Saltar al contenido

Oración a San Expedito

Oración a San Expedito
5 (100%) 4 votes

San Expedito se conoció por ser un funcionario militar de los romanos, el cual se dice que vivió en los primeros años del siglo IV. Su cargo era el de comandante entre los ejércitos del emperador romano Dioclesiano.

san-expedito2

La historia de este santo narra que se convirtió al cristianismo al ser conmovido desde lo profundo de su corazón por la actitud y fuerza de los cristianos que enfrentaban la muerte por causa del evangelio.

Las historias sobre este santo como tal aparecieron en los relatos del martirologio italiano, en el años de 1781, cuando se le declara patrón secundario de la tierra de Sicilia, protector y defensor de navegantes y comerciantes.

Sin embargo, en el martirologio romano del año 2001 su nombre no se encuentra ya que habría sido retirado de tal manifiesto en 1996 por el Papa Pío X. De modo que a pesar de que su devoción y veneración es muy popular en algunas ciudades, a San Expedito no se le tiene como un santo oficial de la iglesia católica.

El nombre de “Expedito” hace referencia al significado de algo rápido, urgente, es por ello que a este santo se le llama el patrón de las causas urgentes y abogado de lo imposible, también se le tiene por el defensor de los militares, los jóvenes, viajeros y estudiantes.

Se dice que San Expedito acude al llamado de auxilio en los casos de gran premura, en los que si hay demora el perjuicio sería muy grande. Realmente, San Expedito nos invita es a realizar sin más demoras la acción de hacernos cercanos al Dios verdadero, siguiendo el ejemplo de su historia.

Oración a San Expedito

Soberano San Expedito, el socorrista por excelencia de las causas justas y urgentes, intercede en mi nombre frente al Dios padre todopoderoso para que me auxilie en estos momentos de desesperación y angustia solemne.

Soberano San Expedito, tú que eres el guerrero santo, el fiel servidor de Dios.

Tú que eres el Santo de los afligidos, el Santo de los casos urgentes; dame de tu protección, auxíliame, dame de tus virtudes y fortaléceme con coraje, valentía, calma, serenidad y fuerza.

Atiende mi suplica (Realiza tu petición con fe).

Soberano San Expedito, ayúdame a superar estas complicadas circunstancias. cuídame de toda amenaza, de todo peligro de personas y espíritus que busquen dañarme, cuida a mi familia, amigos y hermanos.

Atiende mi suplica prontamente.

Trae a mi ser y mi hogar nuevamente la paz, que un día nos dio tranquilidad para vivir.

¡Soberano San Expedito!

Te doy gracias eternamente, siempre te alabaré y esparciré tu nombre entre todos los que desean alguien como tú, un santo que oiga y atienda con urgencia.

Amén.

Oración a San Expedito para pedir paz

Santo amable de mi vida, consuelo de los cristianos, la gracia que necesito pongo en tus benditas manos.

Tu que sabes mis pesares, pues todos te los confío, da la paz a los afligidos y alivio al corazón mio.

Dame santo el mas puro y dulce encanto para adorar a todos los hombres con un corazón noble y santo.

San Expedito bendito, si discordia trae el enemigo, no tememos porque vamos contigo.

Aunque tu amor no merezco, no acudiré a ti en vano, porque fuiste escogido por Dios para consuelo del cristiano.

Santo bendito, ayúdanos a perdonar para mantener la calma, la unidad y a nuestros hermanos amar.

En mi casa tu imagen honraré, con veneración y las almas fervorosas se elevarán presurosas a mas alta perfección.

Glorioso San Expedito, ayúdame a superar la adversidad, devuélveme la paz y la tranquilidad.

Gracias le doy al santo, gracias le doy al señor, porque ante tanto rigor, siempre es mi protector.

Santo bendito, danos la paz a toda la humanidad para aliviar así tanta adversidad.

San Expedito glorioso, que recibiste de Dios todopoderoso el don de interceder por nuestras penas y angustias, te pido resolver presuroso.

