Saltar al contenido

Oración a la Virgen de Juquila para pedir protección

Virgen-de-Juquila

Oración a la Virgen de Juquila para pedir protección

Virgen de Juquila, mira mi fragilidad, mira los peligros diarios que me acechan, mira el poder de mi enemigo, acaso tengo poder yo para protegerme, acaso mi Madre no acompañará mis miedos; poderosa Señora, ruego por tu protección, cuida de mi integridad material y espiritual como bien lo hiciste con tu hijo cuando en Nazareth crecía y se exponía a todos los riesgos del mundo. 

Señora mía, Virgen de Juquila, se pronta en socorrer mi petición, yo quiero con toda mi fe confiar en que oirás mi súplica, oh poderosa Madre, cuánto deseo tener esa confianza en ti como las aves se confían ante el Señor sin la menor preocupación, y si me abandono en tus maternales brazos gran Señora como Jesús lo hizo y nunca tu amor y tu protección a él le faltaron, tu nos amas a todos con igual e inmenso amor, que agradecido me siento Virgen de Juquila en sentir tu protección.

Quiero tomar tu mano, arroparme con tu sagrado manto, cubrirme con tus oraciones, acaso podré sentir temor si abogada eres de todo aquel que te venera y te ruega, Virgen de Juquila, toma esta oración, toma mi corazón, concédeme toda protección, dame los méritos que no tengo, dame la fe suficiente, cuanto tú confiaste en tu hijo sabiendo que él nunca te dejaría abandonada o con las manos vacías, de la misma manera deseo acojas mis ruegos, como hare para no desconfiar de tu protección y nunca más dudar de tu amor y fidelidad.

Virgen de Juquila, por mi protección y seguridad a tus pies me inclino, sé que no me esconderás tu mirada, se que te haras dueña de mis miedos y dudas, contigo ya no habre de sentir duda, si a tu lado estoy, volver a temer no será necesario, gracias Virgen de Juquila porque cuando tu presencia invoco, protegido me siento, cuando te siento cerca, tu manto es mi escudo y si tu estas en medio, es la Madre de Dios quien esta conmigo. Amen.