Saltar al contenido

Oración a la Virgen de Juquila para pedir por la sanación de un enfermo

Virgen-de-Juquila

Oración a la Virgen de Juquila para pedir por la sanación de un enfermo

Virgen de Juquila, tú que gozas de celestial y eterna salud, guárdame de la enfermedad, especialmente pon tu mirada pura y sanadora en la humanidad de (nombre del enfermo por quien se pide) pues se encuentra postrado experimentando la prueba de la enfermedad, el dolor y la privación de una vida normal; cuanto deseo yo tener la gracia que te ha sido dada de no sufrir mal alguno, acaso vendrás con prontitud en su auxilio Madre mía, mira como sufre sin descanso.

Noa tengo más grande satisfacción oh Virgen de Juquila que la de abrir los ojos y ver el mundo, sentirme lleno de salud y alegre, pero cuanto tiempo mas llevaremos la carga de ver la postración sobre la humanidad del ser por quien a ti suplico le devuelvas su salud; cuanto mas habrá de sufrir sus dolores desdichas bendita Señora; ven prontamente, que su cuerpo material sufre y está en peligro, qué haré si tu no llegas, quien vendrá en mi socorro.

Cuánto he pensado en esos tiempos cuando de salud y vitalidad siempre gozaba, hoy Virgen de Juquila su cuerpo debilitado, la enfermedad y su fortaleza ha doblado, mira con amor su dolor y  necesidad, pues solo un pensamiento tuyo divina Señora basta, cuán indigno soy confieso, no merezco ni alzar a ti la mirada, pero ante mi frustración pido que esta oración por fe llegue pronto a tu corazón.

Desciende sobre su ser corporal, mental y espiritual oh bendita Virgen de Juquila, devuelve su vitalidad y su tranquilidad, cuánto he deseado ver mi ser querido de pie, tranquilo y sonriendo; pasa tu dulce y poderosa mano sobre su cuerpo de la misma manera que tu hijo lo hacía con los enfermos restaurando siempre su salud y su gozo, acaso tardaras oh dulce Madre en compadecerte de su dolor y postración, guarda Madre poderosa en tu corazón esta oración aunque yo no tenga mérito. Amen.