Saltar al contenido

Oración a José Gregorio Hernandez

Quién es José Gregorio Hernandez Cisneros?

El conocido Doctor José Gregorio Hernández Cisneros, es un personaje venezolano, que aunque no se ha reconocido como santo, para muchos éste ser es uno merecedor de tal distinción, se le adjudican numerosas curaciones milagrosas, además de que durante toda su vida, se dedicó al servicio de la sanación del prójimo y mantuvo profundos valores cristianos.

dr jose-gregorio-hernandez

José Gregorio Hernández nació en los Andes Venezolanos, en un pueblito llamado Isnotú del estado Trujillo, el día 26 de octubre de 1864. Se graduó de médico y con una beca otorgada por el gobierno, viajó a Europa donde continuó sus estudios de medicina, para regresar al país años más tarde, haciéndose profesor de la Universidad Central de Venezuela, fundando varias cátedras en la carrera de medicina especialmente en las áreas de bacteriología, anatomía patológica y microbiología. Al Dr. José Gregorio Hernández se le debe la introducción del microscopio a Venezuela.

Al Dr. José Gregorio Hernández se le recuerda como una persona bondadosa, de conducta recta y muy devoto religioso, que dedicó su vida y conocimientos al servicio del prójimo y a aliviar el sufrimiento humano.

Interrumpió su carrera de médico y docente para unirse en dos ocasiones al servicio de Dios internándose en unos conventos, pero graves problemas de salud provocaron que abandonase estas oportunidades para ser sacerdote.

Sirvió a los enfermos y necesitados hasta el día de su muerte. Sucedió un 29 de junio del año 1919 cuando mientras se dirigía a visitar a un enfermo, fue atropellado por un carro en una zona de la Pastora en Caracas.

jose-gregorio-hernandez

Se le recuerda con devoción, como un gran médico, científico y religioso. A lo largo de los años, numerosos devotos afirman que les ha concedido milagros y curaciones. Hasta los momentos, el Vaticano le ha concedido el título de “Venerable”, en la espera de comprobar sus milagros para continuar en el camino de la beatificación.

Pidamos con Fe y devoción para que sea beatificado pronto, hablemos con El por medio de las siguientes oraciones:

Oración a José Gregorio Hernández para pedir sanación

Amado José Gregorio, Siervo de Dios y Santo Médico, a ti levanto hoy mis ojos llenos de fe para que atiendas mi humilde suplica, de que seas tú, el Dr que examine mi cuerpo físico y seas tú quien lo sanes con tus sagradas manos, misericordioso Médico de los más necesitados y de todos aquellos quienes a ti acudimos.

Te imploro, bondadoso Dr José Gregorio, me sanes de todo mal con tu Amor Divino.
Tú, que dedicaste tu vida entera a sanar a los enfermos que a ti acudían, te suplico ven a mi casa a sanarme el cuerpo y el alma de toda enfermedad física y espiritual, pues sé, que solo con tus manos sanadoras de galeno bendecidas por Dios, podre yo recuperar mi salud, por ello a ti, Siervo de Dios, he acudido con toda mi fe.

Ruega a Dios por mí, Bendito Dr José Gregorio Hernández y por su gracia ven a sáname. Amado Santo de los Pobres y de los Enfermos, Sagrado sanador de enfermedades físicas y espirituales, hazme ver a Cristo a través de ti
Y abandonarme en su servicio a tu imagen y semejanza en tu paso por el mundo terrenal.
Confío en que tú concederás lo que con mi corazón he venido a pedirte, confió en que tu hoy serás mi doctor de cabecera, y lo seguirás siendo por lo que me reste de Vida.

Doctor milagroso, intercede ante Dios por mí, adorado San Gregorio, para que te permita librarme de toda enfermedad y pueda yo, como tú lo hiciste en vida y lo sigues haciendo desde los cielos, servir a nuestro Señor,
ayudando a cada hermano desamparado que se cruce en mi camino.

Santo Doctor José Gregorio Hernández, a ti elevo mi plegaria y agradezco desde lo más profundo de mí ser tus favores ya concedidos.

Amén.

Oración a José Gregorio Hernández para curar a los enfermos

¡Oh Señor Dios mío, Señor Todopoderoso! Que tanto has bendecido a tu leal y amado siervo José Gregorio, y que por tu gran e infinita misericordia le diste el poder de curar enfermos y socorrer a todos los necesitados, concédele Señor la gracia de curar mi alma y mi cuerpo, siempre que sea para tu gloria.

Te lo pido Señor mío en nombre de tu bien amado hijo quien siempre nos recomendaba tus bellas enseñanzas: “Pide  y recibirás.  Todo aquel que pide, recibe.  Pero pide con fe.  Todo es posible si se tiene fe. Todo lo que pidas al padre en mi nombre, será concedido”.

Concédenos la gracia que tanto necesitamos, en nombre de nuestro Señor Jesús, quien nos enseñó a orar diciendo:  (rezar el padrenuestro).

Oración a José Gregorio Hernández para sanación de los enfermos (Versión extendida)

Realizar la oración corta citada arriba y continuar con lo siguiente:

Bondadoso Doctor José Gregorio, médico de los pobres y desamparados, tú que con admirable fe, pureza angelical y caridad ardiente ayudaste a los mas necesitados, intercede por nosotros ante Dios Misericordioso para que seamos atendidos en nuestras dificultades, en nuestros problemas de salud y enfermedades, en nuestras necesidades físicas y espirituales, ruega por todos nosotros bendito José Gregorio y pide que nos sean concedidos los favores que con humildad solicitamos.

Así sea

Rezar siete Padre Nuestros y un Gloria. Hacer la oración y los rezos durante tres días seguidos. También puede hacer esta oración en video:

Oración a Jose Gregorio Hernandez para todos los días

¡OH amabilísima Trinidad!: Con los ojos cerrados cro en ti, espero en ti y te amo con todo lo que mi corazón puede dar.  Te pido que llenes mi alma de tu divina gracia y me conserves siempre en tu amistad.

¡Señor Dios, Rey Todopoderoso!:  En Tus manos pongo todas las cosas.  Si Tú deseas salvar tu pueblo no hay quien pueda resistir a tu santa voluntad.  Tú hiciste el Cielo, la Tierra y todo cuanto en ellos  existe.  Tú eres el dueño y creador del universo, nada se puede oponer a tu querer.

Por eso, Señor Dios de nuestros Padres, te pido que te apiades de nosotros porque las adversidades tratan de acabar con nuestra paz.  No dejes de escucharnos, somos los siervos que rescataste con la Sangre Preciosa de Tu Hijo.

Apiádate de nosotros. Hoy y el tiempo que nos quede de vida, convierte nuestro llanto en felicidad y gozo, para que consiguiendo las gracias que te imploramos, alabemos siempre tu nombre y no dejen nunca nuestros labios de proclamar tus alabanzas.

Te adoramos y bendecimos por las inmensas gracias que concediste a tu siervo incansable José Gregorio, especialmente por aquella de amarte sobre todas las cosas y amar al prójimo como a sí mismo, en lo cual está resumida tu Ley.  Por esa especial caridad de tu amado siervo, te pedimos asistencia en nuestras necesidades, especialmente en ésta que te recomendamos hoy.

Dígnate Trinidad misericordiosísima oír a tu Siervo, concédenos el favor que te estamos pidiendo si es para gloria tuya y bien de nuestra alma.

Te lo pedimos por los méritos de Jesucristo Nuestro Señor.

Amén.