Saltar al contenido

Oración al Beato Carlo Acutis

Oracion a Carlo Acuti

Carlo Acutis, el Ángel de la juventud

Carlo Acutis, conocido como “el Ángel de la juventud”, “El beato de la internet”, “El primer santo de jeans y gorra”, se trata de un joven inglés educado en Italia, profundamente cristiano y servidor, quien en su corta vida mostró que la fe y la pureza de la juventud son el mejor albergo de la voluntad de Dios, que se manifiesta aún en el presente, con personas que hacen la diferencia y muestran ejemplo de santidad y servicio a toda la comunidad.

Oraciones a Carlo Acutis

Primeros años de vida

Este joven nació en Londres (Inglaterra), el 3 de mayo del año 1991, hijo de dos italianos muy devotos, Andrea y Antonia Acutis, quienes habían viajado a Inglaterra por asuntos de trabajo. Pocos meses después regresaron a Milán, su hogar, donde Carlo creció en el seno de un hogar cristiano y una comunidad católica, recibiendo la educación primaria en el Colegio Católico de las Hermanas Marcelinas. Posteriormente, estudió en el Liceo Clásico León XIII, bajo la dirección de los sacerdotes Jesuitas.

Sus virtudes

Era un joven ejemplar. Desde su infancia vivió en profundas oración, meditación y contemplación de las Sagradas Escrituras, siempre tuvo iniciativa y curiosidad por aprender más sobre la religión, así fue como sus padres contrataron a un profesor de teología particular para que lo instruyera en sus curiosidades.

Cuando tenía siete años de edad, Carlo recibió por primera vez el cuerpo de Cristo en la Comunión, y desde entonces no dejó de profesar un inmenso amor por la Eucaristía; el joven decía que este era su camino al cielo. Todos los días asistía a misa, además era un fiel devoto de la Virgen María y de las oraciones del Rosario.

Era un adolescente común, con amigos con los que compartía, jugaba y estudiaba, y con una familia en la que aprendía los valores cristianos, ética y moral. Desde esta joven edad se hizo un miembro activo de la iglesia, en su tiempo libre, realizaba obras de caridad, se ofrecía voluntariamente para trabajar en los comedores populares, y además enseñaba clases de catecismo.

El patrón de internet

El joven Carlo sentía que debía promover la fe católica y cristiana por el mundo, especialmente las obras y hechos de los grandes santos, sus milagros, su vida y que estos relatos sirvieran de ejemplo e inspiración para los fieles. Sentía especial inspiración en la vida de los santos pastorcitos de Fátima, Jacinta y Francisco Marto, y de otros santos ejemplares como Luis Gonzaga, san Tarsicio, y Santo Domingo Savio.

Carlo también era un joven muy inteligente, estudioso, responsable, con un don especial para el manejo de los programas informáticos y las computadoras. A su corta edad, sobresalía por sus dotes para la computación y las ciencias de informática; Carlo leía libros de ingeniería en computación avanzada, todos quedaban muy impresionados por sus habilidades, y como muestra de su corazón servicial, se preocupaba por ayudar a otros en sus trabajos.

Fue así como decidió combinar sus dos grandes hobbies, el servicio a la iglesia católica, y sus amplios conocimientos de informática, para conseguir llegar a más corazones de fieles que precisaban de auxilio, orientación e inspiración cristiana. Carlo se propuso crean un sitio web especialmente dedicado a difundir los milagros de la vida de los santos. El joven veía esta iniciativa como un recurso para ayudar a otros a encontrar el camino de la santidad en la vida.

A través de su sitio, Carlo evangelizaba, compartía oraciones, historias de santos, milagros, e incluso, visitó algunos de los lugares santos para compartir contenidos en su web, tales como los santuarios de Nuestra Señora de Fátima, Lourdes y Guadalupe. Con el propósito de llegar a miles de personas en todo el mundo, Carlo fue el precursor de la difusión masiva de contenidos de la religión católica a través de internet.

Su sitio web  es conocido en todo el mundo, y presenta una recopilación de 136 milagros eucarísticos que son consultados por fieles, parroquias, universidades, por lo cual se le conoce como el patrón de las redes o del internet.

Enfermedad

Cuando tenía 15 años, en octubre de 2006, su salud comenzó a afectarse. Inicialmente pensaron que se trataba de una simple infección viral, luego de una parotiditis, hasta que más estudios médicos revelaron que se trataba de un tipo de Leucemia Mieloide Aguda, la más común en adultos, clasificación FAB M3 (Leucemia Promielocítica Aguda), un tipo de cáncer en las células de la sangre que se asocia graves alteraciones de la coagulación.

Con limitadas posibilidades de curación, Carlo al ingresar al hospital supo que sería necesario el camino del sufrimiento y enfermedad para luego descansar en la paz de Cristo. Comentó a sus padres que ofrecía todos los sufrimientos y penas que le imponía esta enfermedad por el papa Benedicto XIV y por la iglesia. Se mantuvo fuerte y resistente durante todo el proceso de su enfermedad, con actitud resiliente. Recibió la unción de los enfermos y falleció tres días después, el 12 de octubre de 2006.

A sus funerales asistió una multitud de devotos, fieles, personas que lo conocían de la iglesia, de sus obras de caridad, que habían aprendió con su sitio de internet sobre la fe y los milagros cristianos, que habían encontrado el camino hacia su conversión. Su familia recibió multitudes de cartas, solicitudes para orar, para peticiones, de agradecimiento por el servicio ejemplar que en vida había hecho por los cristianos el joven Carlo.

