Saltar al contenido

Oración a la Santísima Trinidad

Oración a la Santísima Trinidad
5 (100%) 4 votes

La Santísima Trinidad es una figura y expresión propia de la iglesia católica que invita a adorar a las tres divinas personas que son una unidad en sí, sin confundirse y sin separarse.

La Santísima Trinidad es un principio de la religión y fe católica que defiende que Dios es uno solo, y que a su vez en Él están las tres figuras de El Padre, El Hijo y El Espíritu Santo.

Muchas iglesias explican que esta creencia se trata de un misterio que escapa de la comprensión de la inteligencia humana, un verdadero misterio de la fe.

Lo explicado por la Iglesia Católica Apostólica y Romana es que la Santísima Trinidad es la doctrina central de la religión cristiana, basándose en que el Padre es Dios, el Hijo es Dios y el Espíritu Santo es Dios, todas estas figuras son un solo Dios, y que la Trinidad está integrada por estas tres personas que son omnipotentes.

Comprender esta idea es conocer el verdadero centro de la fe y de la vida en el cristianismo, hay quienes dicen que este misterio es en sí mismo Dios, es la fuente y el inicio de todos los demás misterios de la fe.

La adoración a la figura de la Santísima Trinidad invita a buscar la verdadera salvación por medio del respeto y amor hacia Dios, el único y verdadero, que es Padre de todo lo existente, que se hizo Hijo en Jesucristo y que por medio del Espíritu Santo da aliento de vida, y  se muestra a los hombres, para guiarlos lejos del  pecado e invitarlos a la reconciliación.

santisima-trinidad

A lo largo del antiguo y del nuevo testamento, numerosos pasajes hablan de la trinidad del Dios, sin embargo el misterio de su Ser en sí como Santísima Trinidad es un concepto que trasciende la razón, creerle es un acto de fe.

Oración a la Santísima Trinidad para casos difíciles y urgentes

Dios padre todopoderoso, santísima trinidad.

Nuestro padre, hijo y espíritu santo, nuestro fin y nuestro comienzo, ante ti hoy poso y rindo homenaje a tu ser: ¡Adorado y bendecido seas santísima trinidad!; a ti, que hoy te alabo y te deseo el mejor de los honores, la más grande gloria y adoración en la eternidad y hasta el fin de los días, tengo fe en ti y confío de manera ciega y con corazón, soy tu fiel siervo.

Yo (tu nombre) suplico ante ti con la mayor de la fe posible para que me liberes de toda maldad, todo obstáculo y amenaza, que en momentos de necesidad, te lo imploro, me brindes tu ayuda.

Padre celestial, el buen pastor y siervo Jesucristo, santo espíritu, el día de hoy se los ruego, por influencia e intervención de la Santísima madre, la Virgen María, me otorguen su ayuda, me guíen en el buen sendero y me protejan de todas las dificultades, preocupaciones y problemas de mi vida.

Alabado y glorificado seas siempre Dios, Tú, nuestro Padre, nuestra fuente infinita de bondad, amor y sabiduría divina, que a ti debemos la vida, y de ti nos procede el amor, dame la dicha de siempre obrar en el bien y con cuidado, para así tener la virtud de los bienes y compasiones que tú me envías.

Siempre ten que en cuenta que soy tu hijo, ten piedad de mis problemas, de mis necesidades y está siempre presente conmigo, ante esta difícil situación: (pedir con fe lo que se desea obtener).

Gracias padre, porque tú eres bondadoso y misericordioso, siempre estás ahí para mí.

Gloria a ti Señor, hijo del padre divino en donde mi alma descansa y se refugia, tú sagrado corazón, dame la dicha de aprender a seguir fielmente los pasos y las virtudes de tu vida, dame el ímpetu y la perseverancia para cumplir cada una de tus enseñanzas y permíteme con más constancia ser caritativo, para obtener riquezas eternas, no me olvides en cada una de mis guerras diarias, libérame de las tentaciones que el enemigo me envía, apártame y cuídame de todo obstáculo que a mi vida atemorice y bríndame tu divina cooperación en esta cirscuntancia: (repite la encomienda con más fe y esperanza).

