Saltar al contenido

Oración a San Mainbodo

oracion a San Mainbodo

San Mainbodo es una santo de la iglesia católica, religioso de origen irlandés quien llevó una vida de contemplación como peregrino y eremita; encontró la muerte a manos de unos ladrones asesinos en Borgoña, Francia. Vivió durante el siglo VIII.

Una historia un tanto carente de datos, aunque no por ello deja de ser sorprendente, la vida de San Mainbodo se sitúa aproximadamente en el siglo VIII. Se trata de un peregrino de Irlanda, quien luego de abrazar la fe cristiana emprendió un viaje por Europa para trabajar en la evangelización de las comunidades.

Mainbodo viajó por varias localidades predicando la palabra Santa. Llegó a Francia, a la región de Borgoña, en una pequeña población llamada Dampierre. Estando en dicha región, unos ladrones lo asaltaron para robarle sus pertenencias, pues pensaban que se trataba de una persona rica y poderosa, lo apalearon hasta que murió, y enterraron su cuerpo para esconderlo.

Sin embargo, alrededor de este sepulcro improvisado, comenzaron a relatarse milagros y sucesos extraordinarios, llevando a la identificación de los malhechores y al reconocimiento de la tumba del mártir. Mainbodo ya se había ganado fama de santo por su labor de evangelización, su bondad y su servicio a los pobres y necesitados. Sobre su tumba se construyó una iglesia en su honor.

Poco tiempo después comenzó el culto local para este santo, muchos fueron los milagros que se le atribuyeron. Algunas narraciones describen a san Mainbodo como un mártir católico por la trágica forma en la que murió.

A mediados del siglo X, el obispo de la diócesis de Besancon, Berengario, trasladó las reliquias del santo desde Dampierre a la iglesia de la ciudad. Su fiesta litúrgica comenzó a celebrarse desde entonces el 23 de enero.