Saltar al contenido

Oración a Santa Rita

Oración a Santa Rita
4.6 (92.5%) 8 vote[s]

Santa Rita es conocida como la santa de la causa imposible. Esta mujer experimentó en vida todos los papeles posibles, fue una obediente hija ejemplar, una esposa fiel que soportó los maltratos de su marido rudo, fue madre, quedo viuda, posteriormente se hizo religiosa, recibió el estigma de Jesús y se hizo Santa, pues en su noble corazón estaba la presencia del amor verdadero a Dios.

santa-rita

Santa Rita nació en el año de 1381, en un pueblo pequeño cerca de Cascia en la región del centro de Italia. En aquellos tiempos, el mundo estaba inmerso en guerras y conquistas que estaban fuera de control. Sus padres eran fieles devotos del cristianismo, y acostumbraban a mediar en la resolución de problemas de su comunidad orando por la intervención de Jesús para calmar las almas.

Desde muy pequeña, la vida de Sata Rita estuvo marcada por milagros. Cuenta una historia que en un momento de su crianza la pequeña Rita fue dejada sin cuidador en su cuna mientras sus padres trabajaban, momento en el que fue rodeada por un enjambre de abejas pero éstas no la picaron.

El deseo de Rita en su corazón desde muy joven era convertirse en religiosa, sin embargo, por obediencia a sus progenitores que la habían prometido como esposa, se caso con un oficial llamado Paolo Mancini, quien era de un carácter severo y duro. Fruto de este matrimonio nacieron dos gemelos hombres, pero su vida conyugal fue destruida por la tragedia del asesinato de su marido.

Por este acontecimiento, Santa Rita se refugió en la oración, pero otra tragedia la golpeo cuando en menos de un año perdió a sus hijos. Alrededor de los 30 años sintió de nuevo el deseo de su vocación de religiosa por lo que se interno en el Convento de Casia.

En su vida se describe el poderoso milagro del viernes santo de 1432 cuando Santa Rita se encontraba rezando con mucha devoción y fervor frente a la crucifixión. Motivada por el amor a Jesús en su corazón Santa Rita le pidió compartir su sufrimiento, fue cuando la santa fue herida por una de las espinas de la corona de Jesús. Santa Rita padeció esta llaga en su frente por 15 años en representación de su amor a Jesús.

Los últimos años de su vida fueron de sufrimientos, precariedades, fe y aferrarse a la oración. Al morir, tuvo la visión de que Jesús y la Virgen María la invitaban al paraíso. Una de las hermanas, afirma haber visto como su alma ascendía al cielo.

A Santa Rita se le relaciona con Obba, una deidad de la religión Yoruba que simboliza el amor y los sacrificios que se realizan por las personas que uno ama, como el sufrimiento y la fidelidad conyugal.

Oración a Santa Rita para el Amor

¡Oh Santa Rita, hija amada de Dios!, llenaste el cielo de ternura que se expande a tus devotos, transitaste funestas batallas donde sufrió tu corazón, paciente y entregada con silencio guardaste tu dolor, limpiaste las lágrimas de tu rostro y con la nobleza de los valientes santos, limpiaste todo el rastro de dolor y victoriosa acudiste acogiéndose a los designios del altísimo y sin ningún temor, respondiste al llamado de Nuestro Señor para que un tenue sonido de voz, dijeras aquí estoy mi Salvador.

Quien como esposa tuvo momentos de dificultad, sintiendo en ocasiones desmayar sin protestar, heridas que fueron causadas y Dios tuvo a bien curar, sanando todas tus llagas y restaurando tu corazón, tú muy bien puedes comprenderme, por eso acudo a ti.

Hoy mi corazón frágil siente al agobio triunfar, el amor parece esconderse de mí, hoy sufro la más grande decepción, Escúchame, te lo pido por favor.

Santa y limpia humilde y protectora mía, enfrento una batalla que  me embarga de tristeza, lloro sin consuelo, porque no encuentro la salida, temo caer en el fondo, pues mi desesperación me acongoja, amar a quien no te ama, es algo muy fuerte para mí y de un momento a otro cuando pensaba que lo tenía todo, me quedo sola y sin el amor de mi vida, una unión que recibió la bendición de Nuestro Señor en su momento, hoy está en disputa y necesita encontrar pronto solución, ayúdanos a restablecer los sentimientos más bonitos, a encontrar en los recuerdos lo que un día nos unió, a rescatar lo bueno de cada uno, sin pretextos ni excusas.

