Saltar al contenido

Oración a San esteban I

oracion a San-Remigio-de-Reims

Esteban  I fue el papa de la iglesia católica N° 23, su pontificado duró desde el año 254 hasta el 257. Como sus antecesores, se enfrentó a las ideas rigurosas y represivas de los novacianos, defendió el bautismo y el perdón  de los fieles arrepentidos; también introdujo algunas costumbres en la celebración de las misas. Su memoria litúrgica se conmemora el día 2 de agosto.

Esteban I nació en los últimos años del siglo II, en el seno de una familia romana pero de fe cristiana. En sus primeros años de vida, se dedicó al estudio de las letras humanas, de idiomas, y de la teología, de modo que inició una vida religiosa y de servicio a temprana edad. Al poco tiempo se hizo un religioso de renombre en Roma, y fue llamado por los papas Cornelio y Lucio I quienes lo ordenaron diácono y luego archidiácono de la iglesia de Roma. Tras la muerte de Lucio I, el 12 de marzo del año 254, Esteban I fue consagrado como Sumo Pontífice.

En los primeros años de su mandato, se enfrento a los novacianos, particularmente al obispo de Arles Marciano, quien se negaba a recibir en comunión a los pecadores arrepentidos; mediante la intervención de San Cipriano, el papa Esteban I se pronunció condenando a Marciano y solicitando la elección de otro obispo. Así, este papa también velo por el perdón de los pecados, la práctica de la caridad, y el servicio a los necesitados de guía espiritual; se preocupó en especial por las provincias de Siria y Arabia.

Esteban I impuso algunas normas para la celebración litúrgica, por ejemplo, que las vestiduras de la santa misa no se usaran para las actividades diarias.

El final de su pontificado parece que acabó en martirio, aunque la evidencia es escasa y poco confiable. Se dice que fue decapitado en su misma silla papal, durante las persecuciones de Valeriano. Tras su muerte en el año 257, su cuerpo se enterró en las catacumbas de San Calixto, y años más tarde lo trasladó el papa Pablo I a un monasterio edificado en su honor.