Saltar al contenido

Oración al Divino Niño Jesús

Oración al Divino Niño Jesús
5 (100%) 5 votes

La fiel y preciosa devoción para honrar al divino Niño Jesús, es una fiesta de celebración muy popular dentro del catolicismo, sobre todo en países latinos como Colombia, en donde se le venera  profundamente.

Sin embargo, la adoración a la imagen y los méritos de la infancia de Jesús, comenzó tempranamente de la mano de otros santos. En el año 1200 San Francisco de Asís ya recordaba con mucho respeto y devoción el nacimiento de Jesús celebrando la navidad con un pesebre, honraba de esta manera la bondad del Hijo de Dios que se había hecho hombre para el perdón de los pecados.

Posteriormente fue San Antonio de Padua quien continuó esta devoción al Divino Niño Jesús, quien además según cuentan las historias, tuvo visiones de la imagen del Divino Niño. San Cayetano también demostraba esta fe, lo que pedía lo solicitaba por los meritos de la infancia de Jesús.

En la época actual Santa Teresa profesaba un amor especial por el Divino Niño, a quien cuenta haber visto en una visión, y que posterior a esto se hizo llevar siempre consigo a todos sus viajes una imagen del Niño Jesús que regalaba a los sitios donde llegaba.

En América Latina la adoración al Divino Niño Jesús inicia en Colombia en el principio del siglo XX, traída por los devotos carmelitas y luego por la comunidad Salesiana. Los favores logrados por la intervención del Divino Niño Jesús fueron numerosos. Se describe el testimonio particular de un milagro ocurrido en 1915 cuando una familia pide a la imagen del Divino Niño Jesús la sanación para su hija quien sufría horribles dolores a causa de una enfermedad reumática,  y la niña quedo sana.

La adoración al Divino Niño Jesús representa una luz para el mundo, honra de la vida, y perdón ante la atrocidad cometida por los hombres con tantos abortos y niños abandonados. Jesús dice que el reino de los cielos es de los niños, y que el amor de su Padre llegará a nosotros cuanto más parecidos seamos a los niños.

divino-nino-jesus

Oración al Divino Niño Jesús para conseguir un empleo

Divino niño Jesús, clamo a ti para rogarte me ayudes a conseguir un trabajo digno, que me permite crecer profesionalmente y generar el sustento para mi familia, que pueda gozar de estabilidad laboral siendo las relaciones interpersonales justas y amenas.

Adorado niño de mi corazón, extiéndeme tus brazos rebosantes de generosidad, en ti confío, en ti he puesto toda mi esperanza pués eres intercesor en las circunstancias difíciles segura estoy me concederás mi petición.

¡Niño prodigioso, mi Rey y salvador!, ¡Ayúdame! Sabes cuánto necesito el empleo, en cuanto a mí, pondré todo mi empeño para cumplir a cabalidad mis funciones, manteniendo una conducta ejemplar con sentido de pertenencia en mi trabajo, realizando mis tareas con abnegación.

Gracias, niño amado

Amén.

Oración al Divino Niño Jesús para encontrar trabajo

Divino Niño Jesús, intercesor en todo problema difícil, consígueme un empleo en que me realice como ser humano y que a mi familia no le falte lo suficiente en ningún aspecto de la vida. Que lo conserve a pesar de las circunstancias y personas adversas.

Que en él progrese mejorando siempre mi calidad de vida y gozando de salud y fuerzas. Y que día a día trate de ser útil a cuantos me rodean y prometo difundir tu devoción como expresión de mi gratitud a tus favores. Amén.

Oración al Divino Niño Jesús para todos los días

Candoroso y amoroso Niño Jesús de Praga, hijo adorabilísimo de María, la Virgen y madre Inmaculada, por lo mucho que te amo, admiro y honro, ante tu gloriosa Imagen hoy te ruego con fervor: que tu amor sea mi soporte y amparo, que tu sonrisa sea mi alegría y tu mirada mi protección, que tus brazos me envuelvan y sean mi refugio en todo mal momento, en toda complicada ocasión, y que tu luz alumbre mis dificultosos caminos.