Aparta de nuestra relación todo aquel que nos quiera separar, los malos comentarios, los engaños y mentiras, que nuestro amor aparezca nuevamente y con mucha más fortaleza y  que esta situación haga crecer aún más nuestro amor y haga mucho más fuerte nuestra unión.

(Hacer la petición pausadamente y con fe verdadera)

Regresa la tranquilidad a mi vida, acude a mi llamado y dame pronta respuesta, infunde en mi corazón y en el de mi amado, el temor a Dios y en la más estrecha confidencia, podamos retomar nuestra relación, siempre en presencia del altísimo y siguiendo sus designios.

Obrando con sabiduría y la más noble transparencia, que reine la comunicación y nuestras palabras no nos ofendan, sin humillaciones, con delicadeza  nos digamos uno al otro todas nuestras debilidades y podamos corregirnos dignamente, sin ocasionarnos más daño, solo con el compromiso, de amarnos hasta la muerte.

Porque entendemos que recibiendo la bendición de Dios, este amor es para toda la vida e imposibles no los hay, cuando existe el compromiso y una firme decisión de entender que somos dos los que debemos aportar, y en intersección de nuestro amor, te rogamos Santa Rita, nos ilumines y que este propósito, pueda verse convertido por nuestro bien y de quienes nos rodean.

¿Oh dulce Santa Rita! que mi fragilidad humana me permita imitarte a seguir tu ejemplo de vida, a callar cuando deba hacerlo, a no murmurar, ni ofenderme por pequeñas situaciones, que el Santísimo y Salvador ilumine mi petición sabiendo que nos escucha.

Te lo agradezco Señor, que todo sea para tu honra y gloria.

Amén.

Oración a Santa Rita para causas imposibles

Bajo el peso del dolor, a ti, querida Santa Rita, yo recurro confiado en ser escuchado. Libera, te ruego, mi pobre corazón de las angustias que lo oprimen y devuelve la calma a mi espíritu, lleno de preocupaciones.

Tú que fuiste elegida por Dios como abogada de los casos más desesperados, obtén la gracia que ardientemente te pido [pedir la gracia que se desea].

Si mis culpas son un obstáculo para el cumplimiento de mis deseos, obtenme de Dios la gracia del arrepentimiento y del perdón mediante una sincera confesión.

No permitas que durante más tiempo yo derrame lágrimas de amargura.

Oh santa de la espina y de la rosa, premia mi gran esperanza en ti, y en todas partes daré a conocer tu gran misericordia con las almas afligidas.

Oh Esposa de Jesús Crucificado, ayúdame a bien vivir y a bien morir.

Amen.

Oración a Santa Rita para casos desesperados

¡Oh amada Santa Rita!, en este momento de desesperación y cuando ya he agotado todas mis fuerzas, pido en fervorosa oración, me mires con los ojos del alma, pues se que a ti puedo acudir en medio de este dolor y buscar apaciguar mis penas, ya que nunca se ha escuchado, que tú hayas ignorado el  clamor de los que a ti acuden, ruega por nosotros, ante el Dueño del mundo entero y que Dios por tu mérito y gracia acude a nuestro favor.

Acudid prontamente, siento desfallecer mi alma, aleja de mí esta pena, mira mi llanto y mi sufrimiento.

¿Has escuchado mi súplica en medio de la multitud?.

Sé que comprendes mi ruego ya que sabes lo que es sufrir y en medio de tu martirio, supiste elegir el camino del Señor, ayúdame como tú, a buscar la ley divina y justa. Te lo imploro, Santa de todas las santas, bella hija de Dios, entregada  y con misericordia eterna, intercede en medio de esta tormenta que me asusta y atiende mi suplica, te lo pido humildemente.

(Manifestamos con clara voz, el favor que estamos solicitando)

A ti, que en medio de tantas tormentas acudiste al llamado de los que te buscaban, a ti, que sin titubeos con el más ingenuo  coraje fuiste a buscar para  alcanzar la Gloria Eterna y guiar a los demás,

Con luces melodiosas y santas, con escaleras angelicales y triunfales, fuiste participe en el peregrinar de Cristo y el sufrimiento injusto que tuvo que padecer por la salvación del mundo, te admiro y te imploro, que me conserves en calma e intercedas porque mi petición tenga santa solución.

Con tu gran ejemplo, no deseo nada más sino imitar lo bueno y que mi confianza se adhiera a ti, toma mis problemas, yo te doy todo mi amor y   junto con los Ángeles del cielo intercedan para que se escuche mi petición, te lo ruego por los siglos de los siglos,

Amén.

