Saltar al contenido

Oración al Justo Juez

La oración al Justo Juez es aquella oración que le ofrecemos a nuestro Señor Jesucristo para pedirle que esté siempre a nuestro lado, para entregarle nuestra vida y nuestra muerte, para mostrarle que lo amamos y de esta manera recibir su amor, compasión y misericordia.

Oraciones al Justo Juez

Justo Juez

El título de “Justo Juez” es una advocación dada a Jesucristo por distintas hermandades latinoamericanas, entre ellas Quetzaltenango, Samayac, San Juan Ostuncalco, Huehuetenango, Escuela de Cristo Antigua, Capuchinas en la Capital, Salcajá, San Andrés Xecul, San Cristóbal Totonicapán, entre otras, las cuales adoptaron esta imagen como representación de Jesús, el Juez Justo, libre de todo pecado.

Justo Juez

Se cree que dicho título está inspirado en el pasaje del bíblico que se relata en el momento en que Jesús de Nazaret, es llevado y presentado ante el gobernador romano Poncio Pilatos, quién lo interroga y cuestiona acerca de su reino y Jesús responde que su reino “no es de este mundo”. Así mismo, cuenta la historia que la esposa de Pilatos, solicita hablar con él, y le pide que deje en paz Jesús, refiriéndose a Jesús como “un hombre justo”, porque a causa de ello había tenido ensueños.

La advocación a Jesús como “Justo Juez” se hizo imagen en el año 1531, a manos del escultor Juan de Aguirre, a quien se le asignó a tarea de tallar y esculpir una imagen de Jesucristo por requerimiento del Padre Francisco Gonzalo Méndez para la Santa Iglesia Catedral de la ciudad de Quetzaltenango.

Este escultor realizó varias tallas de imágenes de Jesús, sin embargo, la más popular y conocida fue la del Justo Juez, toda una joya del arte colonial. Luego de este trabajo el escultor Aguirre se asimiló a la orden Franciscana de Guatemala como Fraile Lego.

Una leyenda narra que dicha figura fue tallada por Juan Aguirre por mandato divino, ya que en una visión mientras el escultor dormía en su taller, unos ángeles lo llevaron hacia la Virgen María quien le mostró la imagen de Jesús Nazareno “Justo Juez”, al despertar de dicha visión, la imagen que debía de tallar seguía en su mente, era la imagen de Jesús Nazareno.