Saltar al contenido

Oración a Santa Margarita de Cortona

santa-margarita-de-cortona
Oración a Santa Margarita de Cortona
5 (100%) 2 vote[s]

La historia de Santa Margarita de Cortona nos revela cómo es posible a través de la fe y el acercamiento a Cristo, cambiar todo el rumbo de la vida para mejorar. Así, Margarita de Cortona paso de ser una mujer pagana a convertirse en una santa.

Santa Margarita nació en Italia, en el año de 1247, en medio de una familia de agricultores. Durante su infancia creció bajo el amor de una madre piadosa que la encamina en el sendero hacia Dios y la oración. Sin embargo, repentinamente a los 7 años de edad queda huérfana de madre. Posterior a ello, su padre se casa nuevamente, esta vez con una mujer que tenía un carácter difícil, dominante e incluso llegaba al punto de ser ofensiva con Margarita, por lo cual esta joven, afectada por la tristeza y el clima hostil de su nuevo hogar, se desvía del camino recto, buscando alegrías fuera de casa.

Con 17 años sale de su casa para irse a vivir con un terrateniente, quien la envuelve con promesas y regalos para convencerla. Durante ocho años vivió una vida en el pecado, sin una unión de matrimonio, rodeada de lujos, placeres y fiestas, aun así, Margarita no se encontraba feliz. En su corazón se encontraba el deseo por ser de nuevo un alma limpia de pecado y con la consciencia en paz. De esta unión nace un niño quien años más tarde sería franciscano.

Santa Margarita encontró en estos padres franciscanos unos sabios sacerdotes quienes la orientaron en el camino, guiándola con prudencia para que rechace las tentaciones del pecado. Santa Margarita se entrega entonces a las penitencias para acercarse a Dios. El acercarse de esta manera a la fe, trajo a la vida de Margarita una inspiración para pensar en el bien del amor de Dios y de cómo ser santos aferrándose a él. Así, comenzó a tener diversas experiencias o éxtasis, y con esos encuentros su espíritu creció en Dios, tuvo visiones, y llevo el resto de su vida en servicio del apostolado, siendo una de las primeras devotas del Sagrado Corazón de Jesús.

Junto con otras jóvenes franciscanas fundó el Hospital de Cortina donde gratuitamente vivió para servir a los enfermos. Con 50 años de edad, el 22 de febrero de 1297 Santa Margarita fallece, habiendo sido ejemplo del rescate de una vida que se ahogaba en el pecado gracias a la luz de la fe de Dios.

Oración a Santa Margarita de Cortona contra humillaciones, difamación y chismes

¡Oh gloriosa Margarita!, verdadera perla que Dios, con su inmenso Amor recuperó de las manos del dragón infernal que te dominaba y poseía, para dar a todos los pecadores con vuestra admirable conversión, santa vida y preciosa muerte, un eficaz impulso a dejar la culpa, practicando el bien y huyendo del mal, la oscuridad y de toda su próxima ocasión.

Bendita sierva del Señor, te pedimos humildemente que desde el trono de la Gloria, intercede por nosotros, vuestros devotos, aléjanos de los que con sus palabras desean hacernos mal, de los que con sus obras y acciones pretenden humillarnos y doblegarnos, socórrenos en esta adversidad que nos llena de angustia y pesar:

(Hacer Aquí tu Petición)

Entregada Santa Margarita de Cortona, por tus lágrimas, ayunos y penitencias, alcánzanos también de Nuestro amado Señor, la gracia de la sincera conversión del corazón, del vivo dolor de nuestras culpas y, después de una santa vida dedicada a su semejanza en el amor a Jesús Crucificado por nosotros, consíguenos una buena muerte y la corona de gloria en el seno de la eterna bienaventuranza.

Así sea.

Rezar el credo, tres Padrenuestros, tres Avemarías y tres Glorias.

Oración a Santa Margarita de Cortona para conseguir un matrimonio felíz

Oh! Gloriosa Santa bendecida por Dios, Margarita de Cortona:

Paloma cándida y hermosa del Divino Amor, que merecisteis de nuestro Divino Dueño, os manifestase en sus santísimas llagas la ingratitud de los pecadores, comunicándoos divinos consuelos para alentar vuestro amor y espíritu.

Oh celestial milagro, que hizo que llegaseis a alimentaros únicamente, con la sangre de estas llagas y hasta brotarla por los ojos, en fuentes de sanguíneas lágrimas de amor a vuestro santísimo esposo.

Alcanzadme Santa mía, vuestra grandísima protección, y que me transforme en el amor de nuestro dueño, que llorando mis culpas, con lagrimas del corazón, salga con vos corriendo tras de el divino Esposo buscando por las calles y plazas al que ama a mi ingrata alma, para que hallándole con la divina gracia no le vuelva a perder por la culpa.

Excelsa Santa, apiadaos de mí y de tal manera como fuisteis y sois, la amada esposa de Nuestro Señor, concededme la gracia del amor en mi vida, para alivio de mi soledad y para engrandecer mi corazón y mi alma, y darle a Nuestro Amado Señor una familia más, que adore a su santo corazón y un nuevo hogar verdaderamente cristiano.

En Vos, prodigiosa Margarita, confío que he de lograr esta dicha, si es para mayor gloria de Dios, para merito de mi alma y para obtener el consuelo y la dicha del sacratísimo sacramento del matrimonio, y dar hijos devotos a Nuestro Señor,

Amén.

Rezar tres Padre Nuestros a Santa Margarita de Cortona

Oración a Santa Margarita de Cortona para hacer peticiones

Oh Gloriosa Santa Margarita de Cortona, preciosa Estrella del cielo que resistes las sombras del Demonio, venciendo las astucias de todo el Infierno.

Mano fuerte, y poderosa contra las diabólicas furias, que sabes poner en fuga al Infernal enemigo.

Alcanzad, santa mía, de vuestro Divino Esposo, que yo sepa resistir las tentaciones que combaten a mi espíritu, para que así triunfe en la guerra de mis desordenados apetitos y merezca, que visite a mi alma nuestro Soberano Dueño,
para que así consiga lo que pretendo en esta plegaria:

(Hacer una petición con la gran fe de que será cumplida)

Atiende mi súplica, si es para honra de Dios y bien de mi alma.

Amen