Saltar al contenido

Oración a San Marcos de León

San Marcos de León fue un conocido apóstol seguidor de la doctrina de Jesús. Se le llamaba a este joven el secretario de los demás apóstoles como San Pedro. San Marcos se reconoce como el personaje autor del segundo libro de evangelio del Nuevo Testamento.

san-marcos-de-leon

Algunos explican que por medio de San Pedro, San Marcos recibió la palabra de Jesús y se convirtió al cristianismo.

El segundo evangelio, el libro de San Marcos, inicia con un pasaje que habla del desierto, en aquel entonces se tenía la creencia de que el león era el rey de los desiertos, de ahí su nombre San Marcos de León.

San Marcos llego a ser obispo de la ciudad de Alejandría ubicada en el antiguo Egipto, donde llevó a cabo numerosos milagros en el nombre de Jesús, además fundó una iglesia y una escuela para la enseñanza de la doctrina cristiana.

Sin embargo, como la mayoría de los santos, San Marcos de León murió como un mártir, luego de ser torturado en la misma ciudad de Alejandría por quienes estaban en contra del cristianismo.

Sus verdugos trataron de incinerar su cuerpo, pero las llamas no dañaron sus restos; el cuerpo fue rescatado intacto por sus devotos quienes le dieron santa sepultura.

Años más tarde, hacia el siglo IX sus restos fueron llevados a Venecia, ciudad de la que San Marcos es el patrono. En su honor, se construyó en esta ciudad, la catedral de San Marcos de Venecia, una joya arquitectónica hermosísima, que sirve como sitio de culto para numerosos fieles y devotos que la visitan en honor a San Marcos de León.

A San Marcos se le tiene por patrón de las profesiones que tienen que ver con la escritura y redacción, como los abogados, los notarios, y también de los artistas de vitrales, de quienes están presos o cautivos.

Oraciones a San Marcos de Leon