De nuevo gracias te doy, porque con tanto rigor eres mi defensor.

Amén.

Oración a San Expedito para pedir un milagro

Glorioso San Expedito, santo de los afligidos, angustiados y de las causas urgentes y necesarias, tú que eres nuestro protector por excelencia de aquellos que nos quieren herir; te pido por la salvación celestial y el resguardo que sólo tú puedes darme con tus virtudes y dones inigualables, otorgados por el Supremo y majestuoso Señor todopoderoso.

Tú que conoces las profundidades de mi corazón, conoces el bien y el mal que hay en él, intercedan por mí ante el Padre misericordioso, el todopoderoso y soberano, concédeme mi atención.

(Realizar tu petición especial).

Majestuoso y bondadoso San Expedito, a ti te entrego toda mi gloria, a ti siempre alabaré y adoraré, me arrodillo ante tus pies.

Soberano San Expedito, confío en tu poder y tengo fe en que me ayudarás, en que serás mi intercesor, confío en Dios sempiterno con cada latido de mi corazón, pido por la iluminación de la penumbra  que oscurece mi corazón, mi alma, mi espíritu, mi ser.

Amado San Expedito, te doy gracias por todo lo que estás haciendo para mí, te agradezco por mi familia, mis vecinos, mis hermanos, en el nombre del Padre, del Hijo y del Espíritu Santo.

Amén.

Oración a San Expedito para tener dinero

Bendito San Expedito, protector divino de los angustiados, hoy me poso ante tus pies para pedir tu clemencia, te suplico con suma necesidad y devoción para que rápidamente vengas en mi socorro.

Las causas urgentes y complicadas que se presentan en mi vida no me dejan descansar placenteramente, vivo en constante ansiedad y preocupación por encontrar una pronta solución.

Tú que eres el Santo de las causas urgentes y justas, auxíliame, soberano santo, dame tu mano para levantarme.

Te imploro por que vengas a mí e infundas tus valores de valentía, vitalidad, fe, esperanza, que cures mis quejumbres y miserias, para que, por tu intercesión, encuentre una respuesta a mis necesidades tentativas, las dificultades económicas que me presionan y lo hondo que he tocado, tanto que no sé cómo salir, te suplico por que me liberes y me otorgues lo que te pido: (Realiza tu petición).

Enséñame a hacer uso de mi valentía, a potenciar mi fuerza y amaestrar mi voluntad, para que las difíciles situaciones en las que me encuentro, sean sanadas pronto y sólo quede en mi memoria, que todo lo que estoy pasando sea un aprendizaje para ayudarme a ser mejor y aprender cada día más, y de tal manera, saber afrontar los obstáculos, para llegar a las puertas del éxito y la prosperidad.

Amén.

Oración a San Expedito para abrir caminos

Soberano San Expedito, guía celestial de la doctrina cristiana, adorado Santo de mi corazón, son incontables las veces que a ti he orado y las respuestas que he recibido, prontamente la has tratado, a partir de hoy, llevaré en mi bolsillo la milagrosa llave, con la que abriré puertas, ventanas y pasillos donde encontraré caminos qué transitar y un cuerpo por moldear.

Majestuoso San Expedito, con esa majestuosa llave, los senderos de mi vida serán abiertos, nunca me ha de faltar salud, la armonía en mi hogar reinará, y mi familia comerá en paz, siempre habrá un trabajo para sustentarme y en todo momento mi familia tendrá donde dormir.

¡Oh, Santo Expedito, atiende mi pedido! (Realizar tu petición).

Divino San Expedito, con la misma llave, sellaré mi cuerpo, ningún dolor entrará, ninguna penuria será mi angustia, mis adversarios no me alcanzarán, como también la pobreza, suciedad y miseria podrán penetrarme, jamás serán bienvenidos en mi ser.

Con esta llave majestuosa, tu fiel compañía y tu protección infalible no me faltarán y andaré libremente como Jesús en el vientre de la Virgen María.

Amén.

