Saltar al contenido

Oración a Santa Soteris

Santa Soteris es una santa de la iglesia católica quien murió mártir por su fe en Cristo, víctima de la persecución de Diocleciano en los primeros años del siglo IV. Pertenecía a una importante familia romana, y a pesar de ello abrazó la fe cristiana negando y despreciando todas las tradiciones de los cultos paganos de la sociedad a la que pertenecía. Aun viendo su vida amenazada se llenó de alegría al saber que su final sería morir por Cristo.

Las cualidades de fe de Santa Soteris han sido resaltadas por San Ambrosio. Se trató de una joven de origen romano, de cuya familia habían salido importantes gobernantes, cónsules y prefectos. Sin embargo, esta joven se convirtió al cristianismo y desde entonces, rechazó todas las riquezas de su familia, así como las costumbres paganas.

Soteris decidió consagrar su virginidad a Dios, por ello adoptó una vida austera y modesta, se negaba a usar adornos o ropas finas que resaltaran su belleza, y oraba siempre para no caer en las vanidades del mundo.

Cuando inició la persecución de Diocleciano y Maximiano, fue detenida y llevada ante los magistrados, quienes la interrogaron. Soteris confesó su fe cristiana, y por esto fue objetos de torturas y malos tratos, que solo la hicieron estar más firme en sus convicciones sobre Cristo.

Finalmente se ordenó que Soteris fuese ejecutada condenándosele a morir decapitada en el año 304. Su cuerpo se sepultó en el cementerio de la Via Apia.