Saltar al contenido

Oración a Santa Librada

Oración a Santa Librada
5 (100%) 3 vote[s]

A Santa Librada la han representado como la única virgen crucificada, una mujer de largos cabellos, con vello en su rostro, que viste una túnica larga con una corona en la cabeza, colgada en una cruz.

Santa-librada2

La historia de  Santa cuenta que nació en uno de los reinos que se encontraba en lo que hoy en día es Portugal. Otros nombres con los que se le conoce son Santa Wilgefortis, Vierge Forte y Liberata.

El relato de Santa Librada cuenta que ella era una de las niñas nacidas del parto de nonellizas, hijas de unos reyes paganos de Portugal. Su padre el rey, la había ofrecido para casarse con un rey de Sicilia. Pero, Santa Librada no deseaba casarse ya que había realizado un voto de virginidad para consagrase a Jesús así que se aferró a Jesús para que la ayudara a cambiar su aspecto físico y así desaparecer los ánimos de matrimonio de su pretendiente. Se presume que probablemente Santa Librada padeció graves trastornos nutricionales que provocaron en ella enfermedades hormonales con lo cual sus oraciones fueron escuchadas.

Su apariencia comenzó a cambiar, le creció vello en el rostro  y por todo el cuerpo. Cuando su pretendiente, el rey musulmán la conoció, rompió el compromiso y se marchó. Ante esto, su padre el rey de Portugal, se llenó de enojo y rabia, levantó contra Santa Librada acusaciones de herejía y ordenó que fuese crucificada.

De esta manera Santa Librada se convirtió en la única virgen crucificada. Además, a esta santa se le considera la patrona de las mujeres mal casadas.

Oración a Santa Librada contra las envidias

¡Oh gloriosa virgen y mártir santa Librada!, elegida por la voluntad de Dios para ser ejemplo de fortaleza, ayúdame a salir victorioso ante los peligros que me acechan.

Tú que desde tu nacimiento sufriste, que cuando fuiste repudiada por tu propia familia, solo la bondad cristiana te salvo de la muerte, tiéndeme tu mano, dame valor y firmeza,  no permitas que me perjudiquen, dame justicia.

Santa Librada bendita que por no renunciar a tu fe pasaste por las más duras pruebas, líbrame de los enemigos,
apártame de todo daño y maldad.

Santa Librada virgen y mártir, que por amor a Cristo Redentor después de sufrir castigo y persecución, en la cruz fuiste colgada hasta morir, atiende, te ruego, lo que hoy te vengo a pedir: líbrame de la injusticia y la traición, de los falsos testimonios y el rencor, de malas lenguas, envidias y maldición, de trampas, intrigas y engaños, del egoísmo, la humillación y la ambición y se mi especial valedora en esta situación:

(solicitar lo que se quiere obtener)

Santa Librada, virgen gloriosa, líbrame de enemigos y males, auxíliame, ampárame y defiéndeme, intercede ante el Señor, suplícale me conceda entereza y tesón y que me proteja de todo peligro y maldad; solicítale también que me proporcione firmeza para resistir toda tentación, y que me fortalezca en la cruz de cada día, para que, superadas las pruebas de la vida presente, alcance la eterna bienaventuranza.

Por Jesucristo nuestro Señor.

Amén.

Oración a Santa Librada

Gloriosísima, virgen y mártir, Santa Librada, que para ser verdadera imagen de Cristo Redentor mereciste morir clavada como Él, en una cruz, alcánzame del Señor fortaleza y paciencia en los trabajos y sufrimientos de la vida.

Os suplico, candidísima protectora y abogada mía, que me consigáis de Jesús, vuestro celestial Esposo, la gracia de vencer todas las tentaciones del enemigo y la fuerza necesaria para apartarme de todos los peligros y ocasiones de pecado.

Guíame por el camino del bien y apártame de todo mal, para que tenga la dicha de veros un día en el cielo, en compañía de Jesús y de la Virgen Maria y alcánzame la gracia que te pido en este momento, si ha de ser para gloria de Dios y provecho de mi alma.

Amén.

Oración a Santa Librada para eliminar males y amarguras

Oh gloriosa virgen santa Librada, tú que tienes el don de liberar de males y amarguras,  tú que nos defiendes con tu poderosa protección de peligros y de las trampas del enemigo, de enfermedades, miserias y sufrimientos, de injusticias, traiciones, engaños y crueldades, y de todo aquello que nos hace sufrir,  libérame de lo que hoy tanto me daña,  ayúdame en este momento difícil en mi vida, cúbreme con tu poderosa luz y haz que esta situación angustiosa por la que estoy pasando ahora se convierta en ventura para mi bienestar, santa Liberada, libérame de (hacer la petición).

Gloriosísima Virgen y mártir, Santa Librada, que para ser verdadera imagen de Cristo Redentor mereciste morir clavada como él en una cruz, alcánzame del Señor fortaleza y paciencia en los problemas y sufrimientos de la vida.

Te suplico, candidísima protectora y abogada mía, me consigas de Jesús, tu Celestial esposo, la gracia de vencer todas las emboscadas del enemigo, y la fuerza y el valor necesarios para apartarme de todos los males y peligros, así como de las ocasiones de pecado.

Guíame por el camino del bien y aléjame de todo mal, para que tenga la dicha de verte un día en el cielo, en compañía de Jesús y de la Virgen María.

Intercede, te ruego, para que obtenga la gracia que te solicito en este momento: (repetir la petición), si ha de ser para gloria de Dios y provecho de mi alma.

Amén.

Repetir la oración durante nueve días consecutivos.

Oración a Santa Librada

¡Oh gloriosa virgen y mártir santa Liberata! tu que fuiste elegida por el Señor para ser ejemplo de fortaleza, ayúdame a salir siempre victorioso ante mis enemigos, males y peligros que me acechan.

Tú que desde tu nacimiento sufriste, y solo la bondad cristiana te salvo de la muerte, tiéndeme tu mano, dame valor y firmeza.

Santa Liberada bendita que pasaste por las mas duras pruebas por no renunciar a tus creencias líbrame de los enemigos, aléjame de toda persona prejudicial y dañina de los malos vecinos y malos compañeros.

Santa Liberata virgen y mártir que por amor a Cristo redentor después de sufrir castigo y persecución en la cruz fuiste colgada hasta morir atiende te ruego lo que hoy te vengo a pedir, libérame de la injusticia, del odio, el rencor y la traición de la mentira, trampa y engaños de malas lenguas, intrigas, envidias y maldición, libérame de todo aquel que por egoísmo o ambición quiera causar mi perdición y se mi especial veladora para verme libre de (hacer la petición).

Santa Liberata Gloriosa, libérame de enemigos y males auxiliame, ampárame y defiéndeme, intercede ante el señor
suplícale me conceda entereza y tesón y que me proteja de todo peligro y maldad, solicítale también que me proporcione firmeza para resistir toda tensión y me fortalezca en la cruz cada día para que, superadas las pruebas de la vida presente alcance la eterna bienaventuranza.

Por Jesucristo nuestro Señor

AMEN

Rezar un Padre Nuestro, Ave Maria y Gloria