Saltar al contenido

Oración a Santa Ana Line y compañeros

Santa Ana Line es una santa mártir de la iglesia católica, de origen inglés, quien renunció a los privilegios de su posición social al convertirse al cristianismo; uniendo su vida a la de otro cristiano. Cuando su esposo fue capturado y exiliado, Ana se ofreció a prestar ayuda a los sacerdotes en Inglaterra para que continuaran oficiando misa en la clandestinidad, y por esta razón fue descubierta y ejecutada a comienzos del siglo XVII.

Su nombre era Ana Heigham, nació en el año 1567, en la casa de los caballeros de Essex, su padre era William Heigham de Dunmow, quien tenía una distinguida posición en la sociedad inglesa y seguía las doctrinas calvinistas.

Ana y su hermano mayor, William se convirtieron al cristianismo en su juventud. Cuando su padre se enteró, los rechazó y los desheredó. Ana entonces renunció a sus privilegios para defender su fe en Cristo, y conoció a otro cristiano convertido, Roger Line, con quien contrajo matrimonio.

Esta unión duró poco, ya que Roger fue detenido por ser católico, cuando se disponía a asistir a una misa. Estuvo encarcelado un tiempo, y luego lo exiliaron a la región de Flandes, donde falleció en el año 1594.

Por su parte, Ana encontró consuelo en el servicio a la iglesia que fortalecía su fe. El sacerdote John Gerard había colocado una casa de refugio para los sacerdotes que predicaban en Londres, Ana se ofreció para ayudar en esta labor.

Sin embargo, el padre Gerard fue descubierto en el año 1597 y tuvo que huir. Las autoridades comenzaron a investigar y a sospechar de las personas cercanas, y entre ellas, estaba Ana Line. Ella cerró la casa donde estaba en Londres, y fue trasferida a otra que también convirtió en un centro de reuniones para los católicos.

En febrero del año 1601, estaban celebrando la misa en honor a la purificación de la Virgen María, a cargo del padre Francis Page, cuando repentinamente irrumpieron en la casa, los soldados. El padre Page se despojó de la vestimenta religiosa y se escabulló entre las personas, pero la señora Ana Line fue apresada.

Se le enjuició en Old Bailey por ayudar a un sacerdote y celebrar misa clandestinamente; era el gobierno de la reina Isabel I. Fue condenada el 26 de febrero del año 1601, y se le ejecutó al día siguiente en la horca en Tyburn.

Con el mismo martirio perecieron el beato Mark Barkworth y el padre Roger Filcock, religiosos católicos. Santa Ana Line fue canonizada por el papa Pablo VI el 25 de octubre de 1970 junto con cuarenta mártires de Inglaterra y Gales.