A tus sacratísimos pies me postro, pues sé que a pesar de mis debilidades, de mis muchos defectos y mi inclinación al pecado, Tú estás ahí y atento me escuchas, Tú envuelves mi alma con tu dulce y bondadoso amor, limpias mi corazón de toda falta y con gran presteza y solicitud me envías tus bendiciones.

Divino y hermosísimo Niño, Dios y Salvador nuestro, con el más profundo sentimiento que nace en mi interior, yo te adoro, te alabo, te glorifico y amo, te ofrezco todas las cosas buenas que poseo, y todo el bien que yo pueda hacer. Yo…(di tu nombre) hoy te entrego mi vida y mi corazón.

Poderosísimo y majestuoso Niño Jesús, Hijo del Padre Celestial, que descendiste de los Cielos y viniste al mundo para cumplir los designios eternos de salvar a los hombres, rescata mi alma, refuerza mi corazón y aleja de mi todo lo que me causa dolor y preocupación.

A Ti, dulcísimo Jesús de Praga, Niño bendito y hermoso, dirijo mis oraciones y sinceras suplicas esperando que con tu poder obres en mi vida un milagro; pon a mi disposición los medios que preciso para salir de esta muy difícil situación en que me encuentro y haz que vuelva a mí, la tranquilidad y el bienestar.

A Ti, Príncipe de la Paz y fuente pura de beneficios, te pido me llenes de tranquilidad, de alegría y esperanza, y, con mi mayor respeto y humildad, te ruego me concedas los favores divinos que a través de esta tu imagen milagrosa de Praga repartes a los que te piden auxilio.

Concédeme, oh bello y tierno Jesús, por intercesión de tu Santa Madre, solución a esta gran amargura que tengo y me hace sufrir: (pedir, confiando plenamente en el Santo Niño de Praga, lo que tanto necesitas conseguir o solucionar).

Bondadosísimo Niño Jesús de Praga, si es la voluntad de Nuestro Padre, envíame el inmenso favor que con toda mi fe te pido y haz que en breve vea solucionadas mis necesidades.

Emmanuel, Niño Dios de Praga, por tu misericordia muy solicitado y aclamado, yo alabaré por siempre tu nombre, abrazaré la devoción a tu Santa Infancia y la propagaré con el mayor fervor, para que todos lo que lo necesiten encuentren en Ti ayuda.

A Ti, siempre tan afable y gentil, te imploro, nunca te alejes de mí, no me dejes solo ante el infortunio, y no permitas que me aparte de nuestra Santísima Madre; guíame e indícame la forma de ser mejor persona y dar lo mejor de mí a Ti y a mis hermanos los hombres, para que así pueda alcanzar la recompensa Eterna de Dios.

Amén.

Santo Niño Jesús, bendíceme.
Santo Niño Jesús, escúchame.
Santo Niño Jesús, ayúdame.

Ahora haz tres Padre Nuestros, tres Avemarías y tres Glorias.

Oración al Divino Niño Jesús pidiendo sanación

¡Oh niño adorado!, dígnate a escuchar el ruego de tu fiel devoto, que con mucha convicción acude a ti, para suplicarte desde lo más profundo de mi ser, por la salud de (nombre de la persona) que se encuentra enfermo(a), más bien sé que con tu intervención divina se puede recuperar.

Divino niño, misericordioso, te imploro que le des la sanidad a (nombre d ela persona) que quites toda dolencia, todo quebranto, todo malestar y le des la sanidad que tanto anhela y necesita, te lo pido por el poder de tu palabra que dice que nos librarás de la aflicción y sanarás toda dolencia.

Niño santo, todopoderoso, devuélvele la tranquilidad a (nombre de la persona) sana su cuerpo quebrantado, dale nuevas fuerzas que le permitan levantarse y realizar sus tareas cotidianas.

