Saltar al contenido

Oración a San Eleusipo

oracion a Eleusipo

Eleusipo es un santo de la iglesia católica, nacido en Capadocia (actualmente territorio de Turquía), cuya historia se narra en conjunto con la de sus hermanos Speusipo y Meleusipo y de su abuela Leonila, quienes fueron martirizados en Capadocia a causa de su fe cristiana.

San Eleusipo es conocido como el santo que ayuda a las mujeres estériles, pues fue producto de un embarazo múltiple, trillizo junto a sus dos hermanos ya mencionados, luego de que su madre finalmente lograra concebir después de infinitas oraciones a Dios para lograr la gestación. Su festividad se celebra el 17 de enero.

Algunos cuestionan la realidad de la historia de la vida de san Eleusipo y de sus hermanos, esto debido a que no se tienen relatos concretos sobre en qué año ocurrió, bajo el gobierno de cual emperador, ni cómo fue la vida de esos santos en la infancia y antes de ser martirizados.

Algunas informaciones narran que San Eleusipo y sus hermanos Speusipo y Meleusipo, eran hijos de una mujer que fue estéril durante muchos años, y cuando logró concebir, dio a luz a estos trillizos. Sin embargo, los jóvenes crecieron en un ambiente hostil para la religión católica, en medio de paganos y herejes, Eleusipo y sus hermanos fueron educados en la superstición y en los ídolos.

Tenía 30 años de edad cuando Eleusipo y sus hermanos fueron invitados junto con su abuela Leonila, quien ya había recibido instrucción católica, a una fiesta en honor al dios pagano Júpiter. Con santa Leonila ya era cristiana rechazó la invitación y los llamó falsos y pecadores, profesando su fe en el único Dios verdadero.

Sus nietos, Eleusipo y sus hermanos, sintieron en ese momento un llamado celestial a la conversión y abrazaron la fe cristiana. Se marcharon de la fiesta inmediatamente siguiendo a su abuela, e hicieron su juramento de fe en Jesucristo, y derribaron la estatua del dios pagano. Estos hechos provocaron que fueran encarcelados, junto con santa Leonila. A pesar de las amenazas, no dejaron de profesar su fe cristiana, por lo cual fueron quemados vivos el 17 de enero del año 108 aproximadamente.