Saltar al contenido

Oración a San Martín Caballero

SanMartinCaballero
Califique estas oraciones

San Martín Caballero es un santo húngaro, quien nació aproximadamente en el año 316. Se educó en Italia, creciendo en una familia con una herencia militar importante pues su padre era orador militar, y lo instruyó para que entre en la guardia imperial romana cuando era apenas un joven de 15 años, de su desempeño en dicha labor obtuvo su apodo de “caballero”.

Sin embargo, en el corazón de San Martín, ya latía el deseo por acercarse a la religión cristiana, así que un tiempo después salió del ejército romano con el propósito de dedicarse a servir a Dios, pero el emperador César Juliano le niega su salida en un principió. Cuando se presentó la ocasión, el mismo San Martín en persona se dirigió al emperador Juliano para solicitarle que le permitiera ser ahora un soldado de Cristo, puesto que ya no era legal para él seguir en su ejército.

Su vida de servicio cristiano se destacó por importantes actos, como la creación del monasterio de Marmoutiers que reunió a 80 religiosos, su lucha en Tours contra la incredulidad, los falsos ídolos y por el auxilio y la divulgación de la fe cristiana. A pesar del duro trabajo misionero, San Martín vestía siempre una sonrisa natural y amigable, receptiva para con los demás. Trabajó en todas las áreas de su distrito, colonizó las parroquias de las zonas rurales en Francia y dejo en cada pueblo algún sacerdote encargado.

San Martín Caballero es patrón de los soldados, los tejedores y los constructores de los textiles, además es el patrono de Francia, Hungría y de otras ciudades como Utrecht de Holanda y Buenos Aires de Argentina. También es muy popular en México, donde su fiesta se celebra el 11 de noviembre.

Oración a San Martín Caballero

Bienaventurado San Martín Caballero, lleno del Espíritu del Señor, tuviste siempre inagotable caridad con el necesitado.

Tu que lleno de amor y generosidad cuando viste al mendigo que se congelaba de frío, sin saber que en verdad era Cristo, no dudaste en darle la mitad de tu capa y no se la diste entera, pues la otra mitad era del ejército Romano;
tú, que no buscabas reconocimientos sino solo favorecer al prójimo, encontraste gloria ante el Señor y cuando el Salvador se te apareció vestido con la media capa para agradecer tu gesto y te dijo “hoy me cubriste con tu manto”,
decidiste no servir más en el ejército y dedicar tu vida a Dios y a la salvación de almas, siendo desde entonces propagador de la fe y santo hombre entregado a quien lo precisara.

Glorioso san Martín, tu que obraste milagros y prodigios que con alegría, amabilidad y la más exquisita bondad
te ganaste los corazones de todos y no dejaste de trabajar por su bienestar, tiéndeme tu mano y ayúdame a salir
de todas las carencias y problemas económicos que ahora me afligen y causan desasosiego.

Glorioso san Martín, bendito patrón mío, te pido con gran fe y humildad me consigas de Dios, la fuente de todas las Misericordias que mis caminos en esta tierra, mi trabajo y mis empeños se limpien y abran con claridad.

En el nombre de Dios Todopoderoso, Señor San Martín de Tours, aleja todo lo que me perjudica.
Oh santo alivio, préstame tu santo amparo; ayúdame, te lo ruego en estos malos momentos:

(pedir aquí lo que se necesita)

Tú que tienes, noble san Martín, milagroso poder; lleva mis súplicas cuanto antes a los Cielos, pide para mi casa todo lo bueno, que los agobios, ruinas y pobrezas se vayan y la buena suerte entre en mi trabajo (o negocio)
y con ella la abundancia y prosperidad, para poder ayudar a todos los necesitados.

San Martín, bendito obispo de Tours, que tus virtudes y caridad me acompañen siempre, yo no dejaré de rezar y agradecer al Altísimo los favores concedidos, y seré caritativo con todos mis hermanos y necesitados.

San Martín intercede por mí y líbrame y protégeme de todo mal.

Amén.

Rezar el Credo,
Padrenuestro, Avemaría y Gloria.

san-martin-caballero

Oración a San Martín Caballero para la suerte y el trabajo

Oh Glorioso san Martín, fiel amante de Señor, que con noble corazón repartiste lo que tenias,  hoy te pido ayuda en mi necesidad, intercede por mí y haz que encuentre alivio y solución y se resuelva cuanto antes mi precaria situación:
En el nombre de Dios Todopoderoso y Eterno, noble señor san Martín Caballero, saca la sal de mi casa, aleja todo lo malo y dame suerte, trabajo y dinero.

Por tu bondad, por tu caridad, dame alivio y remedio en estos momentos de dificultad, haz santo glorioso que no carezca de trabajo, ni me falte la buena suerte y el dinero.

Tú que no dejas de ayudar a quien sufre y padece haz que pueda progresar y prosperar, mi corazón te llama, mi voz a ti clama, por favor san Martín no me dejes sin favorable respuesta, te pido que me consigas prontamente lo que tanto deseo:

(hacer con gran esperanza la petición).