Gracias mi buen pastor Jesús por siempre luchar a mi lado en los momentos de angustia y necesidad.

Te concedo la gloria a ti, espíritu santo, luz cegadora que todo lo abrillanta, que eres el resplandor de la paz, armonía, bondad y la felicidad de la creación, permíteme eternamente ser accesible a tus sinceras influencias otórgame paz, dame ayuda en mis decadencias y angustias y otórgame tu apoyo para que hoy día pueda obtener lo que busco hace rato, y en momentos difíciles se torna mi necesidad: (repetir con esperanza nuevamente la petición).

Te agradezco espíritu santo amoroso, por iluminarme cuando todo se torna en oscuridad y tú muestras el resplandor de tu luz.

Tú que estás junto a la Santísima Trinidad, suplica por mí y mis recientes decadencias y angustias, quiero que tú seas mi defensora para que mi petición sea escuchada, permíteme que se cumpla mi deseo que tanto aspiro tener en mi vida.

Te agradezco adorada madre, santa Virgen María, por ser mi consuelo y compasiva, y por siempre estar alerta con mis dolores y pesares.

Santísima Trinidad, padre, hijo y espíritu santo, otórgame tu clemencia, otórgame tu comprensión y dame la medicina curativa para mis heridas y rasguños.

Padre, Hijo y Espíritu Santo, en intercesión de la Santísima Trinidad, te alabo, te adoro y te ofrezco mi alma y corazón entero.

Oh, Trinidad amorosa, Dios misericordioso, me dejo llevar por tu divina voluntad, pues lo que tú quieras que sea será bien recibido, sólo tú sabes lo que a mí me favorece, en el nombre del padre, del hijo, del espíritu santo y de la Santísima Trinidad, los glorifico y bendigo, como será hoy y mañana, todos los días, desde principio a fin, por los siglos de los siglos.

Así sea.

Rezar el Avemaría, Gloria y el Credo.

Hacer la oración y los rezos tres días seguidos, y nueve días si tu petición es grande y difícil de realizar.

Oración a la Santísima Trinidad para salir airoso de problemas

Amorosísimo Dios, Trino y Uno: Padre Hijo y Espíritu Santo, trinidad Santísima en quién creo, en quién espero y a quién amo con todo mi corazón.

Humildemente pido protección y ayuda.

Santísima Trinidad bendíceme, ampárame, ayúdame, líbrame de mal y peligro y de toda mala hora.

Que todos mis enemigos se queden atrás.

Paz Cristo, Cristo Paz.

Que el enemigo que venga en mi contra en el momento sea vencido, que tengan ojos y no me vean, que tengan oídos y no me oigan, que tengan manos y no me alcancen, que con solo nombrar a la Santísima Trinidad sean vencidos todos mi enemigos.

En el nombre del Padre y del Hijo y del Espíritu Santo.

Con el manto de la Santísima Trinidad sea envuelto mi cuerpo, con el Escapulario de la Virgen del Carmen me vea cubierto, para no ser visto, ni oído, ni preso, ni por los malos vencido.

En el nombre del Padre y del Hijo y del Espíritu Santo.

La Santísima Trinidad esté conmigo: El Padre me guarde, El Hijo me guíe, El Espíritu Santo me ilumine y me acompañe donde quiera que yo vaya.

La Santísima Trinidad esté conmigo en todo momento y me libre para siempre de todo mal y peligro.

En el nombre del Padre y del Hijo y del Espíritu Santo.

Cruz Santa, Cruz Digna, Cruz Divina: Por Nuestro Señor que murió en ti, cosa mala no llegué a mí.

En el nombre Del Padre y del Hijo y del Espíritu Santo.

En el Nombre de la Santísima Trinidad, para que en ésta hora y momento nuestro Padre Eterno, nuestro Señor Jesucristo y El Espíritu Santo me iluminen la mente, para que todas mis cosas me salgan perfectas y la Paz de Nuestro señor Jesucristo reine en mi hogar, en mi trabajo y donde quiera que yo pise.

En el nombre del Padre y del Hijo y del Espíritu Santo.

Amén.

Rezar tres Credos y Gloria.

La oración y los rezos se hacen por tres días seguidos.