Oración a Santa Rita para pedir un milagro difícil de amor

 

 

Oh santa Rita,

Gloriosa santa de la paz y la caridad,

Que amaste con generosidad

Y siempre ayudaste con afán

A todas las personas que a ti acudieron en vida,

Tú que sigues atendiendo desde el cielo

A quien solicita tus favores en la tierra

Y no dejas de conceder milagros,

Acepta la súplica que con fervor te hago

Y haz que se obre un milagro en mi vida.

 

Tú que fuiste esposa y madre entregada,

Y enamorada de Cristo y su Pasión,

Tú que fuiste mujer virtuosa y ejemplar

En todos los estados de tu vida,

Que con bondad y paciencia inalterable

Con oración continua y mucha fe en Dios

Pasaste por las pruebas más dolorosas

Sin darte nunca por vencida

Ayúdame a vencer en mis dificultades amorosas.

Bendita protectora mía,

Hoy preciso tu bondadosa ayuda más que nunca,

Pues la desesperación y la aflicción me envuelven

Tengo el alma y corazón rotos,

Mi dolor es casi insoportable,

Por ello acudo a ti

Pues sé que alcanzas de Dios los favores más difíciles,

Intercede y ruega por mi,

Consígueme ayuda para solucionar

Los gravísimos problemas que hay en mi unión,

Aleja todo aquello que nos separa,

Las acciones, las cosas y personas

Que interfieren en nuestras vidas,

Haz que las discordias se alejen de mi hogar,

Que recapacitemos en nuestras diferencias,

Que el abandono y las infidelidades desaparezcan,

Y sobre todo concédeme, por favor,

Tú ayuda en esto que ahora pido con toda mi fe:

 

(Decir lo que se necesita conseguir).

 

Escucha mi clamor, santa bienaventurada,

Devuélveme la paz y tranquilidad perdidas

 

No dejes que mi petición se quede sin respuesta,

No dejes en el olvido mi gran necesidad,

 

Suplica por mí ante el Señor,

 

Que es justo y bondadoso, y pídele

Que la concordia y la serenidad,

La alegría, la felicidad y el amor

Vuelvan reinar en el seno de mi familia;

Que nuestros corazones se unan nuevamente,

Y que nuestra vidas

Permanezcan enlazadas para siempre.

 

Santa Rita, abogada de los casos imposibles,

Socórreme con tu protección y patrocinio,

Santa milagrosa, santa querida,

Haz que reciba el milagro que con esperanza solicito

Y consígueme la perfecta unión de pareja

Que tanto necesito y deseo.

Bendíceme Santa Rita,

Y encamíname hacia el cielo,

Enséñame a imitar tus virtudes,

En especial el amor a Dios y al prójimo,

Para así poder cantar contigo eternamente

Las glorias de Jesucristo nuestro señor,

Él que resucitado vive y reina

Por los siglos de los siglos.

 

Amén. +

Oración para pedir un favor a Santa Rita

Anta de lo Imposible. Oh Santa Patrona de los necesitados, Santa Rita, cuyas plegarias ante el Divino Señor son casi irresistibles, quien por la generosidad en otorgar favores has sido llamada Mediadora de los sin esperanza e incluso de lo Imposible; Santa Rita, tan humilde, tan pura, tan mortificada, tan paciente y de tan compadecido amor por Jesús Crucificado que podrías obtener de El cualquier cosa que le pidas. A cuenta de esto recurrimos confiados a ti, esperando, si no siempre alivio, al menos consuelo. Se favorable a nuestra petición, mostrando el poder de Dios a nombre de este/a suplicante, se generosa con

Nosotros, como lo has sido en tantos casos maravillosos, para la mas grande gloria de Dios, por la divulgación de tu propia devoción, y por el consuelo de aquellos que confían en ti. Prometemos, si nuestra petición es concedida, glorificar tu nombre, informando del favor concedido, para bendecir y cantar tus alabanzas por siempre. Confiando entonces en los méritos y poder ante el Sagrado Corazón de Jesús, te rogamos:

(Mencione ahora su petición)

Amén.

Oración a Santa Rita de Casia para los enfermos

Querida Rita, modelo de  esposa y viuda, tú misa que sufriste en una larga enfermedad mostrando paciencia por amor a Dios. Enséñanos a orar como lo hiciste. Muchos lo invocan para pedir ayuda, lleno de confianza en su intercesión.

 

Venga en mi ayuda para el alivio y la cura de: (nombre del que sufre y enfermedad). Para Dios, todo es posible; que esta curación le dé gloria al Señor.

