Saltar al contenido

Oración a Santa Juana de Bagno

oracion a santa-Juana-de-Bagno

Santa Juana fue una religiosa de la iglesia católica quien nació en Italia  y vivió durante el siglo XII. Se sabe que perteneció a la orden camaldulense, y que sirvió con gran devoción, humildad y obediencia a los propósitos del Señor en torno a su vida.

Juana de Bagno di Romagna nació en la ciudad de Fontechiuso de la provincia de Toscana de Italia, en fecha imprecisa, probablemente en la segunda mitad del siglo XI. Provenía de una familia religiosa, por lo cual desde la infancia se consagró para el servicio de Dios. Existen muy pocos relatos sobre la vida de esta santa, no obstante, se sabe que desde joven estuvo de acuerdo con la decisión de sus padres y se preparó para el camino religioso.

Se ofreció para el servicio religioso en el monasterio de camaldulense de Santa Lucía, en Bagno di Romagna, ubicado en la provincia de Forli, donde fue compañera de Santa Inés. Profesó sus votos religiosos y llevó una vida ejemplar de obediencia y dedicación al servicio, siendo querida y admirada por todas sus compañeras, creándose en torno a ella una fama de santidad en vida.

Santa Juana falleció en el año 1105, una leyenda cuenta que las campanas comenzaron a tocar espontáneamente cuando conmemoraban su fallecimiento en aquel momento. Casi de inmediato fue venerada en la diócesis de Borgo San Sepolcro; actualmente es la patrona de dicha ciudad y su culto fue aceptado el 15 de enero de 1823 por el papa Pío VII. En el Martirologio Romano se le recuerda como una religiosa de espléndida obediencia y maravillosa humildad.