Saltar al contenido

Oración a la Virgen del Rosario para bendecir la casa

Virgen-del-rosario

Oración a la Virgen del Rosario para bendecir la casa

Virgen del Rosario, mediante esta oración, te invito entres a mi casa toma posesión de cada uno de sus lugares; a quién podré temer oh Madre si tu habitas esta casa, quién se atreverá a causar daño si es que tu reinas conmigo dentro de ella; ruego tu intercesión par que detengas toda amenaza, material como inundaciones, incendios, terremotos; con tu poder bloquea cualquier amenaza de origen sobrenatural, cualquier poder invisible procedente del abismo cuyo objetivo sea destruir y causar daño.

Reemplaza su oscuridad por tu luz, Virgen del Rosario, si hay tristezas reemplazalas por tu alegría, toma las vidas de cada persona que habita dentro de mi casa, las vidas de quienes entran y salen de visita imparte en cada una de esas personas tu bendición par que el mal no tenga cabida alguna dentro de su integridad, que pudiera ser de mí Virgen del Rosario si no te compadeces de quien te hace con fe esta petición.  Te consagro además todo bien que represente algún valor material alojado en su interior para que sea preservado de quienes gustan de lo ajeno y del acecho de todo ser portador de espíritus maldad y desgracia.

Mi casa es lugar de descanso, de reposo, donde experimentó seguridad y tranquilidad, comodidad e intimidad familiar, Virgen del Rosario sobre tus sagradas manos encomiendo y consagro todas esas bondades no materiales que diariamente me permiten llevar una vida más cómoda y armoniosa gracias a esa casa, a ese lugar bendito por la cual estoy pidiendo lleves siempre en tu corazón; cuánto amor y cuánta armonía reinaba dentro de tu humilde casa donde con tu esposo y el niño pasaste tus días en esta tierra.

Virgen del Rosario, haz que siempre reinen tus virtudes sobre los dardos del rencor, la arrogancia, la enemistad, el egoísmo y las discrepancias; si tu no haces presencia en mi casa venerada Madre, me veré a merced de la iniquidad; acaso habrá lugar en este mundo donde tú reines y no haya paz y armonía oh Virgen del Rosario. Gracias por tus favores, especialmente por las bendiciones otorgadas a mi casa. Amen.