Saltar al contenido

Oración al Beato Hugolino de Anacoreta

oracion al beato-hugolino-anacoreta

Las narraciones sobre la historia de esta figura religiosa son breves y con escasa información, de modo que es poco lo que se conoce sobre la vida y obra del Beato Hugolino de Anacoreta. Se sabe que nació en una región llamada Umbría, que hoy en día pertenece a Italia, a comienzos del siglo XIII.

Se conoce que el Beato Hugolino ingresó a la orden de los Ermitas de San Agustín a temprana edad, pues era el deseo más profundo de su corazón el servicio y la vocación religiosa.

Posteriormente, el Beato Hugolino de Anacoreta, estando en su ciudad natal, Umbría, especificamente en Gualdo Cattaneo, fue designado para tomar cargo de un monasterio que en épocas anteriores había sido dirigido por los monjes benedictinos; esto ocurrió alrededor del año 1258.

Un par de años más tarde, el Beato Hugolino falleció, el día 1ero de enero del año 1260, ya con una vida y obra ejecutada que habían dejado en evidencia las cualidades de santo de este personaje.

El culto local a san Hugolino comenzó a ganar fama y a extenderse, primero en la diócesis de Spoleto y desde ahí hacia varias localidades. Además, su cuerpo se mantuvo incorrupto durante varios meses, y fue trasladado a la iglesia parroquial de San Antonio  y San Antonito por el obispo de Spoleto, Bartolomeo Accorambone.

Para finales del siglo XV ya existía en la iglesia una cofradía en honor a san Hugolino, con una imagen del mismo.

A nivel local, la celebración del Beato Hugolino de Anacoreta se lleva a cabo el día 1ero de enero, fecha en se conmemora su partida al cielo, desde el año 1919. Otra fecha importante es el 3 de septiembre, cuando su cuerpo fue trasladado hasta dicha iglesia.