Saltar al contenido

Oración a San Andrés Corsini

oracion a san-andres-corsini

San Andrés Corsini conocido también como Andrés Corsino, fue un religioso perteneciente a los carmelitas, nacido en Italia en el siglo XIV.

Específicamente San Andrés Corsini nació en Florencia el 30 de noviembre del año 1302, en el seno de una familia ilustre y de buena posición social; sus padres eran miembros de una familia aristócrata y muy conocida en la sociedad.

Aunque se le describe como un joven rebelde e independiente, se cuenta que su conducta cambió cuando su madre le reveló una visión que había tenido de él cuando estaba esperando su nacimiento. La mujer había soñado que su hijo se transformaba en un cordero. Esa revelación fue el llamado a la vida religiosa que solicitaría a Andrés comenzar sus estudios para ordenarse sacerdote.

Conoció a los hermanos de la Orden de los Carmelitas y se fue en busca de su paz espiritual. Se ordenó como sacerdote y fue designado para visitar y cursar estudios en varias universidades importantes en París y Avignon. En 1348, san Andrés Corsini es designado como superior provincial de la Orden, y al cabo de un par de años lo nombran obispo de Fiesole, ya que su predecesor había fallecido a consecuencia de una epidemia de peste.
Sin embargo, Andrés no se consideraba listo para asumir tan importante cargo por lo que lo rechazó por un tiempo hasta que acabó por aceptar confiando a Dios su misión.

Siendo obispo, san Andrés se caracterizó por una conducta de disciplina y fortaleza espiritual, defendiendo las virtudes de la humildad, la oración y viviendo en austeridad. Pasaba largas horas meditando en su celda en una oración profunda y sincera con Dios.

Era un hombre preparado y muy elocuente, por tal motivo, el papa Urbano V le confió varias misiones diplomáticas para solventar y apaciguar conflictos entre las regiones, llevando a cabo un movimiento pacificador con los toscanos y en ciudades como Bolonia.

Luego de 12 años de episcopado, falleció el 6 de enero de 1373, y su cuerpo fue sepultado en la Iglesia del Carmen de Florencia. Fue canonizado por el papa Urbano VIII en 1629.

Oración a San Andrés Corsini

Señor, Tú que colocaste a San Andrés Corsini en el número de los santos pastores y lo hiciste brillar por el ardor de la caridad y de aquella fe que vence al mundo, haz que también nosotros, por su intercesión, perseveremos firmes en la fe y arraigados en el amor y merezcamos así participar de su gloria.

Por nuestro Señor Jesucristo, tu Hijo.
Amén.

Oración a San Andrés Corsini (II)

Señor, Tú dijiste que cuantos trabajan por la paz serán llamados hijos de Dios; por intercesión de San Andrés Corsini, admirable artífice de la concordia, concédenos Padre eterno entregarnos sin descanso a instaurar en el mundo la justicia que puede garantizar a los hombres una paz firme, eterna y verdadera.

Amén.