Oh Martín santo, lleva mis ruegos ante Dios, en ti deposito mi total confianza, dame el auxilio que preciso, dame la tranquilidad que busco y con tu milagroso poder aleja a las personas que daño me quieran causar y resguárdame hoy y siempre de toda aflicción y maldad.

Glorioso san Martín, bendito caballero, te pido con gran fe, confianza y humildad me consigas del Dios de las Misericordias que mis caminos se abran con claridad a la suerte, el trabajo y el dinero para que se acabe tanta aflicción y desasosiego, que mi hogar se llene de bendiciones y bienestar y no suframos carencias, ni ruinas, ni adversidad.

Amado San Martín, tú que seguiste la llamada de los Cielos y a Dios serviste con amor y lealtad no te apartes de nuestras vidas, enséñanos a ser buenas personas, que cada día nos acerquemos más y más a Dios, y sepamos ser tan caritativos como tu con el prójimo.

San Martín líbrame de enemigos, dame tu amparo,  dame tu santa y bondadosa compañía, y protégeme de todo mal y de lo que me puede perjudicar.

Oh Señor Misericordioso, dile a tu siervo Martín, infatigable y celoso patrón de las almas, que levante su voz en este abismo en que me encuentro y me preste su milagrosa y siempre benéfica ayuda en las graves necesidades y carencias por las que paso.

Amén

Oración a San Martín Caballero para el dinero y el trabajo

Oración a San Martín Caballero para fortuna en el negocio

¡Oh, poderoso y amoroso San Martín Caballero, aclamado Martín de Loba! Bendito padre del destino.

Dame santa donación como Dios se la proporcionó a los pobres, haz, padre mío, que cuanto oficio haga yo sea vendido y huya comprado, otórgame, padre mío, fortuna y felicidad para mejorar mi patrimonio.

No me dejes romper ni derrochar en los negocios, ni en ninguno de mis trabajos, proporcióname buena suerte y duplica todo lo que invierta.

Bríndame prosperidad, dame fortuna, dame tu magnánima ayuda para: (Haz con cuantiosa esperanza la petición).

Tráeme personas que me vengan a comprar y a costear, que todo lo que yo haga o empiece tenga buen final.

Que mis bienes sean considerables y que camine en mi casa el oro y la plata, amando a Jesús a María y al obispo San José.

Divino San Martín Caballero, úntame de tus pomadas, úntame de tus engrases, no me dejes ir sin los Santos Juramentos y así como le diste la dádiva a aquel viejo, mándamela hoy más temprano.

Facilítame tu caballo para hacer mis quehaceres, proporcióname tu espada para domar los impedimentos, préstame tu túnica para cubrirme.

Bendito y exaltado sea el Santísimo Sacramento del calvario y la Cruz en que agonizó nuestro Señor Jesucristo.

Amén.

Rezar tres Padrenuestros, tres Avemarías y tres Glorias.

Repite la plegaria y los rezos tres días seguidos.

Oración a San Martín Caballero para el hogar

Dios celestial, que nos guías a nosotros tus hijos terrestres, a ti pido con todo el amor del mundo que seas tú quien hable por mi, respire por mí, y piense por mí en este instante tan maravilloso y digno de respeto en el que haré una oración a San Martín Caballero.

Que con tu voluntad divina yo pueda dirigirme a él con todo el respeto, sabiduría y paciencia que merece, para que la comunicación con él sea efectiva y duradera, a ti Padre celestial que todo lo puedes, te lo imploro de corazón. Amén.

A ti Santo protector y soldado, San Martín Caballero, vengo el día de hoy de rodillas a tus pies a suplicarte bendigas mi hogar, que todo lo bueno sea multiplicado en mi casa, que mis hijos se conviertan en personas de bien, llenas de éxito y bendiciones en sus vidas, te pido por la prosperidad de mi hogar, por la prosperidad en nuestros corazones, por la prosperidad de nuestra felicidad en general, bendícenos protégenos.

Amén.

Oración a San Martín Caballero para el amor

Dios celestial, que nos guías a nosotros tus hijos terrestres, a ti pido con todo el amor del mundo que seas tú quien hable por mi, respire por mí, y piense por mí en este instante tan maravilloso y digno de respeto en el que haré una oración a San Martín Caballero.

Que con tu voluntad divina yo pueda dirigirme a él con todo el respeto, sabiduría y paciencia que merece, para que la comunicación con él sea efectiva y duradera, a ti Padre celestial que todo lo puedes, te lo imploro de corazón. Amén.

Bendito San Martín Caballero, hoy en este día particular vengo a pedirte por la pronta bendición del amor en mi vida, a ti hombre celestial y lleno de valor, quiero pedirte que bendigas con tus virtudes todo lo que en mi vida reina, quisiera encontrar ese amor que tanto merezco, quisiera tener prosperidad en el amor, quisiera tener una vida plena junto a la persona que tanto merezco, que con tu poder divino lograré conocer.

Amén.