Saltar al contenido

San Anastasio

oracion a san-anastasio-monje

San Anastasio, Mártir

San Anastasio fue un monje católico, persa de nacimiento, quien se convirtió a la fe por amor a Cristo y trabajó predicando el evangelio en la antigua Persia, correspondiente hoy al territorio de Irán, durante el siglo VII; y a consecuencia de su fe, padeció terribles tormentos convirtiéndose en mártir.

Sucedió en aproximadamente en el año 614, cuando la Cruz de Cristo fue trasladada a Persia después de que saquearan y e invadieran a ciudad de Jerusalén. En aquel momento, un joven soldado de nombre Magundat se sintió conmovido por aquella reliquia y comenzó a investigar sobre la religión cristiana. Al conocer los relatos tan maravillosos y asombrosos de nuestro señor Cristo, Magundat quiso seguir el camino religioso, abandonó el ejército y se fue a la ciudad de Hierápolis, donde conoció un herrero, cristiano y persa quien lo ayudó en su camino de oración y de conocimiento de Dios

Luego Magundat fue a Jerusalén para ser bautizado por el Obispo Modesto, y en este momento recibiría en nombre de Anastasio, comenzando así su vida cristiana de manera oficial. Sintió deseos de servir a Dios más intensamente, por lo cual ingresó a un convento en Jerusalén y vistió los hábitos en el año 621.

Rezaba y oraba, día y noche, con dedicación y esmero para alejarse de las tentaciones y las prácticas erradas y supersticiosas de los persas.

Tiempo después viajó a Cesárea, donde los persas habían invadido la ciudad con sus ritos y cultos paganos, Anastasio criticó con firmeza y severidad aquellas acciones, siendo arrestado por el gobernador Marzabanes.

Ante el gobernador confesó que era persa de nacimiento que había abrazado la fe cristiana. El gobernador quería hacerlo retractar de sus creencias, lo mando a apresar con otros delincuentes, lo ató con cadenas de manos y pies y le obligaban a cargar piedras, aunque pese a todas las terribles torturas, el santo siguió en pie; fue apaleado y martirizado. Falleció aproximadamente en el 628.