia sus semejantes, te hicieron merecedor de poseer gran poderes milagrosos aquí en la tierra como no le fueron otorgados a ningún otro santo.

Los milagros aguardan en tu palabra, y esa palabra que está siempre dispuesta a pedir, a petición de los que atraviesan problemas y circunstancias difíciles.

La oración ansiosa de la amarga prueba nunca fue dirigida a ti en vano. A los enfermos les devolviste la salud; restauraste a todos los que algo se les había perdido; a los afectados por el dolor fueron objetos de tu tierna compasión; hasta los muertos elevaste a la vida cuando el corazón herido clamaba a ti desde el fondo de su amarga angustia.

Animado por este pensamiento, y convencido de la eficacia de tu santa intercesión, me arrodillo ante tu imagen santa y lleno de confianza, te imploro que me alcances la gracia de (aquí mencionar el pedido).

San Antonio amado, ven y ayúdame a sanar las heridas que han permanecido como causa de mis dolores no superados. Alivia mi corazón de este peso y sánalo del resentimiento que ha anidado dentro de mí.

Oh gentil y amoroso San Antonio de Padua, cuyo corazón está siempre lleno de compasión humana, susurra mi humilde oración a los oídos del Niño Jesús, quien amaba quedarse en tus brazos.

Ven y libérame de toda carga emocional que me mantiene atado a un mundo lleno de dolor y frustración. Ven y libérame de toda pesadumbre y falta de ánimo para actuar con decisión.

Líbrame, Oh querido San Antonio, de las trampas mortales de mis enemigos y de las asechanzas del mal que rondan cuando me siento sin esperanzas.

Una palabra tuya y sé que lo que pido en mi oración será concedido. En el nombre poderoso de Nuestro Señor Jesucristo te lo imploro.

Amén.

Oración de San Antonio de Padua para conseguir novio

Tú que estas lleno de gloria, amor, bondad y muchas virtudes que Dios te otorgo para que pudieras realizar grandes milagros para las personas de este universo tan grande.

Te aclamo hoy a ti que eres bueno con todo aquel que necesita tu ayuda, que eres piadoso con todo aquel que busca la felicidad de tener un amor ideal a su lado, tú que estas amor te imploro puedas concederme la dicha y la felicidad de poder encontrar el amor que me acompañara siempre, para poder encontrar a esa persona ideal, mi otra mitad, el complemento a mi vida, la pieza que me falta para armar mi mundo.

Te pido que me ayudes a encontrar esa alma gemela que espera por mí que piensa en mí, preguntándose también en que parte del mundo estaré, pensando en el momento que podamos unir nuestras mentes, nuestro cuerpo, nuestro espíritu, nuestros corazones.

Sé que tú me escucharas y me ayudaras con mis plegarias pidiendo por mí al niño Jesús con quien estuviste siempre y al dios padre todo poderoso que te brindo de tantos dotes, de gloria y bendición para que así mi alma encuentre la felicidad junto a mi amor eterno.

Amén

Oración a San Antonio de Padua para recuperar un amor

Oh, majestuoso y potentado San Antonio.

A quien Dios escogió como interventor nuestro en nuestras angustias y desesperación de nuestra riqueza material perdida, hoy vengo a ti para que me colabores a solucionar un problema que me atormenta y golpea mi roto corazón.

Oh, glorioso y querido San Antonio, bendito protector y otorgante de amor a los enamorados, te pido que intervengas y realices la unión y reconciliación de (…) y (…).

San Antonio, te suplico para que elimines de su mente toda duda, celos, rabia, reproches y angustias, provocadores de la lejanía que cada vez es más estrecha entre nosotros, inyecta en su mente la morfina de nuestros buenos recuerdos, enséñale todo el amor que nos mantuvo unidos en esos momentos y que abandone su orgullo y olvide las razones de nuestra lejanía,

Haz que recoja de su gaveta el amor verdadero que ambos nos entregábamos día tras día.

Tú, que eres capaz de encontrar los objetos perdidos, haz que encuentre a (nombre de la persona).

Tú, que las propuesta que en tu nombre son pedidas sean aceptadas, haz que (…) acepte la mía nuevamente (…).

Tú, que integras la paz y tranquilidad en las parejas, otórgame la dicha de la reconciliación y la gracia de la armonía con (…).

