Saltar al contenido

Oración a la Virgen del Rosario para el negocio

Virgen-del-rosario

Oración a la Virgen del Rosario para el negocio

Virgen del Rosario, concédeme habilidad, buen resultado, dame seguridad y en especial muestrame tu bendición en el negocio a la hora de llevar a cabo todas mis actividades comerciales encaminadas al incremento de mis resultados; como lograr sostener y hacer rentables mis negocios sin la mano poderosa y sin que la Virgen del Rosario haga verdadera presencia todos los días en mis movimientos de comercio.

Te ruego Virgen del Rosario, me muestres tu generosidad y a la vez hagas que yo igualmente lo sea con mis clientes y quienes tienen que ver con el desempeño y mis actividades comerciales; eres la Madre más generosa Virgen del Rosario, cuanto deseo en mí esa virtud, nadie que  pide tu ayud y tu bendición vuelve con sus manos vacías; bajo tu dirección oh Señora dejo todos mis negocios y todas mis actividades comerciales.

Cuánta productividad pudiera alcanzar si bajo tu dirección mi negocio fuera administrado, Virgen del Rosario, toma mis tareas diarias en mi ámbito comercial, tu fuiste administradora de los bienes materiales aca en la tierra, hoy eres administradora de los bienes eternos en el cielo, lo haces con infinita sabiduría, lléname de tus virtudes, enséñame esas capacidades que aun no logro desarrollar; acaso Madre tu tienes límite alguno, quien mas que tu para ayudarme si fuiste receptora de todo poder sobre la creación y coronada como Reina en la tierra y en el cielo.

Virgen del Rosario, toma todos los pormenores que conlleva presidir y administrar, entra en la conciencia de cada una de las personas que desempeñan alguna actividad dentro de mis negocios, haz de dichas personas seres honestos, sinceros y comprometidos, toma tú por mí las decisiones más trascendentales para el correcto funcionamiento; acaso podré correr riesgo alguno si en todo lo que hago tu presencia tengo; se habrá visto que nuestra Madre pueda ser capaz de abandonar su hijos  algún día, en especial cuando con fe a Ella recurren. Amen.