 

El amor fue tu Fuerza y ​​el gran impulso de tu vida, toca mi vida con curación y paz, entra en el dolor de mi vida, quiero que estés conmigo en la enfermedad y depresión.

 

Traer serenidad a mi mente y mi memoria, sana a aquellos cuyo espíritu ha sido roto, reconcilia a las familias que están profundamente divididos, danos corazones confiados.

 

Mantennos abiertos al plan de amor de Dios, a su manera y su tiempo respondiendo a mi oración Santa Rita, ayuda de los enfermos, danos tus ruegos. Amén.

Oración novena a Santa Rita

¡Oh, excelentísima Santa Rita, tu que puedes obrar milagros, desde tu gran altar  en Cascia, donde en toda tu hermosura duermes en paz, donde tus reliquias exhalan respiraciones del paraíso, vuelve tus ojos misericordiosos hacia mí que sufre y llora!

 

Mira mi triste corazón que sangra a causa de las espinas. Mira tú, ¡oh amado Dios!, que ya mis ojos están secos de tanto llorar, ¡cuánto he llorado! Estoy Exhausto y deprimido como estoy, casi ni siento en las oraciones las cuales mueren al salir de mi boca.

 

¿Dime porque debo desesperarme así ante estos problemas en mi vida? Oh, ven, Santa Rita, ven en mi ayuda y ayúdame. ¿No eres llamada la Santa de lo Imposible, Abogada de los desesperados? Entonces has honor a tu nombre,  y obtén para mi el favor que pido. (Haga aquí el favor que desea obtener).

 

Reza por mí Santa Rita y pídele a nuestro Señor Jesús, que tenga perdón a mis dificultades y me alivie de ellas para así seguirte  Santa Rita con amor y fervor.

Dios el Hijo, Redentor del mundo, que dijo: Pregunta, y recibirás, buscarás, y encontrarás; llama, y ​​se te abrirá, ‘ten piedad de nosotros’.

 

Dios el Espíritu Santo, Espíritu de sabiduría, entendimiento, consejo y conocimiento, ten piedad de nosotros. Santa Trinidad, un Dios, infinito en poder, ten piedad de nosotros.

 

Santa María, que nunca rechaza una petición, ruega por nosotros. Inmaculada virgen, reina del cielo y de la tierra, ruega por nosotros. Nuestra Señora del Sagrado Corazón, ruega por nosotros.

 

Santos Ángeles, San Miguel Arcángel, espíritus de humildad, ruega por nosotros. Santos Principados, protectores de las comunidades religiosas, ruega por nosotros. Santas Virtudes, ángeles de la fortaleza, ruega por nosotros.

 

Querubín santo, ángeles de luz, ruega por nosotros. Santa Rita, defensora de lo imposible, ruega por nosotros. Santa Rita, consagrada a Dios, ruega por nosotros. Santa Rita, esposa del Salvador sufriente, ruega por nosotros.

 

Santa Rita, llena de compasión por los sufrimientos de Cristo, ruega por nosotros. Santa Rita, que un ángel te coloco la corona de espinas, ruega por nosotros. Santa Rita, que llevó las heridas de su misteriosa corona en tu frente, ruega por nosotros.

Santa Rita, que confiaba firmemente en la amorosa misericordia de Jesús, ruega por nosotros. Santa Rita, que importunó al moribundo Salvador con ardientes súplicas, ruega por nosotros. Santa Rita, que nunca dudó de una respuesta amable a tu oración, ruega por nosotros.

 

Para que podamos renunciar a nuestro orgullo, ruega por nosotros, Santa Rita. Para que podamos confiar con confianza en la promesa de Dios ruega por nosotros, Santa Rita.

 

Para que los enemigos de nuestra salvación se confundan, ruega por nosotros, Santa Rita. Para que podamos cumplir perfectamente la voluntad de Dios, ore por nosotros, Santa Rita.

 

Para que nuestras inclinaciones al mal puedan ser destruidas, ruega por nosotros, Santa Rita. Para que la fe en toda su pureza se extienda por nuestra tierra, ruega por nosotros, Santa Rita.

 

Ese santo celo puede llenar nuestros corazones, ruega por nosotros, Santa Rita. Para que podamos infundir un amor santo por la castidad en todos los que entren en contacto con nosotros, ruega por nosotros, Santa Rita.