San Antonio, santo milagroso, acude ante mí y ayúdame, que imploro en auxilio: Resguarda con tu amparo nuestra relación, no permitas que absolutamente nadie obstaculice nuestras vidas, espanta de (…) todo y quienes ahora lo alejan de mí, sálvame, te lo imploro con mi alma y mi corazón en esta gran complicación y que con urgencia requiero salir, hazme el favor para: (mencionar con fe y tranquilidad lo que se quiere conseguir).

Te imploro querido San Antonio que enlaces, que amanses que tu amor unitario nuestros espíritus y nuestros corazones por siempre, para que nos convirtamos en sólo uno y no dejes que alguien o algo sea capaz de alejarnos.

San Antonio, padre mío amado, no ignores ni desvíes mi esperanzada petición, hoy, más que nunca, necesito de ti, sé que todo lo que para nosotros es imposible en ti y tu voluntad es alcanzable, por eso te suplico que atiendas mi llamada y escuches mi angustiada razón para que le des rápida solución.

San Antonio, noble de palabra y acción, santo de milagros, santo de bendiciones, a todos los que acuden en tu nombre con fe los ayudas, despacho todas mis esperanzas en ti, haz que vuelva a mí el amor de (…), preséntate en esta gran complicación, que gracias a tu compresión gigantesca sea escuchado y me otorgues lo que tanto deseo y necesito.

En el nombre de Jesucristo, nuestro Señor y Salvador.

Amén.

Oración a San Antonio de Padua para pedir un trabajo

¡Oh bendito San Antonio!, el más glorioso de los santos, el más admirable de todos los santos, el más gentil entre todos los santos, tu amor por Dios, tu caridad por sus criaturas y tu afán por auxiliar a todos te hicieron merecedor, cuando estabas aquí en la tierra, del don de los poderes milagrosos.

¡Oh bendito San Antonio! Los milagros esperaban tu palabra y tú estabas siempre dispuesto a pedir por todos aquellos con problemas o ansiedades.

Animado por este pensamiento, y seguro de tu bondad, te imploro obtengas para mi un trabajo, la respuesta a mi rezo en tus manos te la dejo, puede que requiera un milagro pero tú eres el Santo de los milagros y en ti confío y espero.

¡Oh gentil y querido santo!, cuyo corazón siempre está lleno de compasión y ternura humana, susurra mi petición a los oídos del dulce Niño Jesús, a quien le gustaba en sobremanera estar entre en tus dulces brazos, por favor te lo suplico, no me dejes sin respuesta.

Yo te rezare con fervor y por siempre tendrás la gratitud de mi corazón.

Amén

Oración a San Antonio para encontrar cosas perdidas

San Antonio, perfecto imitador de Jesús, que recibiste de Dios el poder especial de restaurar las cosas perdidas, concedeme que pueda encontrar ( el nombre del objeto perdido ), que se me ha perdido.

Por lo menos restaurame la paz y la tranquilidad de mente pérdida que me ha afectado mucho más que la pérdida material.

Además de este favor, también te pido que siempre quede yo en posesión de este bien que es Dios.

Permiteme perder cualquier cosa menos a Dios , mi bien supremo.

No me dejes sufrir nunca la pérdida de mi mayor tesoro, la vida eterna con Dios.

San Antonio, San Antonio por favor ven aquí he perdido algo y no lo puedo encontrar.

Amén.

Oración a San Antonio para conseguir amor verdadero

San Antonio bendito y milagroso, amigo íntimo de Jesús, devoto servidor de María, tú que eres benéfico protector en los asuntos de amor, tu que encaminas por buenas sendas nuestros sentimientos y amores y nos ayudas a triunfar en nuestros deseos, tú que cambias las angustias por felicidad, escucha estas mis humildes suplicas que te hago llegar desde mi triste corazón y haz desaparecer la soledad que ahora siento.

Necesito llenar el vacío que hay en mi vida sentimental, deseo que llegue a mi un amor bueno, un amor verdadero e incondicional.

Quiero tener a mi lado la persona que me complemente para que formemos una pareja llena de amor.

Haz san Antonio que el amor llegue a mi corazón, que aparezca en mi vida mi alma gemela, una persona respetuosa, generosa y abierta, que sea noble, justa y de buen corazón, que sea un ser humano lleno de dulzura, bondad, dedicación, entrega y fidelidad, dispuesto a dar y recibir amor.

