Saltar al contenido

Oración a San Adriano IV

san adriano iv

Fue el papa N° 169 de la Iglesia Católica entre los años 1154 al 1159. Durante su pontificado se dio inicio a utilizar el término Vicario de Cristo para referirse al pontífice, fue un gobernante que adoptó la idea de que el papa tuviera un dominio universal. Ha sido el único papa inglés de la historia. Se destacó por ejercer una supremacía papal, en la que los gobernantes estaban subordinados al papa. Se le recuerda el 1 de septiembre.

Adriano nació en el año 1100 en Inglaterra, fue bautizado con el nombre de Nicholas Breaspear, hijo de un sacerdote que se convirtió en monje de la catedral de St. Albans, y desde temprana edad expresó toda su bondad y voluntad para seguir la vida religiosa. Viajó a Paris, donde comenzó sus estudios religiosos, para que luego en 1137,se convirtiese en fraile agustino en San Rufo. Logró ser Abad y le fue concedido el título de cardenalicio por el papa Eugenio III, nombrándolo obispo de Albano en el año 1146.

Su vida en el clero contó con grandes logros, ya que en 1152 es nombrado legado pontificio en Escandinavia, y logró conformar las sedes arzobispales Trondheim (Noruega) y Upsala (Suecia). De regreso a Roma en 1154, y tras la muerte de Anastasio IV, fue elegido papa por unanimidad gracias a su amplio recorrido, siendo consagrado el 18 de junio de 1155.

Inmediatamente al coronarse papa, promovió la restauración de la autoridad papal en Roma, y tomó medidas como la de presionar al Senado a decidir sobre la expulsión y muerte de Arnaldo de Brescia, y desafió al poderoso emperador Federico Barbarroja con el objetivo de demostrar la supremacía del papado sobre el imperio. Sin embargo, siempre mantuvo buenas relaciones con el emperador bizantino Manuel I Comneno, quien anhelaba la unión de las iglesias de oriente y occidente.

Su muerte ha sido muy notable, pues luego de pronunciar un discurso en contra del emperador Federico I Barbarroja, se detuvo para beber agua en la fuente del pueblo y fue ahí donde una mosca entró en su garganta accidentalmente, atorándose y produciéndole asfixia lo que le llevó a la muerte, este hecho ocurrió el 1 de septiembre del año 1159.