Divino niño piadoso, también te pido por todas aquellas personas que esta hospitalizadas, por la que estando en su casa, están en una dura condición a causa de su enfermedad, ten misericordia de ellos y hazles levantar, te lo pido en el nombre de tu hijo amado.

Amén.

Oración al Divino Niño Jesús para pedir por los niños del mundo

¡Oh Niño Jesús!, Acudimos a ti, porque sabemos no seremos defraudados, Porque tu tomaste la condición humana y padeciste crueles castigos, porque te formaste en el hogar de José y María, porque sabes lo que se siente cuando se es víctima de la indolencia humana, porque tu amor es grande y maravilloso.

Divino Niño Jesús enséñanos lo que debemos hacer, Ayúdanos  a saber tomar el camino correcto, indícanos cuando nos equivocamos, y fortalécenos en nuestras angustias.

Hoy solo queremos pedirte por todos los niños del mundo, por aquellos que se encuentran en peligro, por todos los niños abandonados, por aquellos que se ven obligados a trabajar a tan temprana edad, por los niños que no tienen que comer, aquellos que están enfermos, te rogamos por los niños que han tomado el camino equivocado.

A ti te suplicamos por todos los niños que están en este mundo y han sido olvidados por nosotros los humanos, ayúdanos a amarlos, a aceptarlos y a educarlos, a ser responsables con ellos y guiarlos por tu camino.

Te pedimos Divino Niño Jesús, que entres en nuestros corazones y que infundas en nosotros amor verdadero para los más pequeños, que todos los niños se sientan protegidos y seguros, que sientan tu infinito amor, y que duerman tranquilos bajo tu bendición,

Amén.

Oración al Divino Niño Jesús

Niño amable de mi vida, consuelo de los cristianos, la gracia que necesito pongo en tus benditas manos.

Padre Nuestro

Tú sabes mis pesares pues todos te los confío da la paz a los turbados y alivio al corazón mío.

Dios te salve María

Y aunque tu amor no merezco no recurriré a tí en vano pues eres Hijo de Dios y auxilio de los cristianos.

Gloria al Padre

Acuérdate oh Niño Santo que jamás se oyó decir que alguno te haya implorado sin tu auxilio recibir, por eso con fé y confianza, humilde y arrepentido lleno de amor y esperanza este favor te pido.

(Pedir siete veces la gracia que se desea)

Divino Niño Jesús Bendícenos

Oración al Divino Niño Jesús para pedir un favor

Santo divino niño, hijo de mi Dios y Señor, tu que por siempre serás el dueño de mi corazón precioso niño de mi vida, tu que eres el consuelo de los cristianos, la gracia que necesito, pongo en tus benditas manos.

Oh divino niño, dulce hijo de Dios, tu que siempre has sido el dueño de mi corazón, tu sabes cuales son mis pesares, pues todo te lo confío a ti, te pido que lleves paz a quien la necesita y consuelo a mi angustiado corazón.

Divino niño querido, dulce esperanza de los cristianos por ser tu el hijo de Dios sé que no recurro a ti en vano, por eso vengo para pedirte un favor.

Recuerda dulce niño santo que jamás se oyó decir que alguien te hay implorado sin tu auxilio recibir, por eso con mucha fe y sobrada confianza vengo a ti humilde y arrepentido, lleno de amor y optimismo, este favor yo te pido

(describa aquí lo que usted necesita)

Bendito divino niño, hijo de Dios mi señor, pongo es tus benditas manitos toda mi petición, tu que estás allá en el cielo y cerquita de mi Padre Dios, intercede por mi ante él llevándole mi oración.

Oh divino niño, santo de mi corazón, no permitas que olvide el camino que me lleva ante mi Padre Dios.

Reza dos Padre Nuestro, dos Ave María, y un Gloria.

