Saltar al contenido

Oración a San Agapito I

Agapito I fue el papa de la Iglesia Católica Nº 57, entre los años 535 a 536, sucesor del papa Juan II.En su mandato mostró mucha seguridad al ejecutar sus acciones, en las cuales, para lograr algunas de ellas tuvo que confrontar al entonces emperador Justiniano, con el fin de lograr los decretos del Concilio de Cartago, en los que se prohibía a los arrianos ser aceptados en las Santas Órdenes, entre otras restricciones.

Se desconoce la fecha de su nacimiento, de su familia se sabe que fue hijo de Gordianus, quien fue un sacerdote Romano asesinado en los altercados que sucedieron en los tiempos del papa Símaco; este cumplió con grados de ejercicio sacerdotal en las iglesias de San Juan y San Palo, y  junto con Casiodoro, fundó una biblioteca eclesiástica de autores griegos y latinos en Roma. Todo esto fue de gran ejemplo para Agapito I.

Su primer hecho oficial como Pontífice fue quemar públicamente y ante la presenciadel clero, el anatema por el cual que el papa Bonifacio II había excomulgado a su rival el antipapa Dióscoro, y ordenó que fuera preservado en los archivos Romanos. En su mandato, también aceptó una apelación que hizo el Obispo de Riez, Contumeliosus, a quien se le había condenado de inmoralidad, dicha apelación fue aceptada y ordenó que se le otorgará un nuevo juicio ante los delegados del papa.

El rey Teodato pidió al papa Agapito viajar a Constantinopla para que pudiera persuadir al Emperador Justiniano de sus deseos territoriales sobre Italia, que se acentuaron más luego de su conquista de Sicilia. El papa Agapito I se embarcó con cinco obispos, y en febrero del año 536 llego a la capital del Este, donde fue recibido como la cabeza de la Iglesia Católica.

Como el suponía, su visita fracasó pues Justiniano no dejaría sus ambiciones de conquista. Agapito I fallece pocos meses después de su llegada, el 22 de abril del año 536  en Constantinopla; su cuerpo fue trasladado a Roma en un ataúd de plomo para ser sepultado en la Iglesia de San Pedro.