Saltar al contenido

Oración a San Arnoldo Janssen

oracion a san-arnoldo-janssen

San Arnoldo Janssen, fue un religioso católico y presbítero de origen alemán, a quien se le reconoce el haber fundado la Congregación de los Misioneros del Verbo Divino, así como también participó en la fundación de dos congregaciones femeninas, Las Siervas del Espíritu Santo y las Siervas del Espíritu Santo de Adoración Perpetua.

Arnoldo nació el día 5 de noviembre del año 1837 en la ciudad de Goch, que era una pequeña localidad situada en la Baja Renania de Alemania. Creció en un hogar cristiano, de buenos valores, siendo el segundo de diez hermanos. Manifestó a temprana edad su vocación religiosa y se recibió como sacerdote el día 15 de agosto de 1861 en la diócesis de Münster donde quedó a cargo de dictar clases de ciencias naturales y matemáticas en la escuela de Bocholt, era considerado un académico excelente, exigente y justo.

Se reconocían en él cualidades religiosas excepcionales, bondad, servicio, conocimiento profundo del cristianismo, y sobre todo gran devoción al Sagrado Corazón de Jesús; estos méritos lo hicieron merecedor del puesto de director diocesano del Apostolado de la Oración, en donde buscó la integración de cristianos de otras confesiones. Toda su vida trabajó por extender las fronteras de la iglesia de Alemania, y así fue como fundó una revista en el año 1873 para ofrecer noticias sobre las misiones y dar aliento a los católicos, bajo el nombre de “El Mensajero del Corazón de Jesús”.

Luego sobrevinieron unos tiempos de conflicto para la iglesia alemana. Bismarck, un político importante y duque de Lauerburgo, proclamó una serie de leyes contra el catolicismo, causando la cruel expulsión de muchos religiosos y la prisión para otros tantos.

Así pues, motivado aún más por su misión de defender a la iglesia, el 15 de septiembre de 1875, San Arnoldo funda la casa misionera Sociedad del Verbo Divino, y tan solo cuatro meses después ya tenía su propia imprenta. En 1879 mandó a los primeros misioneros a China. Los voluntarios de esta casa no eran solo religiosos y hermanos, pronto se incorporaron mujeres que querían servir a Dios y tenían vocación religiosa; este fue el inicio de la fundación de las Siervas del Espíritu Santo el 8 de diciembre de 1889, y luego fundaría una congregación de clausura, Las Siervas del Espíritu Santo de la Adoración Perpetua, dedicadas a rezar intensamente por el bien de la iglesia.

Luego de tan admirable labor, San Arnoldo falleció el 15 de enero de 1909. Fue canonizado por el papa Juan Pablo II el 5 de octubre del año 2003.