Saltar al contenido

Oración a Santa Ángela de Foligno

La historia de la conversión de Santa Ángela de Foligno es una de las más impresionantes de todo el cristianismo católico. Esta fue una religiosa franciscana que después de llevar una vida de vicios y pecados, se renovó y purificó totalmente en la fe de Cristo, meditando en la oración y en la penitencia. Es conocida como la señora de los teólogos para la Iglesia Católica.

oracion a Santa-angela-de-foligno

Santa Ángela nació en el año 1248, proveniente de una familia de buena clase económica y social en la ciudad de Foligno en la región de Umbria, Italia. A temprana edad quedó huérfana de padre y vivía bajo el cuidado de su madre. Se casó muy joven y de esa unión nacieron ocho hijos.

Ángela llevaba una vida despreocupada, al servicio de su marido, de sus hijos y de las labores del hogar, sin mayor interés por las comunidades de la iglesia ni la religión cristiana. Incluso, algunos relatos cuentan que en esta época su personalidad era orgullosa, vanidosa, y admirada por los lujos y riquezas que poseía.

No obstante, la tragedia y el inicio de su camino hacia la fe cristiana comenzaron cuando tenía 35 años, sucesivamente, perdió a su madre, a su esposo y a sus hijos. En medio del terrible desconsuelo, Ángela acudió a la iglesia y escuchó predicar a un monje de los franciscanos, el Padre Arnoldo, con cuyas palabras entra en reflexión acerca de cuán lejos estaba su vida del Dios verdadero. Ángela decide confesar sus pecados y entregarse por completo a la vida de Dios.

En una peregrinación hacia Asís, tiene una visión donde el Señor le pide vender todo lo que tiene y darlo a los podres y meditar constantemente en la pasión de Jesucristo. Ángela vendió todas sus posesiones y distribuye entre los necesitados y se dedica a la meditación. Continuó teniendo visiones del Señor y del Espíritu Santo, las cuales revelaría en secreto a Fray Arnaldo, quien las registró por escrito en un memorial que constaba de 30 pasos sobre como conformarse con Cristo a través de la pobreza, el dolor y la humildad.

También se describe que Santa Ángela entraba en una especie de éxtasis cuando contemplaba la imagen de Jesús doliente en la cruz. Sus visiones son comparables a las de Santa Catalina y Santa Teresa.

Santa Ángela de Foligno falleció el 4 de enero de 1309, su cuerpo fue sepultado en la Iglesia de San Francisco del convento Franciscano de Foligno. El papa Clemente XI aprobó el culto público por la iglesia católica en fecha 30 de abril de 1707, siendo beatificada por el Papa León XII el 8 de marzo de 1825.

Oración de Santa Ángela de Foligno

Señor: Tu que le dijiste en una visión a Santa Angela: “El mejor camino para llegar a la santidad es estudiar la vida de Cristo en el Evangelio y tratar de imitarlo”, haz que nosotros estudiemos la vida de Jesús y la imitemos siempre.

Amen

Oración de Santa Ángela de Foligno para ayudar a alguien

Santa Ángela de Foligno, a ti suplico por (nombre de la persona), cuyo camino parece confuso y que semeja haber dado la espalda al faro de la luz del Salvador en este valle de tinieblas.
Te ruego que intercedas ante Nuestro Señor para que lo(la) ilumine y le dé entendimiento para que regrese al camino correcto y siga por la recta senda de la virtud.

Amén.