 

Que en todas nuestras acciones y omisiones podamos esforzarnos por promover una tierna caridad, ruega por nosotros, Santa Rita. Para que podamos ser liberados de toda avaricia, vanagloria y juicios precipitados, ruega por nosotros, Santa Rita.

Que grandes santos se levantarán en nuestra tierra, que edificarán al pueblo y disiparán la oscuridad de la incredulidad, ruegan por nosotros, Santa Rita. Para que podamos ser liberados de todos los enemigos interiores, ruega por nosotros, Santa Rita.

 

Cordero de Dios, que quitas los pecados del mundo, perdónanos, oh Señor. Cordero de Dios, que quitas los pecados del mundo, escúchanos gentilmente, oh Señor.

 

Cordero de Dios, que quitas los pecados del mundo, ten piedad de nosotros. Ruega por nosotros, Poderosa Santa Rita y Que podamos ser dignos de las promesas de Cristo.

 

¡Oh Dios!, que en Tu infinita ternura te dignas escuchar la oración de Santa Rita y concederle a su súplica lo que parece imposible para la previsión humana, la habilidad y los esfuerzos, en recompensa por su amor compasivo y confianza firme en Tu promesa.

 

Ten piedad de nuestra adversidad y ayúdanos en nuestras calamidades, para que los incrédulos sepan que Tú eres el recompensado de los humildes, la defensa de los indefensos y la fortaleza de los que confían en Ti. Través de Jesucristo nuestro Señor. Amén.

Rezar cada día por nueve días.

Oración a Santa Rita de Casia para trabajo

¡Querida Santa Rita!, tu que seguías a Jesucristo y querías que todos los que están cansados ​​fueran a buscarlo por apoyo. Santa Señora, estoy cansado por mi incapacidad de encontrar trabajo asalariado.

Día tras día, mi preocupación y miedo crecen a medida que aumentan los rechazos de mis aplicaciones. Puedo y estoy dispuesto a trabajar pero no puedo encontrar un trabajo que valga la pena.

 

Ayúdenme a obtener uno pronto para que pueda mantenerme a mí mismo y a mi familia de una manera decente.

 

Sin embargo, si es su voluntad que espere más, permítame preocuparme menos y poder aprovechar el tiempo disponible para acercarme a usted.

 

Santa Rita, Santa de los Imposibles,  lleva la serenidad a mi mente y corazón mientras tomo mis exámenes de trabajo, dame una confianza tranquila en mis dones y talentos.

 

Recuérdame mi dignidad y preciosidad  en un mundo donde competimos en exámenes, por un trabajo, para un lugar en la vida. Unge mis recuerdos con el poder de recordar.

 

Mantenme calmado el día de mis exámenes laborales y que mis resultados sean para el enriquecimiento  de mi vida y la educación de mi corazón. Te pedimos esta oración  por Cristo nuestro Señor.

 

Déjame darme cuenta de que hay otras formas de lograr tu reino en la tierra además del trabajo asalariado. Ayúdame a hacer uso de ellos por el momento para que pueda seguir creciendo como persona para tu mayor gloria. Amén

Oración de Súplica a Santa Rita de Casia

Con el alma llena de confianza por los contiguos favores que alcanzas del cielo en bien de tus fieles devotos, vengo hoy a tu presencia a rogarte que intercedas con tu Amado Esposo y Redentor del Mundo a fin de que oigas benigno lo que solicito de su gran poder e infinita misericordia. A ti que recibiste en el transcurso de tu larga y Santa vida, tantas y tan repetidas muestras de ser un alma privilegiada de su Amor, te atenderá bondadoso si le ruegas por mí con ese ardiente fervor que siempre te animaba cuando te postrabas a orar a los pies del Santo Crucifijo.

 

(Exponga brevemente y pida de corazón lo que desea alcanzar)

 

Por tus grandes méritos de pronta obediencia del dictamen de tus queridos padres de abnegada resignación ante las asperezas de tu esposo, de caritativa y heroica inmolación de tus pequeños y amados hijos, de aguda pena al ver las dificultades que tuviste para ingresar a la morada de tus anhelos, el Claustro Religioso, por los intensos dolores causados por la espina de tu frente, pide Santa Gloriosa, me otorgue lo que por tu mediación con ansia vivísima desea mi alma. Si él quiere puede concedérmelo, pues su mano Divina es omnipotente en el Cielo y en la Tierra.

 

Si fuera para mayor Gloria del Altísimo, y bien de mi alma, que vea presto escuchada y atendida mi petición cuyo buen resultado a ruego tuyo confío obtener el poder y bondad de su paternal Corazón. Así sea.