Oración al Divino Niño Jesús para dar las gracias

POR los días de Sol y por los nublados tristes,
POR las tardes tranquilas y las noches oscuras,
POR la salud y la enfermedad por las penas y las alegrías.
POR todo lo que me prestaste y luego me pediste.
POR la sonrisa amable y mano amiga.
POR el amor y todo lo hermoso y lo dulce.
POR las flores y las estrellas.
POR la existencia de los niños, de los viejos y de  las almas buenas.
POR la soledad, la compañía, por el trabajo, y por  las inquietudes.
POR las dificultades y las lágrimas, por todo lo que  me acerca a ti.
POR haberme conservado la vida, por haberme dado techo, abrigo y sustento.
POR lo que tú quieres darme, yo te pido FE para mirarte, en toda esperanza, para no desfallecer y caridad para amarte cada día más, y para hacerte amar de los que me rodean.
DAME paciencia, humildad, desprendimiento y generosidad.
DAME Señor, lo que tú sabes lo que me conviene y no sé pedir.
QUE tenga el corazón alerta, el oído atento, las manos y la mente activas y que siempre esté dispuesto a hacer
y aceptar tu santa voluntad.
DERRAMA Señor tus bendiciones, sobre todo los que amo y concede paz al mundo entero,

Así sea.

Decir tres veces GRACIAS SEÑOR
Amen

Oración al Divino Niño Jesús para pedir un gran milagro

Oh Santo Niño Mueve Corazones, niño preciosísimo, mi buen Jesús, descanso de todas las penas, auxilio en la adversidad, amor infinito que nos amas más de lo que podemos imaginar, perdona mis ofensas pasadas, mi dejadez y escucha benigno las plegarias que te dirijo sinceramente, derrama tu poder, tu misericordia y gracia, y por intercesión de tu Madre, la Virgen Purísima, concédeme el remedio de los males que me aquejan.

Santo Niño amabilísimo y adorable, no atiendas a mis innumerables faltas sino al abismo de tu infinita caridad, sostenme fuertemente y no me sueltes, ten compasión de mi y no te alejes, bendíceme y no permitas que me pierda.

Tierno y Sagrado Niño, que tantos y tantos milagros obras, con humildad y confianza me acerco a ti y me postro ante tu Sagrada y bellísima Imagen a suplicarte que ejerzas la dulzura de tu amor y me ilumines, dame seguridad, cuídame y presérvame de todo mal.

Jesús, hijo de David, que con agrado nos muestras tu sonrisa, y con tus manitas sostienes y cuidas los corazones de quienes nos dirigimos a Ti con fe y amor solicitando nos otorgues consuelo, paz y alegría, a Ti que nos brindas tu amorosa protección cuando nos sentimos apenados y doloridos y necesitamos urgente ayuda en nuestras aflicciones, quiero pedirte entres en mi vida y alivies mis cargas, derrama tus abundantes y divinas gracias y obra un milagro nuevo en mi vida, en mis preocupaciones, y concédeme solución en este problema que si imposible para mí, es para Ti fácil y que yo en mis debilidad solo no puedo resolver:

(pedir con fe lo que se quiere obtener)

Niño Jesús mueve corazones, refugio seguro, que con tu divina carita nunca copiada  por nadie nos miras amoroso con ojos de clemencia, no dejes de darme tu comprensión y asistencia, yo espero hallar en el seno infinito de tu misericordia, remedio para las penas que abruman y entristecen mi corazón y para las dificultades y necesidades que me ahogan.

Mi bendito Niño que mueves los corazones y nos brindas tu protección y nos preservas de todo mal, llena mi vida de dicha y felicidad, haz que encuentre la paz y la tranquilidad que tanto ansío e infunde a mi alma el valor de luchar y la fortaleza y la sabiduría necesaria para contrarrestar las tempestades de la vida.

Santo Niñito, divino Infante amado mío, ayúdame para que siga caminando de día en día por caminos rectos y seguros hasta llegar hacia Ti, y lléname con la largueza de tu amor para que yo también con generosidad de sentimientos sepa amar y ayudar a mis hermanos los hombres.

