Saltar al contenido

Oración a La Magnífica

La Magnífica, del mismo modo conocido como el Magníficat, es una oración estilo cántico de la religión católica, extraída del evangelio de San Lucas en su capítulo 1, versículos 46 al 55; la cual describe las palabras que la virgen María, madre de Jesucristo, dedica a Dios en el momento en que va a visitar a Isabel, quien era su prima, esposa de Zacarías, un sacerdote, la cual también se encontraba en cinta, por milagro de Dios, y daría a luz a Juan el Bautista.

Oraciones a la Magnificat

El Magnificat

“Magníficat” es una voz latina, tomada del evangelio escrito en la lengua latín que significa “alabada mi alma al Señor”.

La historia católica describe este cántico como los sentimientos que experimento y vivió la virgen María cuando recibió la promesa del Señor, de que de su vientre nacería el redentor del mundo. Esta oración se recita en la víspera del nacimiento de Jesús en la tradición católica.

La oración del Magníficat se recita en una población vecina de la ciudad de Jerusalén, en las proximidades de la montaña de Judea.

Este cántico es una oración cristiana de suma importancia. La Virgen María se dispone a encontrarse con Isabel su prima, quien también había recibido una profecía de Dios, el dar a luz a un hijo, quien prepararía el camino para la venida del mesías en su momento.

La Santísima Virgen al encontrarse con Isabel, relata desde el fondo de su corazón y con toda su alma, la gran cantidad de sentimientos y emociones que en ella ha generado el ser conocedora de la obra de Dios para con ellas.

la-magnifica

Esta famosa oración ha sido objeto de múltiples análisis y estudios por parte de numerosos expertos en la biblia y la teología. Hoy en día es un hermoso cántico que puede encontrarse en el evangelio de San Lucas, al inicio y describe todo el momento y las palabras de la virgen María e Isabel.