Oración a San Expedito para peticiones difíciles e imposibles

San Expedito, mi Santo justiciero y de emergencia, intercede en mi ser, bajo la influencia de nuestro Salvador Jesucristo, para que acuda en mi auxilio en estos pesados momentos que mi vida atraviesa.

Tú que eres el guerrero divino, San Expedito.

Tú que eres el Santo de los consternados.

Tú que eres el Santo de los impacientes y sin salida.

Tú que eres el Santo de los problemas injustos, de que se cumpla el orden, de las emergencias inesperadas. Ayúdame, concédeme la fuerza necesaria para afrontar las dificultades, la serenidad requerida para no decaer en la desesperación y el coraje suficiente para enfrentar las adversidades con valentía.

¡Atiende mi petición! (Realiza tu petición con devoción y fe).

Mi Expedito Santo, apóyame en estos momentos tan difíciles, sé mi escudo contra todos aquellos que a mi acecho se encuentran, sé el escudo de mi familia, y no rompan la paz de mi hogar, atiende mi petición con mucha precaución.

Trae de regreso la paz y armonía a mi vida, que se esfumó al momento de nacer esta complicación.

¡Mi Expedito Santo! te agradeceré eternamente por el resto de mis días, y extenderé mi voz, para que seas nombrado.

Amén.

Oración a San Expedito para salir airoso de problemas

¡Oh valiente soldado romano, que atendistes oportunamente el llamado de Dios, interceded por mí, ante Jesucristo el redentor y concédeme tu protección.

Ayúdame a fortalecer mi coraje, a tomar decisiones acertadas y oportunas a no dejarme influenciar por nada ni nadie, como lo hicistes tu, cuando pisoteástes el cuervo que os quería manipular.

San Expedito, dígnate en escucharme, por la fe que os profeso,  atiende  mi plegaria, y concédeme la gracia, de convertirte en el perpetuo Socorro de mi alma atribulada, de mi agobiado corazón Pués tú,  oh glorioso  guerrero, que conoces bien el dolor, tienes la virtud de solucionar nuestras dificultades con mucha celeridad por grandes e imposibles que parezcan.

Santo mártir, abogado de las causas justas, ayúdame a vencer cada uno de los obstáculos que en mi andar pueda encontrar, librando siempre la batalla, ante cada adversidad ten misericordia de mí y hazme levantar San Expedito, gran combatiente, por mi bien, requiero vencer cada vez, por tanto te imploro que me des tu mano, no me dejes sólo, es lo que yo clamo.

Amén

Oración a San Expedito para encontrar trabajo

¡Majestuoso San Expedito, inmolado, escudo y espada defensora! aceptado por todos los servidores leales, por el brillante don que nuestro Señor, te concedió sin reproches con la condición que, a nuestras necesidades acudieras veloz como un rayo y eficaz como un hacha.

Majestuoso San Expedito, Santísimo amado mío, a sabiendas de tu inalcanzable valor para el todopoderoso, el día de hoy te presentamos nuestras penurias y angustias.

Bendito y glorioso San Expedito, tú, que fuiste manoseado por la dicha y voluntad de Dios y te fue otorgada la divina luz resplandeciente, aposta de saber nuestras necesidades más emergentes, nuestras angustias del trabajo, nuestras complicaciones con el dinero y la economía, nuestros conflictos familiares, por falta de comunicación, por ese motivo, hoy te invocamos como nuestro Señor y jefe, y posamos nuestras quejumbres en tus manos: (Realizar la petición).

Asimismo, te pedimos que nos otorgues del Señor, una fe y esperanza que nunca dude o desvíe, una calurosa ayuda que nos llene de su amor y del amor de nuestros semejantes, nuestros aliados, los hombres, así como una confianza y armonía agradable que se presente aún en las peores dificultades que confronto.

Te lo pedimos en nuestro Cristo Señor.

Amén.

Oración a San Expedito para emergencias

¡Jesucristo, Señor mío, acudo en tu socorro! ¡Santísima Virgen inmaculada, auxíliame!

