Saltar al contenido

Oración al Beato Gamalberto

oracion al Beato-Gamalberto-o-Gamelberto

El Beato Gamalberto fue un religioso y presbítero natural de Alemania, quien en su amor por la fe y el camino de Cristo, ofreció todas sus posesiones y bienes a Utón para el proyecto de construcción de un monasterio en Metten. Vivió durante el siglo VIII.

Gamalberto nació alrededor del año 720 en la región de Michaelbusch, situada en la actualidad den Baviera, un estado al sureste de Alemania. Provenía de una familia noble, el deseos de sus padres era que cursara estudios y formación para ser militar, sin embargo, Gamalberto tenía un corazón bondadoso, pacífico y tranquilo, y se regocijaba en la quietud de cuidar de las tierras familiares y de los rebaños. Desde que aprendió a leer convirtió a la Biblia en su libro de texto favorito, tanto para enriquecimiento espiritual cuanto para oración, y así en él fue creciendo un sentimiento de piedad que lo llamaba al servicio religioso.

A pesar de recibir propuestas no aceptó ningún compromiso, y fue a la muerte de su padre cuando pudo revelar su deseo de convertirse en religioso. Se ordenó como sacerdote y se advocó a la causa de evangelización a los trabajadores y habitantes del campo, les  servía de guía y consejero, y dama misa para todos ellos y también para su familia; de hecho, convirtió su morada en una parroquia con una pequeña iglesia.

Tiempo después se embarcó en una peregrinación hacia Roma para visitar los santos sepulcros de los apóstoles y con esto aumentó su piedad y su sentido religioso y apostólico. Cuando regresó a su tierra natal, decidió practicar una vida austera, y se retiró a una pequeña habitación que habían mandado a construir en la iglesia. El padre Gamalberto era ejemplo de devoción, servicio y generosidad.

Predijo el momento de su muerte, y entonces se dispuso a dejar su patrimonio para la construcción de un monasterio, cuya tarea estaría a cargo de su ahijado el beato Utón, quien gracias a ello logró construir el monasterio de Metter. El beato Gamalberto falleció en Michaelsbuch el 17 de enero del año 802, y su culto fue confirmado en 1909 por el papa Pío X.