Saltar al contenido

Oración a San Arconte

San Arconte de Viviers fue un obispo, religioso de la iglesia católica, considerado en algunas de las referencias a su vida como un mártir, quien vivió en Viviers, una región hoy en día perteneciente a Francia, entre los siglos VIII y IX.

Sobre la biografía de San Arcontes de tienen muy pocos datos. Primeramente, se desconoce la fecha de su nacimiento; aunque no existe un acuerdo universal sobre la época de vida de este santo, la mayoría de los relatos lo ubican a mediados del siglo XVIII, principalmente esta época destaca en el Martirologio Romano actual, aunque por otro lado, Monseñor Duchesne, sitúa la vida del santo para el siglo IX.

San Arcontes fue designado como el décimo noveno obispo de Viviers, una región cerca del Ródano, actualmente perteneciente a Francia.  Un martirologio del siglo XVI describe el trabajo de este santo obispo como un defensor de la libertad de la iglesia, pese a los maltratos y desprecios de los paganos de la propia localidad de Viviers. Se presume que por su fe cristiana, fue martirizado en el año 745, siendo decapitado en la “puerta de la viga”.

Su cuerpo se enterró en la iglesia San Vicente, localizada en Viviers. En el año 1568, los seguidores de la doctrina reformista de la iglesia, el calvinismo, quemaron las reliquias de este y otros santos.

En el presente, San Arcontes tiene culto local, siendo anteriormente su fiesta celebrada el 19 de enero, aunque por se cambió para el 10 de enero en el martirologio actual, donde tampoco se le clasifica como santo, a falta de la precisión de información sobre su muerte.