Saltar al contenido

Oración a San Luis Rey IX de Francia

Oración a San Luis Rey IX de Francia
5 (100%) 3 vote[s]

San Luis IX fue el rey de Francia en el siglo XIII, reconocido en todo momento por predicar una fe verdadera con hechos, llevar con su gobierno justicia y amor para los pobres y defender a los cristianos.

San-Luis-IX

Invirtió su fortuna, sus fuerzas y dedicó su propia vida al servicio de Jesús Nuestro Señor, hasta el día de su muerte. Su nombre, Luis, significa en alemán “el guerrero ilustre”.

Tan pronto se hizo rey, San Luis evocó sus fuerzas en lograr la paz para todos los integrantes de su pueblo, siendo un hombre justo, personalmente escuchaba y atendía a los desamparados y necesitados, dispuso comisiones especiales que viajaban por todo el territorio para escuchar las necesidades de la población. De este estudio surgieron las ordenanzas de 1254, las cuales comprendían una serie de deberes que debían cumplir todos los habitantes de la nación.

San Luis fue para Francia un verdadero padre, buscaba la justicia y la paz, era bondadoso y piadoso inclusive con quienes le adversaban, y además era sumamente devoto de las ceremonias y fiestas de la religión cristiana.  Llegó a sentar a los pobres en su misma mesa a quienes daba de comer e incluso lavaba sus pies, semejando los actos de Jesús. Visitó numerosos hospitales, repartiendo donaciones y limosnas a los pobres. En vida San Luis se dedicó a la oración y al cumplimiento de sus deberes como rey cristiano.

A causa del gran amor que sentía por Dios y Jesús, se alistó para combatir en las cruzadas, batallas en las que los cristianos luchaban en el nombre de Dios contra sus enemigos para rescatar los lugares Santos. En una de sus últimas luchas, estando en un campamento militar en Túnez, San Luis se contagió de peste y falleció en 1270. Fue canonizado por el Papa Bonifacio VIII en 1297.

Oración a San Luis IX de Francia

Oh Dios, que has trasladado a San Luis de Francia desde los afanes del gobierno temporal al reino de tu gloria, concédenos, por su intercesión, buscar ante todo tu reino en medio de nuestras ocupaciones temporales.

Por nuestro Señor Jesucristo.

Amen

Oración a San Luis IX para pedir valentía

San Luis Rey  que partiste con los más valientes caballeros al frente del ejército cristiano, escucha mis súplica e intercede por mí, que quisiera como tú levantarme para servir mejor al Señor mi Dios y a su Esposa, la Santa Iglesia.

Ayúdame a huir del pecado mortal, y consérvame puro en mi mente y en mi corazón. Tú que mantuviste siempre tu palabra, aún si la dabas ante los infieles, haz que la mentira jamás pase por mi boca, aunque mi franqueza deba costarme la vida. Hazme incapaz de retroceder, ciérrale el puente a mis debilidades, y que marche siempre a lo más duro.

¡Oh tu, el más valeroso de los barones franceses!, inspirame el desprecio a los pensamientos de los hombres y concédeme el gusto de comprometerme y de tomar partido por el honor de Cristo. Finalmente, Príncipe de gran corazón, no permitas jamás que yo sea mediocre, mezquino o vulgar, antes bien, obtenme un corazón real y que a tu ejemplo sirva a los más necesitados, realmente.

Amén.

Oración a San Luis IX contra los infortunios

Glorioso san Luis de Francia, hijo de reyes ejemplares y piadosos que supieron llenar tu alma de pureza y piedad
y te educaron para reinar en la tierra con amor y justicia y sobre todo y ante todo, para alabar y servir a Dios.

Dotado de grandes virtudes y noble corazón, fuiste desde niño fiel seguidor del Señor y viviendo entre los lujos y riquezas de la corte, nunca te alejaste de la santidad y moral cristiana, poniendo todo tu empeño y vida al servicio de los demás.

Admirable san Luis de Francia, que con oración penitencia y sacrificio, y siempre entregado a hacer el bien
solo quisiste la felicidad y bienestar de tus súbditos, buscando la paz, el entendimiento y la armonía entre los más adinerados y los más pobres, entre los más afortunados y los más desdichados administrando la justicia sin importar clase y condición, mediando para evitar abusos y discriminaciones, atendiendo personalmente a los pobres, desamparados, enfermos y abandonados, resolviendo sus desgracias, infortunios y adversidades, hoy acudo a ti para implorar tu caridad y generosidad, tú que fuiste padre afectuoso de tu pueblo y sembraste la paz y la justicia entre todos ellos, intercede ante el Padre misericordioso para que me ayude en mis preocupaciones y conflictos, y me conceda lo necesario para solucionar esto que tanto me atormenta y aflige:

(pedir con gran esperanza lo que se quiere conseguir)

Venerable san Luis ayúdame en mis serias dificultades, haz que pueda salir airoso en mis problemas judiciales, aleja la miseria, la ruina y las carencias de mi vida, dame la tranquilidad y sosiego que tanto preciso para que en mi hogar haya paz, dicha y bienestar; rey Santo, tú que sentiste tanto amor por nuestro Señor, que con fe y heroísmo dirigiste las Cruzadas para rescatar los santos lugares en Jerusalén, enséñame a seguir tu ejemplo de entrega, fe y caridad y haz que cada día ame más a Jesucristo, a quien por tu mediación, oh santo protector, espero ver y amar eternamente en la Patria Celestial.

Amén.

Rezar tres Padrenuestros, tres Avemarías y tres Glorias.