Saltar al contenido

Oración a la Virgen de la Caridad del Cobre para la protección de los hijos

Oración a la Virgen de la Caridad del Cobre para la protección de los hijos

Virgen de la Caridad, concédeme protección para mis hijos, tú eres madre llena de amor y ternura, conoces cuán grande y especial es un hijo pero sabes los peligros y desgracias a los que este mundo los habrá de someter en algún momento de sus vidas; toma mis hijos y acercarlos a tu pecho, cubrelos con tu escudo maternal y de amor que no permitirá para ellos la presencia del mal, venga de donde venga y sea cual sea su poder.

Virgen de la Caridad envuelve mis hijos con tu manto sagrado, guardarlos dentro de él, pon sobre ellos tu mano poderosa; muestra al maligno y al peligro que acecha, tu infinito poder sobre toda criatura, sobre todo mal y en especial sobre toda la creación, destierra de la presencia de mis hijos la oscuridad de este mundo, libralos de enemigos, de malas amistades, de personas violentas y cualquier otra amenaza similar.

Virgen de la Caridad, de los poderes sobrenaturales, aquellos que se originan en los abismos como son brujerías, hechizos, amarres y cualquier maldición que sobre su humanidad material y espiritual pueda entrar y causar daño, libra mis hijos en todo momento, acaso habrá algo que tenga poder sobre la Madre del Creador, acaso quien fue coronada Reina del Universo podría temer, Madre de toda la humanidad, Madre mía, intercede siempre y regalanos tus virtudes.

Gracias poderosa y venerada Virgen de la Caridad, no sueltes mis hijos de tu sagrada mano ni retires jamás de ellos tu presencia maternal; gracias mediadora entre el cielo y la tierra porque por tu amor incondicional, hemos sido tus hijos adoptivos, que más alegría y satisfacción podré experimentar en este mundo cuando sé que hay una Madre llena de gracia que me cuida y cuida mis hijos. Amen.