Oración a la Santísima Trinidad para el amor

Oh gloriosa y poderosa santísima trinidad tu que eres adorada que desde el cielo fuiste enviada con poder y gloria para glorificarte sobre todos nosotros hoy vengo ante ti y a través de la oración a la santísima trinidad para el amor a pedirte tengas a bien reconocer que estamos con un corazón humillado delante de tu presencia con la única intención de pedirte que bendigas el amor que tengo por esta persona ( decir el nombre) y que permitas que el nunca me abandone, que este amor crezca cada día mas.

Bienaventurada eres, a través de esta oración a la santísima trinidad para el amor, queremos ofrecerte nuestro mas sincero amor y pedirte que protejas nuestro amor, que alejes todo mal que pueda acercarse,  no permitas que ninguna persona extraña se acerque a querer dañar este lindo amor que sentimos, no dejes por ningún motivo que nuestra relación sea estropeada, colocamos todo en tus manos.

Permite a través de esta oración a la santísima trinidad que podamos formar una linda familia, procrear hijos, tener una relación estable donde el amor a Dios y la devoción por la santísima trinidad sean la prioridad, que nunca estemos en contienda y que nadie quiera entorpecer lo que hoy sentimos, te pido que me ayudes en todo lo que te pido santísima trinidad, yo se que tienes el poder para hacer eso y más aún de lo que hoy te pido.

También te pido que traigas de vuelta a ese hombre que ha sido tan amoroso y que hoy se esta enfriando, tal vez por su trabajo o por los problemas, santísima trinidad toma el control y permite que regrese renovado, que pueda besarme y abrazarme y decirme lo mucho que ama, que sea respetuosos que podamos tener una conversación amable y sin discusiones, que nuestro día a día se convierta en bendiciones para que así podamos tener paz.

Santísima trinidad, tu eres poderosa y vengo a través de la oración a la santísima trinidad para el amor, sabemos que tienes  potestad sobre el poder para conceder las peticiones que hoy te hacemos, te adoramos y sabemos que puedes concedernos lo que te estamos pidiendo por tu bondad ya mor que nos das a diario y que el padre nos enseño, gracias te damos porque este milagro ya esta hecho.

Bendito padre celestial tu eres el rey de reyes y señor de señores, sin ti en esta tierra los hombres no somos nada, es por ti que andamos, vemos, respiramos, sentimos, y a ti te rendimos todo honor y y alabanza por siempre, tu eres nuestro amor eterno, nuestro consuelo en la tribulación y la tormenta, por ti podemos tener la oportunidad de  vivir plenamente, de poder tener una vida conforme a tu voluntad, eres tu quien nos las proporcionas. Amén y amén.

Oración a la Santísima Trinidad para pedir protección

Amoroso Dios, Padre Hijo y Espíritu Santo, Trinidad Santísima en quién confió ciegamente, a quién espero, y a quién amo con todo mí corazón, acudo a ti, humildemente a pedirte ayuda y protección.

Santísima Trinidad bendíceme siempre, ampárame de todo mal, ayúdame en las adversidades y líbrame del peligro en todo momento, concedeme que todos mis enemigos se queden atrás y ninguno pueda alcanzarme jamás, que todo enemigo que venga en mi contra sea vencido y que, aunque tengan ojos no me vean, aunque tengan oídos no me oigan y aunque tengan manos no me alcancen.

Con tu Manto Sagrado, Santísima Trinidad envuelve mi cuerpo, para que no pueda ser yo visto, ni oído, ni preso, por ningún ser maligno que en mi contra quiera venir. Santísima Trinidad te ruego estés siempre a mi lado; que tú, Padre Eterno, me guardes, que tú, Bendito Hijo, me guíes y tú, Espíritu Santo, me ilumines y me acompañes a donde quiera que yo vaya.

Santísima Trinidad, quedate a mi lado en todo momento y librame para siempre de todo mal y peligro físico y espiritual.

Cruz Bendita, Cruz Digna, por Nuestro Señor Padre que murió en ti, destruye todo mal que venga en mi contra.

En el Nombre de la Santísima Trinidad, pido que en ésta hora y momento; Nuestro Padre Celestial, nuestro Señor Jesucristo Amado y El Espíritu Santo, me iluminen la mente para que todo me salga perfecto.