Deseo conmigo a la persona que me complemente para compartir en unión y armonía nuestras vidas, para cumplir juntos nuestros sueños, nuestras ilusiones, nuestros destinos y formar con el tiempo una familia, quiero dejar atrás todos los pesares y sufrimientos y encontrar un nuevo destino amoroso que me ayude a avanzar y crecer y que me dé todo lo que tanto ansío, para que mi vida se oriente hacia lo bueno y positivo.

San Antonio, poderoso y caritativo santo, no dejes que mis suplicas queden sin respuesta, yo tengo mucho amor para dar y sé que podría hacer feliz quien me diera su amor, por ello te ruego pidas a Dios me conceda su ayuda, que ponga en mi camino a un gran amor, que pueda encontrar pronto a mi alma gemela.

Tú que fuiste elegido por el Señor para ser mediador nuestro y tantas veces socorres a los que hasta ti llegan, no me niegues tu pronta ayuda y protección, en ti confío, dame tu bendición.

Ruega por nosotros oh bienaventurado San Antonio para que seamos dignos de las promesas de Cristo.

Amén

Oración a San Antonio para enamorar a una mujer locamente

Amado san Antonio de Padua, deseo el amor de una mujer, necesito que haga su camino y aleje a (el nombre de la mujer) de cualquier hombre con quien ella esté en este momento; y si estuviera con alguien, que invada su mente y corazón con mi nombre.

Quiero amarrar el espíritu y cuerpo de (el nombre de la mujer) porque la quiero amarrada y enamorada de mí, quiero que ella dependa de mi corazón, deseo enloquecerla, deseándome como si yo fuese la última persona sobre la faz de la Tierra.

Quiero su corazón preso de mí por la eternidad, que con la gracia de la Reina María Padilha nazca este sentimiento dentro de (el nombre de la mujer), dejándola presa y dependiente de mí las 24 horas del día.

Pido a San Antonio de Padua que traiga a (el nombre de la mujer) hacia mí, pues yo la deseo locamente y la quiero deprisa. A través de los poderes ocultos, que ella empiece a enamorarse desde este preciso momento y que me lleve en su cabeza día y noche, despojando su mente y corazón de cualquier otro hombre que no sea yo.

Que (el nombre de la mujer) venga corriendo hacia mí, llena de deseos y ardiente, que no tenga sosiego mientras no me encuentre.

Oración a San Antonio para casarse

“San Antonio, yo sé que el matrimonio es una vocación bendecida por Dios. Es el sacramento del amor, comparado al amor que Cristo tiene para la iglesia. Yo me siento llamada al matrimonio: por esto, ayúdame a encontrar un buen (a) novio (a), amable, respetable y sincero, que tenga los mismos sentimientos de afecto que yo siento.

Haz que los dos se completen y así formen una unión bendecida por Dios, que juntos seamos capaces de vencer los posibles problemas familiares y así mantener siempre vivo nuestro amor, para que nunca nos falte la comprensión y la armonía familiar.

San Antonio, bendice mi novio; nos acompaña hasta el altar y nos conserve unidos por toda la vida. San Antonio, ruega por nosotros.”

Novena a San Antonio de Padua

San Antonio obtenme de la Misericordia de Dios esta gracia que deseo (mencione el favor que pide).

Como tú eres tan bondadoso con los pobres pecadores, no mires mi falta de virtud antes bien considera la Gloria de Dios que será una vez más ensalzada por ti al concederme la petición que yo ahora encarecidamente hago.

Glorioso San Antonio de los milagros, padre de los pobres y consuelo de los afligidos, te pido ayuda.

Has venido a mi auxilio con tan amable solicitud y me has aliviado tan generosamente que me siento agradecido de corazón.

Acepta esta ofrenda de mi devoción y amor.

Renuevo la seria promesa de vivir siempre amando a Dios y al prójimo.

Continúa defendiéndome benignamente con tu protección y obtenme la gracia de poder un día entrar el Reino de los Cielos, donde cantaré enteramente las misericordias del Señor.

Amen.