Proceso de beatificación

El cardenal Ángelo Scola de la Arquidiócesis de Milán en 2013 dio inicio al proceso de beatificación del joven Carlo. El 5 de julio del año 2018, el papa Francisco declaró venerable a Carlo Acutis, por tan hermosos actos al difundir la fe cristiana a través de las redes y la posibilidad de llegar a millones de fieles en todo el mundo. Todos los fieles recibieron con alegría esta proclamación, pues Carlo es uno de los evangelizadores del siglo XXI que más trabajó por la iglesia a pesar de su corta edad.

Al momento de su fallecimiento, Carlo Acutis había logrado llegar con sus mensajes de evangelización a millones de fieles, en diversos países en los cinco continentes del mundo. Este joven de conducta cristiana ejemplar, utilizó sus dones en la internet para mostrar los milagros de Dios al mundo y reforzar la idea de que la unión Eucarística es el camino a la santidad.

Así fue como el periodista italiano, Nicola Gori, en el año 2007, publicó un libro titulado “Eucaristía. Mi autopista al cielo: Biografía de Carlo Acutis”, utilizando esta frase que el joven siempre compartía en sus mensajes.

Nicola fue el postulador de su causa de beatificación. La fase diocesana de la causa quedó abierta el 15 de febrero del año 2013. Este proceso fue llevado a cabo en la arquidiócesis de Milán, y duró  poco más de tres años, hasta el 24 de noviembre de 2016, cuando concluyó con el reconocimiento de Carlo Acutis con el título de venerable.

Seguidamente, el 14 de noviembre del año 2019, fue realizada la investigación de un posible milagro concedido por medio de la intervención del venerable joven Carlo Acutis, la curación de un niño en Brasil, en 2011, que tenía una enfermedad intestinal grave. La consulta médica fue realizada en la Congregación de Causas para los Santos, donde los peritos médicos se manifestaron positivamente en relación a este milagro.

Fué beatificado el sábado 10 de octubre de 2020, en la ciudad de Asís, que era su lugar favorito.

El milagro para su beatificación

Curiosamente, el joven Carlo Acutis falleció el 12 de octubre, día en el que Brasil conmemora la fiesta de su patrona, Nuestra Señora María Aparecida. Es en este país donde sucedió el milagro que hizo posible la beatificación de este joven santo, próxima a realizarse en Asís el 10 de octubre de 2020.

En Campo Grande, una ciudad en Mato Grosso do Sul (Brasil), el padre Marcelo Tenorio de la Parroquia San Sebastián, realizaba una misa anual a la Virgen de María Aparecida junto con una reliquia de del joven Carlo, una prenda de vestir que había sido traída de Italia.

En una de las misas, del año 2010, el abuelo de un niño que había sido diagnosticado don una anomalía congénita en el páncreas (páncreas anular), acudió a la misa con su nieto. El niño estaba muy débil, desnutrido, pues esta enfermedad no le permitía recibir alimentos.

En su fe y desconsuelo, el abuelo llevó al nieto para que tocase la reliquia, y le dijo que orase para que parara de vomitar (principal síntoma de la enfermedad que padecía). Luego de que el niño tocó esta reliquia, e hizo su oración, los vómitos desaparecieron.

La familia del niño lo llevó en febrero de 2011 (al año siguiente) a la clínica, donde se le realizaron todas las pruebas médicas debidas, encontrando que su cuerpo estaba totalmente sano. Este milagro fue reconocido por el Vaticano.

La ceremonia de beatificación para Carlo Acutis tendrá lugar este 10 de octubre. La iglesia ha colocado su cuerpo en un Santuario en Asís, en el centro de Italia. Milagrosamente, el cuerpo se encontró en un impresionante estado de conservación. Sus restos recibieron tratamientos menores para ser expuestos. Unos tres mil peregrinos visitan su cuerpo en el santuario, el cual permanecerá expuesto hasta el 17 de octubre, luego de ello se cerrara su tumba.

La impresionante vida de servicio y dedicación del joven santo Carlo Acutis muestra que aun en el presente es posible alcanzar el camino de la santidad, sirviendo a Dios con amor y dedicación, y ayudando a otros a encontrar su camino espiritual. Esta biografía es un testimonio que refuerza la fe cristiana y católica en nuestros días.

Asociación de amigos de Carlo Acutis

En vida, el joven Carlo Acutis se dedicó a formar un legado que impactara positivamente la vida de los hombres, especialmente de aquellos que buscaban a Dios, más aún de los jóvenes, demostrando con su labor y dedicación a la fe cristiana que es posible ser santo en nuestros días.

Con sus acciones, Carlo tocó el corazón de muchos compañeros, que poco después de su fallecimiento, iniciaron una asociación llamada “Amigos de Carlo Acutis”, con el fin de dar a conocer su vida y su obra, y continuar con su legado evangelizador a través del internet.

La asociación comenzó en Italia, y se ha extendido a otros países. Algunos de sus miembros, son jóvenes que atravesaron momentos difíciles, enfermedades, o carencias, y que en su camino encontraron el ejemplo de Carlo para descubrir la fortaleza en la fe en Cristo.

Estos jóvenes se reúnen para evangelizar, compartir experiencias, viajan reproduciendo las rutas que hizo Carlo para compartir en su sitio web sobre los lugares santos. Se trata de una iniciativa para atraer a los jóvenes a la iglesia, y hacerlos participar activamente en causas de caridad y servicio, así como fortalecer su fe y proximidad con Cristo.

Carta de Carlo Acutis a Santa Gema Galgani