Pido que la Paz de Nuestro Señor Jesucristo reine por siempre en mi hogar, en mi trabajo y donde quiera que yo este.

En el nombre del Padre y del Hijo y del Espíritu Santo.

Amén.

Oración de Adoración a la Santísima Trinidad

¡Alabada y Gloriosa Santísima Trinidad!, tú que eres Padre, que eres Hijo y que eres Espíritu Santo, en este día te saludo, te alabo, creo, espero y confío en ti, porque eres único Dios trino, principio y fin de toda la humanidad.

Dios Padre mi amoroso Creador, Dios Hijo, mi dulce Salvador, Dios Espíritu Santo, espíritu de Dios y Cristo, mi amigo fiel, mi buen consejero.

Padre Celestial, en unión con el Espíritu Santo te pido para que el poder de la Sangre Preciosa de Jesús me cubra y selle, guarde y proteja, sane y libere mi corazón del odio y del rencor y mi alma y mi cuerpo de todo mal y de todo peligro.

Santa Trinidad, líbrame de enfermedades, de dolores y sufrimientos, de accidentes, envidias, traiciones, males y desastres y te pido que seas mi escudo protector por siempre.

¡Gloria a Ti, Santísima Trinidad Padre, Hijo y Espíritu Santo! Padre Celestial, en alianza con el Espíritu Santo, te pido para que venga a mí tu Divino Hijo, al que adoro, alabo y bendigo, para que abra mis caminos, me conceda tranquilidad y le de paz y sosiego a mi alma, me saque de las necesidades y me ayude a mejorar mi situación económica y laboral.

Gloria a Ti, Santísima Trinidad Padre, Hijo y Espíritu Santo, Padre Eterno, te pido venga a mí el Espíritu Santo y con su sabiduría, entendimiento y poder me libre de todo lo que me daña y me perjudica, guíe mis pasos para que pueda caminar firme y con decisión contra toda tempestad o noche oscura.

Para que llegue a mí la prosperidad, las bendiciones y poder vivir sin deudas y con más amplitud, para que me ayude a cumplir mis planes y salir vencedor cuando las dificultades económicas me aflijan y no me dejen tener la felicidad que ansío.

Padre Creador, ten Piedad de mí y de mi alma, por tu inmensa Compasión. Jesús Hijo, Salvador y Rey mío, lléname el corazón de gozo, de amor y paz, por tu Misericordia, Espíritu Santo Bendito concédeme sabiduría y discernimiento sobre cada situación que enfrento a diario.

Santísima Trinidad asísteme en todo momento, dame la fuerza y el auxilio que necesito en mi fragilidad y concédeme lo que con humildad y confianza te pido: (pedir el favor que se desea alcanzar).

Santísima Trinidad, Padre, Hijo y Espíritu Santo, alimento de mi alma que habitas en mi corazón, haz que llegue a mí la ayuda que solicito y si es de acuerdo a tu Santa Voluntad, bendice mi vida, mi salud, mi familia, mi trabajo, mis finanzas y mis proyectos, lléname de alegría, de sosiego y de virtud, por tu inmenso amor.

Padre, Hijo y Espíritu Santo, se mi calma, mi consuelo, mi compañía en todo momento, dame tu auxilio y protección, aleja de mi todo lo malo y trae esperanza y regocijo a mi vida.

Desde este momento me postro a tus pies y te doy gracias mi Dios, porque sé que me has escuchado, que no me abandonarás y que me darás la fortaleza y la inteligencia necesaria para con tu bendita ayuda, solucionar todas mis dificultades, porque sé también que me amas infinitamente, sé que vendrás en mi auxilio.

¡Gloria a Ti, Santísima Trinidad! Padre, Hijo y Espíritu Santo, tres Personas distintas y un solo Dios verdadero.

Amén

Oración a la Santísima Trinidad

Oración a la Santísima Trinidad para agradecer un favor

Santísima Trinidad, Padre, Hijo y Espíritu Santo.

Misterio insondable de comunión de personas, misterio de amor y relación intratrinitaria.