Así sea.

Rezar el Credo, Padre Nuestro, Avemaría y Gloria.

Esta oración se debe hacer durante nueve días seguidos.

Oración al Divino Niño Jesús, en ti confío

“Postrado ante tus pies, humildemente, vengo a pedirte dulce Jesús mío, poderte repetir constantemente:
Mi buen Niño Jesús, en Ti confío.

Si la confianza es prueba de ternura, esta prueba de amor darte yo ansío, aun cuando este sumido-a en amargura,
mi buen Niño Jesús, en Ti confío.

En las horas más tristes de mi vida, cuando todos me dejen, ¡oh Dios mío!, y el alma este por penas combatida,
mi buen Niño Jesús, en Ti confío.

Aunque sienta venir la desconfianza, y aunque todos me miren con desvío, no será confundida mi esperanza:
mi buen Niño Jesús, en Ti confío.

Si contraje contigo santa alianza y te di todo mi amor y mi albedrío, ¿cómo ha de ser frustrada mi esperanza?
mi buen Niño Jesús, en Ti confío.

Y siento una confianza de tal suerte, que sin temor a nada Jesús mío, espero repetir hasta la muerte:
mi buen Niño Jesús, en Ti confío.”

Amén.

Oración al Divino Niño Jesús para casos desesperados

Oh Divino y milagrosísimo Santo Niño del Remedio, dulcísimo Rey de los Cielos y de la tierra, que a nosotros llegaste lleno de Amor y Redención para ser el descanso de nuestras penas y la fuerza y el empuje de nuestras vidas, yo … (di tu nombre) en Ti confío, en Ti me refugio y en Ti espero.

Niño Jesús bendito, quiero que te quedes conmigo, si Tú estás a mi lado saldré triunfante en todas las pruebas, si Tú te aposentas en mi corazón y me otorgas tu infinita bondad y misericordia, estoy seguro que mis problemas tendrán alivio y remedio.

Niñito bien amado que nada nos niegas y estás pendiente de nuestras necesidades, cuídame de todo mal y protégeme en todo momento, tiende tus tiernas y amorosas manitas hacia mí y ayúdame a remediar todo lo que entristece mi vida.

Envíame tus bendiciones mi queridísimo y adorado Niño: en las horas duras y amargas, en los momentos de angustia y dificultad, bendíceme sin cesar Divino Niño; cuando veas que no puedo salir  de mis problemas, que pierdo las fuerzas y no sé cómo avanzar, bendíceme sin cesar mi amado Niño, envía cuanto antes tus favores y dirige mis pasos por las sendas más propicias.

Dulcísimo Jesús de los Remedios, Santo Niño prodigioso lleno de poder que obras incomparables maravillas en nuestro beneficio, me acerco a Ti para pedir uno de tus milagros, deposito en tus manos mi sufrimiento y necesidad y te pido con humildad el remedio que tanto preciso, Tú que eres todo amor, eres misericordioso y bueno, concédeme que muy pronto vea resuelto mi grave problema:

(Pide con fe el milagro que deseas conseguir)

Santo y lindo Niñito Jesús, Tú que haces tantos milagros en nuestro favor, demuéstrame una vez más que me amas y llena mi vida de tranquilidad, de alegría, de amor correspondido, de armonía familiar, de trabajo, de salud, suerte y prosperidad. Te ruego alivies las cargas que tanto me oprimen y concédeme lo que con inmensa fe y esperanza te he pedido durante estos días con esta oración.

Santísimo Niño del Remedio, Divino Infante, sabes que te amo con fervor y que te tengo presente, aunque a veces olvido decírtelo, sabes que tu protección me es necesaria siempre, por ello mándame a diario tu Santa Bendición, yo… (di tu nombre) no dejaré de agradecer tu auxilio y te tendré presente por siempre en mi mente y corazón, yo … (di tu nombre) quiero ser fiel devoto tuyo y tenerte a mi lado tanto en las penas como en las alegrías.