Rezo a San Antonio de Padua para que actúe

¡Oh glorioso San Antonio!, a quien Dios ha elegido como intercesor nuestro en los apuros y pérdidas de la vida material, y como protector de los pobres ante los ricos: protégenos con tu favor en todas las necesidades y enredos de nuestra vida, danos sincero amor de los pobres, mucha confianza en Dios y alto aprecio de la vida eterna, a la cual se ordena toda la vida temporal.

Especialmente suplicamos tu intercesión en este favor que te pedimos.

Oración de los trece martes a San Antonio de Padua

Por la señal de la santa cruz…

Oración inicial:

Postrado a vuestros pies, oh amantísimo protector mío San Antonio, os ofrezco el piadoso ejercicio que voy a practicar para que me alcancéis del Señor el perdón de mis pecados, las virtudes propias de mi estado, la perseverancia final y la gracia especial que solicito con esta devoción. Más si ésta no me conviniese, obtenedme una perfecta conformidad en el divino beneplácito. Amén.

Rezar a continuación la oración del martes (o domingo) que corresponda:

MARTES 1º: LA CARIDAD. ¡Oh, llama de amor hacia Dios y el prójimo, San Antonio! Cornpadeceos de mi frialdad en el servicio de Dios y de mis hermanos, y alcanzadme la virtud de la caridad, con la cual pueda lograr todos los bienes temporales y eternos.

MARTES 2º: GOZO ESPIRITUAL. ¡Oh, fidelísimo observador de los divinos preceptos y de la Regla Seráfica, San Antonio! Otorgadme el gozo espiritual en el cumplimiento de mis deberes y seré feliz en este mundo y en el otro.

MARTES 3º: LA PAZ. ¡Oh, pacificador de pueblos y ciudades, San Antonio! Conseguid para mi y para los míos la paz, que vino a traer Jesús a la tierra, y que me otorgue en esta y en la otra vida los derechos de hijo de Dios.

MARTES 4º: LA PACIENCIA. ¡Oh, sacrificado siervo del Altísimo, San Antonio! Conseguidme por vuestros ruegos la paciencia que necesito para llevar la cruz de mis obligaciones, la cual me abra las puertas del cielo.

MARTES 5º: LA LONGANIMIDAD. ¡Oh, generoso abogado de los pobres, San Antonio! Haced que yo me enamore de la longanimidad para merecer de Dios mayores gracias y mercedes y obtener la eterna felicidad

MARTES 6º: LA BONDAD. ¡Oh, dadivoso bienhechor, San Antonio! Dignaos extender la dulce virtud de la bondad hacia mí, para que no me contente con la justicia aparente, sino que sea bueno de verdad ante Dios y los hombres, según El desea.

MARTES 7º: LA BENIGNIDAD. ¡Oh, soberano y suavísimo San Antonio! Alcanzadme una santa benignidad para con mis prójimos, a fin de que no quiera otras armas contra mis enemigos más que orar por ellos y hacerlos bien.

MARTES 8º: LA MANSEDUMBRE. ¡Oh, humilde y afabilísimo San Antonio! Obtenedme por vuestros méritos aquella mansedumbre que aun a los malos cautiva, y que logre con ella salvarme acompañado de muchos.

MARTES 9º: LA FE. ¡Oh, defensor de la Iglesia y martillo de los herejes, San Antonio! Fortificad en mí más y más la fe, para que goce de sus beneficios incomparables en el tiempo y en la eternidad.

MARTES 10º: LA MODESTIA. ¡Oh, modelo perfectísimo de honestidad, San Antonio! Alcanzadme la modestia, circunspección y recato en obras y palabras, para que pueda y sepa oponerme a las pompas y vanidades que renuncié en mi bautismo.

MARTES 11º: LA CONTINENCIA. ¡Oh virginal amador de Jesús, San Antonio! Suplicad para mí la gracia de la continencia en todos las cosas exteriores referentes a los placeres, honras y riquezas, para que prepare a Cristo digna morada en mi corazón.

MARTES 12: LA CASTIDAD. ¡Oh, lirio de pureza, San Antonio! Tened compasión de mí, para que, a pesar de las dificultades que me rodean, guarde la castidad según mi estado y logre ver a Dios en el cielo.

MARTES 13. ¡Oh, árbol frondoso de virtudes, San Antonio! Sazonad en mí los frutos del Espíritu Santo que en estas trece semanas os he pedido, a fin de que agraden a Dios Nuestro Señor mis obras, y por ellas y su gracia me dé la gloria.