Saltar al contenido

Oración a Santa Mónica

santa monica y san agustin

Santa Mónica

Santa Mónica es una de las santas de la iglesia católica, reconocida por ser la madre de San Agustín, la misma nació y vivió en una región al norte de África, cerca de la ciudad Cartago, nacida en el año 332. Santa Mónica es la patrona de las madres que oran por sus hijos y esposos.

Durante su vida, Santa Mónica tenía el deseo de avocarse a la oración y al servicio de Dios como las religiosas, pero, siguiendo la voluntad de sus padres, tuvo que hacerse esposa de un caballero de nombre Patricio, que aunque era muy trabajador, tenía un carácter terrible y era de malas costumbres, pagano, mujeriego, además que no compartía las creencias espirituales cristianas.

Por tal razón, a lo largo de su matrimonio, Santa Mónica sufrió mucho soportando los disgustos de su marido y los ataques de ira. De esta unión resultaron tres hijos, de los que el mayor, Agustín, inicialmente era de difícil crianza.

Santa Mónica a pesar de todo, se aferraba a la oración, y solía ser muy generosa con los necesitados. Ella ofrecía sacrificios y rezaba para que su esposo alcanzara la luz de Dios hasta que en el 371 logró su conversión al cristianismo.

Santa Mónica es la figura a la que se encomiendan las madres y las esposas, para que por medio de su santo ser sus hijos y esposos sean convertidos al cristianismo y abandonen los malos caminos y los vicios.

Alrededor de la figura de Santa Mónica surgió la congregación de “Las Mónicas” un grupo de mujeres que se dedican a orar para que Dios proteja a sus hijos especialmente si no andan en buenos pasos, y para que amanse a los esposos duros, para que losa ampare en sus senderos y los guíe hacia el camino cristiano.