San Expedito, tú, que te armaste de valentía y le abriste tu corazón a Dios y no accediste a las tentaciones expuestas para que tu corazón no fuera aprobado por el todopoderoso, te pido que me ayudes a realizar hoy lo que mañana necesitaré, que los actos que hoy necesito, mañana los utilice, todo ello hecho por y para el amor de Jesús.

Dame tu ayuda celestial, para no depender más de los vicios y adicciones, aléjalos de mí con el poder que Dios te ha otorgado.

Quiero ser un militante, honorario y de gran prestigio para el Señor, para sólo servir y alabar a su nombre, y no sienta miedo de las pruebas que en mi camino se presenten.

Tú que eres el Santo de la justicia y necesidades, te presento hoy día mi requerimiento. (Realizar petición con mucha devoción).

Sobretodo y por encima de todas las cosas que puedo exigir, te pido que intercedas en mí, para que la fe sea la mayor virtud de mi ser, y así me guíe al reino de Dios, con la Virgen María, los ángeles y arcángeles.

Amén.

Oración a San Expedito para el estudiante

San Expedito, tú que eres intercesor de los problemas difíciles, te pido que me ayudes a superar este examen que tengo que realizar hoy.

Ruega a Dios para que me ilumine y que me conceda la alegría y simplicidad de cosechar el fruto de la semilla que planté en las largas horas de estudio.

Alcánzame de mi Señor Jesucristo, que es verdadera fuente de luz y sabiduría, disipe las dos clases de tinieblas de mi entendimiento: el pecado y la ignorancia, instruyendo mi lengua y difundiendo en mis labios la gracia de su bendición.

Amén.

Oración a San Expedito para un padre pidiendo que su hijo rinda en el examen

Oh! Gloriosísimo San Expedito que escuchaste con fidelidad y devoción las inspiraciones de nuestro Señor Jesucristo, te pido que ayudes a (nombre mi hijo/hija) en sus exámenes, te ruego tu auxilio ante la Santísima Trinidad.

Libéralo de todo miedo y nerviosismo, dale mucha tranquilidad, ilumínalo al momento de responder, clarifica sus ideas y dale capacidad, haz que no le falle la memoria para poder recordar lo que con trabajo aprendió y haz que su profesor sea paciente, imparcial y razonable.

Me avoco a ti, que eres abogado de las causa justas y urgentes, no desatiendas mis suplicas, antes bien cúmplelas con piedad hacia nosotros.

Amén

Oración a San Expedito para lograr ventas y tener un negocio exitoso

Glorioso San Expedito, patrono de las causas justas y urgentes, intercede por mi junto a Nuestro Señor Jesucristo, para que venga en mi socorro en esta hora de aflicción y desesperanza.

Mi San Expedito, tú que eres el Santo guerrero.

Tú que eres el Santo de los afligidos.

Tú que eres el Santo de los desesperados.

Tú que eres el Santo de las causas urgentes, protégeme, ayúdame, otorgándome: fuerza, coraje y serenidad.

Atiende  el pedido por el que hoy, especialmente, recurro a ti, y es que necesito hacer ventas con urgencia, para solucionar mis problemas, que son grandes y graves.

Procúrame clientes con buena fe, con interés y con recursos para poder cerrar tratos exitosos, de ello dependo para poder salir adelante. (exponer la petición)

Mi San Expedito bondadoso, ayúdame a superar estas horas difíciles, protégeme de todos los que puedan perjudicarme, protege a mi familia, atiende mi pedido con urgencia.

San Expedito bendito protector mío: guerrero y mártir que ahora gozas del Paraíso Eterno, hoy me arrodillo ante ti para pedir tu asistencia, te reclamo con urgencia y fervor para que vengas en mi auxilio.

Devuélveme la Paz y la tranquilidad.

¡Mi San Expedito!

Estaré agradecido por el resto de mi vida y propagaré tu nombre a todos los que tienen Fe.

Muchas Gracias.