Gloria y alabanzas te sean dadas por haber querido compartir tu intimidad con nosotros, tu creación.

Gracias por tu generosidad al abrir tu misterio a nuestra limitada capacidad para profundizar en lo arcano.

Sólo un grito de júbilo puede cantar tu realidad y despejar un poco nuestro entendimiento: ¡Santo, Santo, Santo!

Sabiendo que todo se realiza en la comunión de personas, que todo se mantiene en la existencia en el nombre del Padre,  del Hijo y del Espíritu Santo.

A ti la gloria por los siglos de los siglos.

Amén.

Oración a la Santísima Trinidad para pedir por la salud

¡Gloria a Ti, Santísima Trinidad, Padre, Hijo y Espíritu Santo!

Dios Trino y uno, principio y fin nuestro, creo, espero y confío en Ti, Dios Padre mi amoroso Creador, creo, espero y confío en Ti Dios Hijo, mi dulce Salvador, creo, espero y confío en Ti Dios Espíritu Santo, Espíritu de Dios y Cristo, mi amigo fiel, mi buen consejero.

Padre Celestial, en unión con el Espíritu Santo pido que el poder de la Sangre Preciosa de Jesús me cubra, selle, guarde, proteja, sane, libere, guarde, me conceda salud del alma y del cuerpo y me libre de enfermedades, de dolores y sufrimientos, de peligros, accidentes y desastres de la naturaleza y sea mi recuperación, mi alivio, cuando lo precise.

¡Gloria a Ti, Santísima Trinidad, Padre, Hijo y Espíritu Santo!

Padre Celestial, en unión con el Espíritu Santo, pido que venga a mí tu Divino Hijo al que adoro, alabo y bendigo, para que abra mis caminos, me conceda tranquilidad, me saque de las necesidades y de la miseria y me ayude a mejorar mi situación económica y laboral.

Gloria a Ti, Santísima Trinidad, Padre, Hijo y Espíritu Santo, Padre Eterno, te pido venga a mí el Espíritu Santo y con su sabiduría y poder me libre de todo lo que me daña y perjudica, guíe mis pasos para que pueda caminar firme y con decisión contra toda tempestad o noche oscura, para que llegue a mí la prosperidad y poder vivir sin deudas y con mas holgura, para que me ayude a cumplir mis metas y salir vencedor cuando las dificultades económicas me aflijan y no me dejen tener la felicidad que ansío.

¡Padre, ten piedad de mi, Jesús lléname de paz y bienestar, Espíritu Santo, concédeme tu amor y luz!

Santísima Trinidad asísteme en todo momento, dame fuerza y auxilio en mi fragilidad y concédeme lo que con humildad y confianza pido: (Hacer tu peticion de salud).

Santísima Trinidad, Padre, Hijo y Espíritu Santo, alimento de mi alma que habitas en mi corazón, haz que llegue a mí la ayuda que solicito, si es de acuerdo a vuestra Santa Voluntad, bendice mi vida, mi salud, mi trabajo, mis finanzas y mis proyectos, inúndame de alegría, de sosiego y amor, de santo gozo verdadero y eterno.

Padre, Hijo y Espíritu Santo, Sed mi compañía en todo momento, dame tu auxilio y protección, aleja todo lo malo y trae esperanza a mi vida.

¡Gloria a Ti, Santísima Trinidad

Padre, Hijo y Espíritu Santo! Tres Personas distintas y un solo Dios verdadero.

¡Bendigamos al Padre y al Hijo con el Espíritu Santo! Alabémosle y ensalcémosle en todos los siglos.

Amen.

Oración a la Santísima Trinidad para tener buena fortuna

En nombre de nuestro Señor Jesucristo, Padre, Hijo y Espíritu Santo, Sólo un Dios en esencia y trino en personas; yo te invoco, Espíritu, Espíritu, Espíritu Bienhechor, para que seas mi ayuda, mi apoyo, protejas mi cuerpo y alma, acrecientes mis riquezas, seas mi tesoro por la virtud de la Santa Cruz, de la pasión y muerte del Todopoderoso; Yo te requiero por todos los ángeles de la Corte Celestial, por los padecimientos de la bienaventurada siempre Virgen María y por el Señor de los ejércitos que ha de juzgar a los vivos y a los muertos.

