Saltar al contenido

Oración a la Virgen de Guadalupe para casos difíciles e imposibles

Oración a la Virgen de Guadalupe para casos difíciles e imposibles

Venerada y poderosa Madre, Virgen de Guadalupe, apiádate de este pobre hijo tuyo que te ama y con fe espera tus favores, por medio de esta oración te presento mi necesidad (describir el caso si se desea).
Alcanza del cielo para mí la gracia y la bendición de recibir pronta y favorable respuesta a mi petición.

Santa Madre, mis limitadas fuerzas no pueden hallar respuesta, acudo a tí, sabiendo que a través de tu amor, sanas, restauras y devuelves la esperanza.
Poderosa Madre, sé pronta en conceder mi petición, a ti te basta un pensamiento, yo no tengo méritos para ofrecerte, en cambio tú los tienes todos, bendice las palabras de esta oración, bendice mi intención, guardame en tu corazón.   

Toma la integridad de mi alma y cuerpo, toma mis necesidades, mis problemas, mis traumas y todo cuanto se opone a mi libertad, mi tranquilidad y mis deseos de que todo salga de acuerdo a la voluntad de Dios.

Amadísima Virgen de Guadalupe, suplico a ti, a tu santidad, a tu amorosa relación con quienes te veneramos, que escuches mi petición, tu mano me saque de las dificultades, que tu palabra brinde en mi vida lo que pido en esta oración, no permitas que desfallezca en este intento, mira mi abatimiento, mira la incapacidad y la vulnerabilidad a la que me expongo.

Gracias santa y venerada Señora, abogada de los que sufren y de los que padecen abandono y discriminación; Virgen de Guadalupe ven con prontitud, ven en mi ayuda, sácame de este problema y del padecimiento que me postra e impide mi felicidad y mi tranquilidad.

Amen.

Oración en video