Saltar al contenido

Oración a Santa Teresa Kim

oracion a Santa-Teresa-Kim

Santa Teresa Kim fue una religiosa y mártir católica que vivió durante el siglo XIX en Seúl, Corea, y sirvió fielmente al servicio de la iglesia católica en este país asiático.

La festividad de santa Teresa de Kim se celebra junto a la fiesta de santa Águeda Yi Sosa por parte de la iglesia católica, a causa de que ambas sufrieran el martirio en fecha 9 de enero del año 1840 en la ciudad de Seúl en Corea.

Santa Teresa Kim nacida en el año 1797 en la comunidad coreana de Mycheoncheon, formaba parte de los miembros de la comunidad cristiana en Seúl, era una activista católica que había enviudado y se había dedicado al servicio espiritual y de la palabra de Dios.

Además, santa Teresa Kim estaba emparentada con el primer sacerdote católico coreano, san Andrés Kim, era su tía paterna, por lo cual, se dedicaba a ayudarlo como su secretaria en las labores religiosas y de la iglesia.

Sus padres habían sido cristianos, perseguidos y torturados, murieron mártires. Su marido, José Son Len-ou-ki, también había fallecido encarcelado a causa de la defensa de su fe cristiana.

Teresa, a pesar de estos sufrimientos, se dedicó a llevar una vida fiel y de servicio, prestando ayuda al necesitado, sirviendo a los misioneros, y demás labores religiosas.

En el año 1839, estando en casa de su sobrino, el sacerdote Andrés, los miembros de las fuerzas radicales del gobierno coreano entraron sorpresivamente, sin darle la opción de escapar, por lo que la Teresa fue encarcelada a la edad de 43 años, junto con Águeda Yi Sosa.

Ambas santas en la cárcel fueron sometidas a toda clase de torturas y vejaciones, inhumanas y crueles por 11 meses. Finalmente, Santa Teresa Kim y  Santa Águeda Yi Sosa, fueron decapitadas en la cárcel de Seúl en el año 1840.

El papa Juan Pablo II reconocería a estas mártires de Corea como santas en el año 1984.