A vos que sois Alfa y Omega. Emperador de Reyes, Mesías, Señor Dios mío,aA quien todos los Santos invocan, yo os considero y os bendigo y, por vuestra preciosa sangre que derramasteis para salvar al pecador os suplico os dignéis celebrar mis votos.

Amén.

Tres Padre Nuestro a la Santísima Trinidad y un Padre Nuestro al Eterno Padre

Amén.

Oración bajo el manto de la Santísima Trinidad

Bajo  el  manto  de  la  Santísima  Trinidad,  bajo  el  manto  de  la inmaculada  concepción,  estemos  todos  cubiertos, ni heridos, ni muertos, ni cautivos, ni de nuestros enemigos seamos vencidos.

Pues la Santísima Trinidad esta siempre con nosotros, por la hora santa en que nació el niño Jesús, por  la Hostia Consagrada y  la cruz en que murió.

Amén.

Oración a la Santísima Trinidad o divina providencia

Santísima Trinidad o Divina Providencia concédeme tu clemencia por tu infinita bondad.

Arrodillado a tus plantas, a ti de toda caridad portento, te pido para los míos, casa vestido y sustento.

Concédeles la salud, llévalos por buen camino, que sea siempre la virtud la que los guíe en su destino, tu eres toda la esperanza. Tu eres el consuelo mío. En lo que mi mente alcanza.

En ti, creo, en ti espero, en ti confió.

Tu divina providencia se extienda en cada momento para que nunca nos falte casa, vestido y sustento, ni los santos sacramentos en el ultimo momento.

Amen

Oración a la Santísima Trinidad para el primer día del mes

Dios santo, poderoso, inmenso: desde el trono de vuestra majestad, dirigid una mirad compasiva a este gusano de la tierra, que postrado y lloroso demanda vuestra clemencia:

Santo, santo, santo, Señor Dios de los ejércitos llenos están los cielos y la tierra de vuestra gloria y en medio de tanta grandeza, ¿Escuchareis mis gemidos….? Si, porque sois mi Dios Padre, Dios Hijo, Dios Espíritu Santo, pongo en vos mi fe, confieso mi redención y, espero el cumplimiento de vuestra palabra. ¡Con cuanta ternura, Señor, repito Santo, Santo, Santo, Señor: mi corazón se dilata y siente un regocijo extraordinario; mi fe de tal manera se aumenta, que estoy seguro, cierto, de que seré feliz.

Hoy he dicho: Santo, Santo, Santo; pues La peste no emponzoñara mi pobre aliento, la desnudez, la miseria, el hambre, no llegaran a mis puertas; el rayo no caerá sobre mi cabeza; el huracán, el temblor, la centella y el incendio me respetaran y mis enemigos temblaran a mi presencia, pues verán en mi frente el auxilio divino; mis labios y mi lengua que os han alabado, estarán tranquilos y en mi corazón descansara la paz, la resignación y la conformidad en un todo con vuestra suprema voluntad. En mis enfermedades repetiré mil veces: Santo, Santo, Santo, y este dulce nombre será mi escudo.

Dios mío, tened piedad de mí, sed mi amparo y concededme que no se separe de mis labios vuestra alabanza, y que si hoy fuere llamado ajuicio, tenga en mi favor haber repetido constantemente: Santo, Santo, Santo, Señor Dios de los ejércitos, llenos están los cielos y la tierra de vuestra gloria.

La divina providencia se extienda a cada momento para que nunca nos falte casa, vestido, salud y sustento.

Oración trisagio a la Santísima Trinidad

 Rezar el Trisagio

Por la Señal de la Santa Cruz…

Bendita sea la santa e indivisible Trinidad, ahora y siempre y por todos los siglos de los siglos.

  1. Abre, Señor, mis labios.
  2. Y mi voz pronunciará tu alabanza.
  3. Dios Mío, en mi favor, benigno entiende.
  4. Señor, a mi socorro presto atiende.
  5. Gloria sea dada al Padre.

Gloria al Eterno Hijo.

Gloria al Espíritu Santo.

Por los siglos de los siglos.

Amen y Aleluya.