Saltar al contenido

Oración a Benedicto VII

Benedicto VII fue el papa de la iglesia católica N° 135, su mandato comprendió el período del 974 hasta el 983. El inicio de este papado estuvo marcado por la expulsión del antipapa Bonifacio por intervención del emperador, desde aquí continuaría un período donde la religión se liga a ciertos intereses políticos de familias de la aristocracia italiana; otro hecho destacable fue la lucha contra la simonía, una práctica que venía extendiéndose con rapidez en la iglesia. Su celebración litúrgica se realiza el 10 de julio.

Benedicto nació en la ciudad de Roma, probablemente en la primera mitad del siglo X, era miembro de una familia noble en Italia, emparentados con la casa de los condes de Túsculo. En su trayectoria dentro de la iglesia católica llegó a ser consagrado como Obispo de Sutri. Su elección se produjo en octubre del año 974, mediante consulta del clero y algunos laicos, con amplio apoyo de Sicco de Spoleto, el enviado del emperador Otón II quien depuso al antipapa Bonifacio VII.

Entre sus primeras medidas como pontífice, convocó a un concilio en el cual excomulgó al antipapa Bonifacio VII que había buscado amparo en la sede de Constantinopla. Además, planteó algunas reformas eclesiásticas, como el monacato, y la lucha contra la simonía, que permitía que los hijos legítimos de sacerdotes casados heredasen sus beneficios y cargos, esto se realizó en un sínodo en la Basílica de San Pedro en marzo del 981.

Se interesó por la iglesia de oriente, enviando como misionero al sacerdote Jaime a Cartago. Apoyó a la familia Alberici, quienes eran sus parientes, para establecerse en Orvieto.

El papa Benedicto VII falleció el 10 de julio del año 983.