Saltar al contenido

San Secúndulo de Mauritania

San Secúndulo de Mauritania

San Secúndulo o Secundino de Mauritania, es un santo mártir de la iglesia católica, quien por ser religioso y catequista, fue encarcelado y martirizado por su fe cristiana en el siglo III. La historia de este santo mártir se narra junto a las de las famosas santas Perpetua y Felicita, junto con otros mártires que fueron capturados en el mismo momento, estos eran Sátiro, Saturnino y Revocato.

Poco se conoce de la vida de San Secúndulo. Los datos hagiográficos que se disponen mencionan a este religioso en el relato del martirio de las santas Perpetua y Felicita. La historia reconstruida permite afirmar que se trataba de un catecúmeno que predicaba y evangelizaba en las tierras de Mauritania, que hoy en día corresponden a Alegría.

San Secúndulo también aparece como Secundino en estos relatos. Durante el siglo III bajo el gobierno de Septimio Severo, las persecuciones y prohibiciones contra los cristianos dejaron muchos mártires de la fe católica quienes entregaron su vida por la fe.

Todo parece indicar que el martirio sucedió en marzo del año 205, cuando estando en Cartago fueron capturados  cinco catecúmenos: San Secúndulo, Revocato, Saturnino, Felicitas y Perpetua. Estos religiosos fueron condenados por su fe cristiana siendo martirizados luego de varias torturas. No obstante, con su valentía y fe al mantenerse en la fe de Cristo, lograron la conversión de muchos paganos que presenciaban el martirio.