¡Oh Jesús Niño! mi Dios y Señor, oye nuestras plegarias, dirige a nosotros tus lindos ojos, ponemos nuestra fe en tu bondad, y por intercesión de tu Madre la Virgen Purísima María, concédenos el remedio de los males que nos aquejan.

Niño adorado, que tu Mensaje de amor nos guíe en nuestras palabras y acciones y nos haga olvidar las ofensas entre nosotros, que tu benignísimo amparo y compañía nos ayude a todos a alcanzar la paz.

Oración al Divino Niño Jesús para poder dormir bien

Divino Niño Jesús, intercesor en todo problema difícil, mi dueño, con la muerte y cruz dormidos socorre a todo afligido dulce Jesús del Buen Sueño.

Sobre una cruz reclinado dulcemente estas dormido y yo te venero mi dueño con todo mi amor y cariño.

Jesus mio del buen sueño concédeme tu cariño, sueño, descanso y reposo, al que gime desvelado siendo amparo tan precioso de tu piedad y empeño.

No permitas que dormido me acosen las pesadillas ni los disgustos vividos, dame Buen Niño esta noche unos sueños muy hermosos y un descanso merecido.

Guárdame esta noche Niño, con tus ángeles divinos, dame sosiego y paz, para que sueñe contigo.

Oración al Divino Niño Jesús en navidad

Lector 1:
Querido Padre, Dios del cielo y de la tierra:

En esta noche santa te queremos dar gracias por tanto amor. Gracias por nuestra familia y por nuestro hogar. Gracias por las personas que trabajan con nosotros.

Bendícenos en este día tan especial en el que esperamos el nacimiento de tu Hijo. Ayúdanos a preparar nuestros corazones para recibir al Niño Jesús con amor, con alegría y esperanza. Estamos aquí reunidos para adorarlo y darle gracias por venir a nuestro mundo a llenar nuestras vidas.

Hoy al contemplar el pesebre recordamos especialmente a las familias que no tienen techo, alimento y comodidad. Te pedimos por ellas para que la Virgen y San José les ayuden a encontrar un cálido hogar.

Lector 2:
Padre bueno, te pedimos que el Niño Jesús nazca también en nuestros corazones para que podamos regalarle a otros el amor que Tu nos muestras día a día. Ayúdanos a reflejar con nuestra vida tu abundante misericordia.

Que junto con tus Ángeles y Arcángeles vivamos siempre alabándote y glorificándote.

(En este momento alguien de la familia pone al Niño Jesús en el pesebre o si ya esta allí se coloca un pequeño cirio o velita delante de El).

Lector 3:
Santísima Virgen Maria, gracias por aceptar ser la Madre de Jesús y Madre nuestra, gracias por tu amor y protección. Sabemos que dia a dia intercedes por nosotros y por nuestras intenciones, gracias Madre.

Querido San José, gracias por ser padre y protector del Niño Jesús, te pedimos que ruegues a Dios por nosotros para que seamos una familia unida en el amor y podamos ser ejemplo de paz y reconciliación para los demás.

Amén

Padre Nuestro, Ave Maria, Gloria

Oración al Divino Niño Jesús por la familia

Niño Jesús, tu viviste en la familia de Nazaret, modelo ideal de la familia cristiana; haz de cada hogar un santuario donde se aprecie y se respete la vida, una comunidad de amor, abierta a la fe, a la esperanza, a la alegria y a la paz.

Abre nuestros hogares a la oración, a la aceptación de la Palabra de Dios, al testimonio de vida cristiana, al compromiso para construir una sociedad justa.

Danos a todos, ricos y pobres, el pan de cada dia, una casa digna para llevar vida verdaderamente humana.

Que nuestras familias sean “hogares” de encuentro cariñoso.

Te lo pedimos por los méritos de tu infancia.

Amen